Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/18/2013 1:00:00 AM

Esclavitud moderna

Después de la catástrofe de Bangladesh en la que murieron más de 1.000 personas por el derrumbe de una fábrica textil, el gobierno de ese país acordó aumentar el salario mínimo de los operarios.

Después de la catástrofe de Bangladesh en la que murieron más de 1.000 personas por el derrumbe de una fábrica textil, el gobierno de ese país acordó aumentar el salario mínimo de los operarios  –que está en 38 dólares al mes– y permitir la creación de sindicatos. Por temor a que las marcas occidentales cambien de proveedores, el gobierno anunció una nueva comisión con la participación de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) que inspeccionará las aproximadamente 4.500 fábricas textiles del país –en los últimos días cerraron 18. Ya 31 grandes marcas del mundo afirmaron que estarán pendientes de esta investigación y de los controles que adopte el gobierno de Bangladesh. 

Un informe de la OIT advierte sobre el bajo aumento de los salarios a nivel mundial frente a una mayor productividad, lo que está llevando a que aumente la desigualdad en los ingresos en la mayoría de países. Mientras en Estados Unidos un trabajador puede ganar en promedio 3.570 dólares al mes, en Filipinas gana 123 dólares. La dramática situación de los empleados contrasta con los ingresos de las grandes multinacionales del sector que producen su ropa en las miles de fábricas de los países asiáticos, entre las que se encuentran Benetton, Zara, Gap, el Corte Inglés, Bon Marché y Joe Fresh. La industria textil de Bangladesh representa el 78 por ciento del total de exportaciones y el 17 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB). 
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.