Lunes, 5 de diciembre de 2016

| 2015/11/07 22:00

Para mover a Bogotá

La figura de las alianzas público privadas (APP) aparece como la mejor alternativa para ponerle fin al rezago vial de una capital sumida en un inmenso trancón.

La Avenida Longitudinal de Occidente (izquierda) y la Vía Expresa La Conejera (arriba) están en lista de espera para ser aprobadas por el Instituto de Desarrollo Urbano

En ninguna ciudad de Colombia los empresarios privados han presentado tantas iniciativas para mejorar la infraestructura vial y social como en Bogotá. De 370 iniciativas que registra el Departamento Nacional de Planeación bajo la modalidad de alianzas público privadas (APP), 85 corresponden a la capital. Las empresas se interesan principalmente en los proyectos viales que ofrecen alternativas de movilidad para descongestionar la ciudad más poblada del país, donde el número de automóviles no hace sino aumentar. SEMANA presenta algunas de ellas.

Autopista urbana expresa


Bogotá es una de las capitales más densas del mundo. El factor de crecimiento de la población y del parque automotor afecta drásticamente la movilidad por importantes vías como la troncal calle 80. Esta avenida es fundamental porque se une con la autopista Medellín para salir hacia el departamento de Antioquia y los principales puertos marítimos de la costa Atlántica; además conecta con Tolima y Huila así como otros municipios de la sabana. El proyecto propuesto mediante el sistema APP consiste en convertir la troncal 80 en una autopista urbana expresa. Ello permitiría aumentar la productividad al disminuir los tiempos de salida y llegada a las regiones.

ALO


Bogotá requiere descongestionar los corredores de carga y movilidad del centro y suroccidente de la ciudad, por eso se propuso al Instituto de Desarrollo Urbano (IDU) la construcción de la Avenida Longitudinal de Occidente (ALO). Este proyecto está en los planes regionales desde 1961 y no solo le sirve a Bogotá sino también al sur y el occidente del país, pues conectaría estos sectores y el norte del territorio sin entrar a Bogotá. Medio siglo después de formulada esta propuesta, la necesidad de este corredor está más vigente que nunca. Con este proyecto se podría crear un anillo perimetral que circunvale Bogotá con tres vías: la ALO, la Avenida Longitudinal de Oriente y la circunvalar del sur. Esta APP incluye construir y habilitar una vía entre el río Bogotá y la calle 13, incluida una intersección en el cruce de estas dos avenidas. También propone mejorar la calle 13 entre la ALO y la Boyacá.

Vía expresa La Conejera

El corredor Suba-Cota es otro de los tramos caóticos de Bogotá, en el que un trayecto de diez kilómetros puede tardar 40 minutos. Este problema se debe principalmente a la estrechez de la vía y a que muchos automóviles obstruyen el paso pues esperan ingresar a los clubes de fútbol del lugar.

Por eso, este proyecto presentado al IDU plantea, entre otros, ampliar esta carretera a dos calzadas, cada una de tres carriles, construir un puente sobre el río Bogotá, una estación de peajes y un intercambiador. Esto permitiría que el desplazamiento entre las dos localidades se redujera a siete minutos, pues la velocidad se aumentaría de 20 a 60 kilómetros por hora. Además, al reducirse los factores contaminantes en esta vía, se puede contribuir a la recuperación del río.

Vía expresa al norte

En Bogotá no solo se necesita construir nuevas vías, también es fundamental mejorar el estado del pavimento de muchas de ellas. Este es el caso de la autopista Norte, en la cual hay fisuras y desprendimientos donde, además, por su cercanía al humedal Guaymaral, muchas veces se presentan inundaciones. La propuesta de esta APP consiste en mejorar la autopista Norte y ampliarla en la calzada occidental a seis carriles desde la calle 192 a la 245. Además, busca expandir la carrera Séptima a tres carriles desde la calle 182 a la 245 y ampliar la calle 201 desde la Séptima a la autopista Norte.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.