Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/10/2015 10:25:00 PM

“Estamos comprometidos con Colombia”

El presidente de Odebrecht Colombia, Eleuberto Martorelli, habló de las ventajas de la ley de APP, los proyectos que quieren hacer bajo esa figura y el momento que atraviesa la infraestructura del país.

Semana: ¿Cómo ven ustedes la legislación y las oportunidades que hay en Colombia para desarrollar alianzas público privadas (APP) de iniciativa privada?

Eleuberto Martorelli: La legislación que promueve las APP en Colombia es una de las mejores y más avanzadas que conocemos de todos los países en los que estamos. Incentiva al empresario privado a presentar proyectos de infraestructura importantes para una ciudad, una región o para el país, y permite definir qué tipo de riesgos está dispuesto a asumir y negociarlos de forma transparente con el Estado.

Semana: ¿En cuántos proyectos están trabajando bajo esta figura?

E.M.: Estamos evaluando varias vías y autopistas urbanas. También estamos pensando en proponer APP en el tema de agua, ya sea para su potabilización, tratamiento residual o para el reúso industrial. El agua es el recurso natural más noble y darle solución definitiva es el gran desafío para el siglo XXI.

Semana: ¿En qué quedó la propuesta que le hicieron al Distrito para hacer una APP por la avenida Boyacá en Bogotá?

E.M.: Desafortunadamente, esta administración prefirió trabajar en su propio proyecto. Sin embargo, estamos confiados en que la futura Alcaldía de Bogotá pueda darle vía libre, dada las ventajas que le proporcionaría a la ciudad tener la infraestructura para el TransMilenio de dicha avenida y una autopista urbana, sin que el Distrito tenga que aportar un peso. Todos los candidatos a la Alcaldía conocieron nuestra APP y manifestaron públicamente ser partidarios de la solución que nosotros proponemos.

Semana: ¿Por qué escogieron esa vía y cómo mejoraría la movilidad en la ciudad?

E.M.: La Boyacá es una de las vías más importantes de Bogotá pero presenta serios problemas de movilidad para el transporte público y particular. Proponemos construir una nueva troncal de TransMilenio, con todas sus estaciones y sin semáforos. Para eso, planteamos hacer más de 30 intercambiadores, lo que permitiría movilizar 40.000 pasajeros hora sentido. Unida, se tendría una autopista para carros con pago de tarifa por uso de la infraestructura y dejaríamos dos carriles libres, para quien no quiera pagar. Además, hicimos un diseño amigable con el peatón y nuevas ciclorrutas.

Semana: ¿Y también proponen construir un tramo nuevo?

E.M.: Sí. Prolongaríamos la avenida de la 170 hasta la calle 242 con autopista. En total, serían 46,5 kilómetros, sin semáforos, entre el túnel del Boquerón hasta el norte. Todas las obras valdrían 3 billones de pesos y el Distrito no tendría que poner un solo peso.

Semana: ¿Cuánto invirtieron para hacer esta propuesta y bajo qué argumentos fue rechazada?


E.M.: Invertimos cerca de 5.000 millones de pesos. Entendemos que el Distrito ha preferido trabajar su propio proyecto, por política de la actual administración.

Semana: ¿Y hay posibilidades de revivir la propuesta?

E.M.: Sí. Esperamos discutirla nuevamente con la nueva Alcaldía.

Semana: Frente al panorama económico actual de Colombia y la región, ¿hay suficientes recursos para financiar los proyectos de 4G más las APP por iniciativa privada?

E.M.: El mercado pasa por un momento bastante delicado, por razones relacionadas al ambiente económico mundial, con los respectivos impactos por el precio del petróleo en la economía colombiana. Adicionalmente, es posible que el mercado esté más atento al desempeño de las empresas de infraestructura. No obstante, Colombia sigue siendo un país interesante para los inversionistas nacionales y extranjeros, lo que permite una mezcla de financiación interna y externa. Es importante tener en cuenta que siguen existiendo empresas de infraestructura saludables y el mercado no puede perder la confianza.

