Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/12/2015 10:00:00 PM

En el Nivel 7

Blackboard, la compañía global más importante en el negocio de educación virtual, acaba de adquirir en Colombia a Nivel 7, una empresa de consultoría y desarrollo de proyectos de e-learning.

Es el primer caso de un emprendimiento colombiano, perteneciente a la llamada ‘nueva economía’, que captura el interés de una gran corporación. Los comienzos de Nivel 7 se remontan a 2002, cuando en una pequeña oficina en el norte de Bogotá y con 2.000 dólares prestados, los jóvenes Laureano Díaz y Daniel Laverde, recién graduados de Ingeniería de Sistemas de Los Andes, fundaron una empresa dedicada a desarrollar estrategias de educación virtual basadas en la plataforma Moodle, muy popular hoy en educación. Más adelante se sumó José Javier Díaz y Nivel 7 comenzó una etapa de crecimiento y consolidación. Entre sus clientes se encuentran las universidades de Los Andes, La Sabana, El Rosario, La Salle y Externado. Pero estas son una porción menor, porque el 70 por ciento de sus clientes son grandes empresas, entre ellas Tigo, Corona, Mazda, Bayer y Servientrega. Nivel 7 tiene 250 clientes en Colombia, Perú, México y Ecuador, y sus soluciones educativas llegan a más de un millón de usuarios. El año pasado las ventas superaron 5.000 millones de pesos y sus ejecutivos han sido protagonistas activos en las discusiones internacionales del mundo Moodle. Blackboard, con sede en Washington, es el proveedor de tecnología del proyecto de educación virtual más importante del país, el del Sena, con 6 millones de estudiantes, y entre sus clientes en Colombia hay 18 universidades y varias instituciones de gobierno, como el Ejército Nacional. ¿Por qué hay tan pocos casos en Colombia que, como este, despierten el interés internacional? La razón fundamental parece ser que las empresas colombianas no alcanzan todavía masas de usuarios suficientemente grandes. Este es uno de los factores más atractivos en el negocio digital. No obstante, el experto René Rojas, fundador de HubBOG, un espacio de asesoría y aceleración para emprendedores, cree que algunas empresas en breve seguirán similar camino, como Tappsi, que ha revolucionado el servicio de taxis en el país. “Son modelos de negocio disruptivos, que rompen las reglas de juego anteriores, y las grandes corporaciones todavía no entienden o no logran encajar modelos de negocios disruptivos dentro de su estrategia”, explica.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 1830

PORTADA

En la cuerda floja

La economía avanza a paso muy lento. Se necesita con urgencia un estartazo, pero el desánimo y el pesimismo limitan las posibilidades de una recuperación.