Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/22/1999 12:00:00 AM

EN QUE ESTARIAN 100 DOLARES INVERTIDOS EN 1979

La teoría sostiene que las acciones son la mejor alternativa de inversión en el largo plazo. Sin <BR>embargo, en los últimos 20 años en Colombia sus rendimientos han sido desastrosos.


LA SABIDURIA CONVENCIOnal dice que en el largo plazo las acciones son la mejor inversión. Después de
todo las acciones son más volátiles =riesgosas= que los bonos, y la teoría económica dice que los activos más
riesgosos tienen que ofrecer mayores rendimientos a los inversionistas. La historia parece confirmar esta
tesis. Un estudio realizado por Jeremy Siegel, de la Escuela Wharton de Negocios de la Universidad de
Pensilvania, indica que entre 1802 y 1992 el rendimiento anual promedio en términos reales de la bolsa
norteamericana fue del 7 por ciento antes de impuestos, lo cual supera ampliamente el rendimiento promedio
de los bonos del tesoro norteamericano a largo plazo =3,4 por ciento= y el del oro=0,l por ciento=. Aunque la
diferencia parece relativamente marginal, la verdad es que sobre un plazo de tiempo largo marca una diferencia
sustancial. Según cálculos de la revista Forbes, un dólar invertido en la bolsa norteamericana en 1801
equivaldría =antes de impuestos= en 1997 a 514.605 dólares de 1801. El mismo dólar invertido en bonos del
tesoro se habría convertido solo en 727 dólares en 1997.
En este contexto, parecería evidente que un inversionista debería destinar la mayor parte de su portafolio a
inversiones en acciones. Sin embargo esta conclusión es un tanto apresurada. Primero que todo el
desempeño pasado de un activo no necesariamente predice su desempeño futuro. Además, teniendo en
cuenta que la vida de un inversionista es limitada, el rendimiento de las acciones en el largo plazo no
necesariamente es indicativo de su desempeño durante el período que le atañe. De hecho, el comportamiento
de las acciones norteamericanas desde mediados de los años 60 hasta principios de los 70 fue muy
mediocre. Como se observa en el gráfico, los rendimientos de las acciones en Colombia en los últimos 19
años han sido muy decepcionantes. A pesar de que se puede decir que el mercado en los años 80 fue
prácticamente inexistente y que las cosas cambiaron a partir de 1990 con la apertura a la inversión de fondos
extranjeros, la verdad es que, con excepción del mercado alcista de 1991 a 1993, el comportamiento de las
acciones en Colombia en las últimas dos décadas ha sido desastroso. De esta manera, y mirando al largo
plazo, no es absurdo pensar que las acciones colombianas que se encuentran claramente deprimidas podrían
resultar mucho más rentables en la próxima década que las norteamericanas que hoy se encuentran a niveles
astronómicos.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1850

PORTADA

El hombre de las tulas

SEMANA revela la historia del misterioso personaje que movía la plata en efectivo para pagar sobornos, en el peor escándalo de la Justicia en Colombia.