Semana: ¿Qué cree que le hace falta o se debería mejorar en la ley y la arquitectura de las APP?

E.M.: Los límites a la inversión pública en contrapartida en las APP que tienen un alto retorno social, más allá del económico. Adicionalmente, el incentivo para el originador de la APP no se compadece con los esfuerzos que realiza en beneficio del interés colectivo. Es algo que debería revisarse. Otro punto siguen siendo los trámites burocráticos. Si los organismos evaluadores respetaran los plazos podríamos tener APP aprobadas y contratadas más rápido.

Semana: Cómo ven el ambicioso plan de infraestructura que está desarrollando el país, ¿es acertado?

E.M.: Acertadísimo y necesario. Colombia necesita ocupar su merecido puesto en la economía mundial y regional y disminuir la brecha de infraestructura es un factor fundamental.

Semana: ¿Cómo van avanzando las obras para recuperar la navegabilidad del río Magdalena?


E.M.: Estamos aún en el periodo de preconstrucción y trabajando en el cierre financiero del proyecto. Nos ha tocado hacerle frente al durísimo fenómeno de El Niño en estos meses. Habíamos previsto hacer una primera campaña de dragado de mantenimiento con un máximo de 200.000 metros cúbicos, pero solamente en un mes de trabajo hemos dragado, con recursos propios, más de 1.650.000 metros cúbicos, lo que garantizó el acceso continuo al puerto de Barranquilla. Seguimos trabajando para mantener en este periodo la navegabilidad permanente desde Bocas de Ceniza hasta Barrancabermeja. Las obras de los diques de direccionamiento previstos contractualmente entre Barrancabermeja y Puerto Salgar están dispuestas para comenzar después del cierre financiero.

Semana: ¿Y cómo va este?


E.M.: Esta Semana recibimos el informe del ingeniero independiente contratado para evaluar el diseño. Ya tenemos el reporte bastante positivo de Fedesarrollo sobre los retornos sociales del proyecto y también el de los abogados independientes. Con estos informes, ya estamos programando las visitas a los bancos y confiamos en que tendremos el cierre financiero antes del primer trimestre del próximo año.

Semana: ¿Cómo están avanzando las obras del Sector 2 de la Ruta del Sol y cuándo la van a terminar?

E.M.: A pesar de todos los eventos eximentes de responsabilidad, sea de naturaleza ambiental, social, predial, de redes, etcétera, no hemos paralizado las obras y seguimos avanzando en ellas. Este año tenemos la expectativa de alcanzar 260 kilómetros de vía nueva y rehabilitar más de 150 kilómetros de la vía existente. Estamos ajustando el plan de obras con la ANI, y la idea es llegar a un acuerdo para hacer los esfuerzos necesarios y concluir las obras en 2018.

Semana: ¿Qué tanto los afecta en Colombia lo que está ocurriendo en Brasil con las investigaciones a varios directivos de Odebrecht y a muchas empresas más?


E.M.: Nosotros estamos convencidos de que los temas de Brasil se están aclarando debidamente y para nada afectan nuestras operaciones en Colombia, ya que somos una empresa descentralizada e independiente en cada país, lo que jurídicamente nos desvincula de los temas de Brasil. Somos 15 áreas de negocios diferentes, divididas en más de 100 empresas, en 23 países de cuatro continentes. Hoy tenemos más de 150.000 empleados que son nuestra mayor fortaleza para cumplir todas nuestras responsabilidades. Odebrecht en sus más de 70 años de existencia nunca ha dejado de entregar siquiera una sola obra en el plazo acordado y con la debida calidad. En Colombia, con mucho honor, llevamos más de 23 años de trabajo ininterrumpido, participando de los grandes proyectos de desarrollo de la infraestructura nacional y estamos convencidos de que, como colombianos que ya somos, seguiremos por muchos años más contribuyendo al crecimiento del país, más aún cuando estaremos en un país en paz.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1844

PORTADA

Francisco superstar

La esperada visita del papa a Colombia tiene tres dimensiones: una religiosa, una política y otra social. ¿Qué puede esperarse de la peregrinación del sumo pontífice?