Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 1997/09/01 00:00

EN VIVO Y EN DIRECTO

Con el nacimiento de la primera empresa de televisión vía satélite directa al hogar la competencia en el sector se pone al rojo vivo.

EN VIVO Y EN DIRECTO


La semana pasada, cuando la controversial sentencia de la Corte Constitucional sobre la Ley de Televisión era el tema central de discusión en los principales círculos económicos y políticos del país, ocurrió otro acontecimiento de gran trascendencia para la historia de la televisión nacional: el lanzamiento oficial en Colombia delprimer servicio de televisión digital vía satélite directo al hogar (DTH por sus siglas en inglés).
Se trata de DirecTV, el servicio de DTH de la firma Galaxy Latin America. Galaxy, empresa que distribuye el servicio para América Latina y el Caribe, tiene cuatro socios de talla mundial. Su accionista mayoritario es Hughes Electronics _filial de General Motors_ que es el mayor propietario privado de satélites en el mundo. Los otros socios son la Organización Cisneros de Venezuela, Multivisión de México y TV Abril de Brasil.
Para incursionar en el mercado colombiano dos de los socios de Galaxy Latin America, Hughes y Cisneros, se asociaron con dos de los más importantes grupos en materia de comunicaciones y medios del país, Carvajal S.A. y el Grupo Empresarial Bavaria. De esta asociación nació Galaxy Entertainment de Colombia, empresa que se dedicará a llevar a los hogares colombianos el servicio, el cual incluye actualmente más de 100 canales de video digital y música del mundo entero. Aunque la cifra de la inversión realizada por el consorcio en Colombia no se conoce, fuentes de Galaxy afirman que para prestar el servicio en toda la región se invirtieron 850 millones de dólares.
DirecTV es pionero de la tecnología DTH en el mundo. El debut del servicio a nivel mundial ocurrió en Estados Unidos a mediados de 1994 y ya en junio de 1996 se estaba ofreciendo en América Latina. La acogida que ha tenido el servicio en el poco tiempo que lleva operando es asombrosa: a la fecha cuenta con cerca de cinco millones de suscriptores a nivel mundial. Un hecho sorprendente de la llegada del servicio al país es que aún no lo tienen Europa ni Japón.
La llegada de DirecTV a Colombia se produce en un momento crucial en la historia de la televisión nacional. Por un lado, a partir de enero de 1998, seguramente habrá dos canales privados de televisión abierta en el país, adicionales a los dos públicos existentes. Igualmente se espera que pronto comiencen a operar nuevos canales locales y regionales. Además las principales empresas de televisión por cable del país están lanzando al mercado servicios de valor agregado, como conexión a Internet, aprovechando su infraestructura de fibra óptica.
Finalmente, según fuentes consultadas por SEMANA, Sky Latin America, compañía de propiedad del australiano Rupert Murdoch _quizás el mayor magnate de medios de comunicación en el mundo_, TCI International de Estados Unidos, Televisa de México y Globo del Brasil, planea entrar a competir con DirecTV en Colombia en el futuro cercano. Se rumora que el socio local sería un grupo liderado por El Tiempo y que incluiría a RCN y RTI.
La pregunta que muchos se hacen es cuál logrará quedarse con la mayor tajada de la audiencia colombiana. La televisión abierta, por ser gratuita, seguramente seguirá siendo por muchos años el medio predilecto de la mayoría de los colombianos, cuyos ingresos no son suficientes para acceder a la televisión pagada. Sin embargo, como lo demuestran los ejemplos de otros países, es muy probable que ésta última le robe gradualmente participación a la pública.
En la batalla por aquellos hogares colombianos que tienen los medios para adquirir un servicio de televisión por suscripción es difícil vaticinar cuál servicio terminará imponiéndose. El DTH ofrece varias ventajas sobre la televisión por cable. Por una parte, es el único que cubre el ciento por ciento del territorio del país. Esta es una fortaleza considerable, teniendo en cuenta que el cable sólo llega a las grandes ciudades. Adicionalmente José Antonio Ríos, presidente de Galaxy Latin America, afirma que el paquete de canales que ofrece, aunado a la calidad digital de la transmisión, lo hacen insuperable por cualquier tecnología disponible en la actualidad. Un hecho que indica el potencial del sistema es que aun antes de haber sido lanzado oficialmente en Colombia, DirecTV habría alcanzado la cifra de 8.500 suscriptores en poco más de dos meses.
Sin embargo, la televisión por cable también tiene una serie de ventajas competitivas fundamentales frente al DTH. Entre ellas la de que lleva bastante tiempo operando y cuenta hoy con casi 100.000 suscriptores a nivel nacional. Dada la inversión que los abonados ya hicieron y el costo adicional en que tendrían que incurrir para cambiarse a DTH es poco probable que muchos abandonen su actual servicio. Además, aunque en general las tarifas de DirecTV no son mucho mayores que las de los operadores de cable, el costo inicial de instalación (299.000 pesos) es bastante mayor. Finalmente, las empresas de televisión por cable tienen la ventaja de que la comunicación puede ser interactiva, o sea en ambas direcciones, lo cual facilita servicios como el de acceso a Internet a alta velocidad e incluso el de telefonía.
Lo que sí es claro es que el mayor beneficiario del aumento en la competencia será el usuario. No es descabellado pensar que muy pronto las empresas de televisión por suscripción estarán ofreciendo promociones similares a las recientemente lanzadas por las empresas de telefonía celular y que la competencia producirá una mejora tangible en la producción de programación nacional. Otro hecho evidente es que los grandes grupos económicos del país le están apostando al sector y, en muchos casos, atacando por varios frentes. Es altamente probable que por lo menos tres de los grandes grupos estén en DTH, cable y también en los canales privados. Por algo será.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.