Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/10/2015 10:20:00 PM

Vías para la costa

La empresa de KMA Construcciones se la juega por el desarrollo vial del Caribe al estructurar dos proyectos mediante la modalidad de asociaciones público privadas de iniciativa privada.

Por lo general, la mayoría de colombianos ven a Cartagena como una ciudad turística. Pero el Corralito de Piedra también se caracteriza por tener un boyante sector portuario. Tan solo el año pasado los terminales de uso público movieron entre exportaciones e importaciones 428.000 TEU (capacidad de carga de un contenedor de 20 pies), una cifra importante si se compara con los 96.000  TEU movilizados por los puertos de uso público en Barranquilla o los 54.000 TEU en Santa Marta.

Si bien en los últimos diez años el Estado colombiano ha intentado desarrollar una infraestructura vial que comunique fácilmente las ciudades portuarias del área con los centros de producción y consumo del interior del país, no ha tenido suficientes recursos. El problema de conectividad vial se ha complicado con el súbito aumento del tráfico que han experimentado en estos mismos años los puertos de la costa Atlántica.

A pesar de las obras realizadas en las vías de entradas a los puertos, que han aliviado en parte las congestiones causadas por el alto tráfico de camiones, algunas no dan abasto y es necesario ampliarlas y mejorarlas. Solo en el sector de la Sociedad Portuaria Regional de Cartagena  transitar el corredor de carga puede tomar más de una hora, cuando normalmente debería requerir 20 minutos o menos.

El gobierno colombiano, consciente de este problema, diseñó el plan de concesiones de Cuarta Generación, cuyo objetivo es mejorar la conectividad vial entre las ciudades portuarias y los centros de producción y consumo del interior del país. Sin embargo, el Estado no tiene el capital suficiente para costear todas las obras necesarias.

Para suplir esta falta de recursos, el gobierno, a través de la Ley 1508 de 2012, autorizó a empresas privadas colombianas e internacionales a estructurar y desarrollar proyectos de mejoramiento vial por su propia cuenta y riesgo, asumiendo la totalidad de los costos. En contraprestación, se permite a la compañía administrar la obra para recuperar su inversión y obtener una ganancia. Esta modalidad de contratación se conoce como asociaciones público privadas de iniciativa privada (APP-IP).

KMA Construcciones, una de las empresas de infraestructura más importante del país, le apostó al desarrollo vial de la costa al formular dos APP-IP que mejorarían no solo la entrada a los puertos de Cartagena sino la comunicación intrarregional entre La Heroica y Barranquilla. Estas vías también serán motor de desarrollo y crecimiento económico

Estas dos iniciativas, que a la fecha se encuentran en manos del gobierno para sus estudios de factibilidad, son Autopista Industrial de Cartagena y Autopistas del Caribe. En la primera se busca mejorar los 23 kilómetros del corredor de carga ubicado entre la Sociedad Portuaria Regional de Cartagena y la variante Mamonal-Gambote, incluyendo la vía hasta Barú, que en la actualidad esta concesionada pero debe retornar a Cartagena en 2018. KMA construiría las dobles calzadas, ampliaría a tres carriles las ya existentes, construiría intersecciones a distinto nivel y rehabilitaría las vías. La concesión tomaría dos años de preconstrucción, 4,5 de construcción y 23,5 de operación y mantenimiento.

La APP-IP Autopistas del Caribe también comenzaría cuando la concesión Autopistas del Sol devuelva al Estado la carretera que comunica Cartagena y Barranquilla entre Cruz del Viso y Palmar de Varela. Las obras incluirían construir la segunda calzada en los tramos en los que Autopistas del Sol S. A. ha desarrollado actividades de rehabilitación.

Ambas obras serán financiadas en su totalidad por la constructora y amortizadas con el recaudo de peajes. Para Menzel Amín, presidente de KMA Construcciones, son una apuesta del sector privado para que el Caribe modernice su infraestructura vial frente a los retos que imponen los tratados de libre comercio, y ayudarán a superar la pobreza de la región: “Históricamente, el Caribe ha sido una de las zonas más atrasadas frente a la distribución de la riqueza, y aunque los indicadores han mejorado creemos que obras como estas, en especial las Autopistas del Caribe, pueden mejorar estos índices al facilitar el empleo, el comercio y la comunicación intrarregional”.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1850

PORTADA

El hombre de las tulas

SEMANA revela la historia del misterioso personaje que movía la plata en efectivo para pagar sobornos, en el peor escándalo de la Justicia en Colombia.