Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/10/1986 12:00:00 AM

ENERO EN SUBIDA

Aumento en el precio de la gasolina y en los demás artículos de consumo en los primeros días del año

Este año, tampoco podía faltar. Pese a las esperanzas de cambio, los primeros días de 1986 le demostraron a los colombianos que, aunque algunas cosas pueden mejorar, por lo menos el fenómeno de las alzas de enero va a seguir repitiéndose todos los años.
Y no es para menos. En escasas dos semanas hubo subida de precios en la gasolina, el transporte, los útiles escolares y los artículos de primera necesidad. La escalada alcista fue tal, que en medios de prensa se llegó a afirmar que, con lo hecho en enero, se borraba lo sucedido en diciembre, cuando el salario mínimo para el nuevo año se incrementó en un 24%.
Como sucede normalmente, la chispa que encendió todo fue el aumento en el precio de la gasolina, después de 14 meses de que éste permaneciera constante. Si bien el alza del 20% en el valor del combustible creó el comprensible rechazo entre la opinión, lo cierto es que la medida se esperaba desde hace tiempo, e inclusive se creía que el incremento iba a ser mayor que el finalmente adoptado.
Tal como lo explicaron los técnicos de Ecopetrol, el precio de la gasolina en Colombia está ligado al dólar, y debido a la tasa de devaluación, la cual en 1985 llegó al 52%, era indispensable un reajuste para no comprometer las maltrechas finanzas de la empresa estatal. Incluso, en medios independientes se llegó a decir que el gobierno desmontó de un tajo la política petrolera de años anteriores, cuando el precio de la gasolina se mantuvo en niveles cercanos a los 75 y 80 centavos de dólar por galón.
Sin embargo, pese a tales discusiones técnicas, el alza fue suficiente para que subieran los precios en otros sectores de la economía. En las principales ciudades del país se produjo un reajuste inmediato en el transporte público, el cual fue insuficiente en opinión de algunos empresarios, quienes el martes pasado se negaron a sacar sus buses en Bogotá. Peor todavía fue lo sucedido en el área del transporte de carga, donde se inició una cadena especulativa que tuvo su fin en el precio final de la mayoría de los alimentos de consumo masivo.
Tomando como excusa lo sucedido con la gasolina, algunos transportadores llegaron a incrementar sus tarifas en más de un 40%.
La aparición de las alzas de enero se constituyó en el campanazo más reciente sobre el peligro de que durante 1986 la inflación se salga de control.
Pese a que ésta se logró dominar durante la segunda mitad de 1985, las cifras del DANE para diciembre, mostraron que el aumento en precios durante el mes (1.4%) fue el más alto del semestre y podría indicar que se va a presentar de nuevo un ciclo alcista. Pese a que los rigores del clima no han sido muchos en esta oportunidad, existen sospechas de que, si no se maneja adecuadamente el abastecimiento de alimentos, se llegaría a una situación similar a la del primer semestre de 1985, cuando la inflación acumulada superó la marca del 18%.
Es por esa razón que dentro del gobierno se desea estimular la producción agricola a través de medidas especiales, entre las cuales se destaca un crédito del Banco Mundial para financiar la importación de equipo agricola. No obstante, se reconoce que adicionalmente se necesita manejar con cuidado aspectos tales como las importaciones de alimentos por parte del Idema y los precios de ciertos artículos de primera necesidad, si no se quiere que la empinada cuesta de enero se siga inclinando en los meses por venir. --
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.