Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2009/01/25 00:00

Estrenos de 2009

Compre y venda acciones por Internet, invierta en el índice de la Bolsa y atrévase a incursionar en el mundo de los derivados. Todo se podrá hacer este año en la Bolsa.

La Bolsa colombiana invirtió cinco millones de dólares para ofrecer a los inversionistas una tecnología de punta

Durante los dos últimos años, la Bolsa de Valores de Colombia (BVC) se ha venido preparando para dar un salto y estar a la altura de las grandes plazas bursátiles del mundo. Gracias a las mejoras en el marco regulatorio y a la nueva plataforma tecnológica, 2009 será de grandes estrenos. Según el presidente de la BVC, Juan Pablo Córdoba, todo está orientado a tener un mercado más dinámico, transparente y seguro. Estas son las novedades.

1. Compre por Internet

La posibilidad de comprar acciones por Internet por fin será una realidad en Colombia. Desde su casa, oficina o desde donde tenga acceso a Internet, ahora cualquier persona podrá comprar o vender acciones de empresas colombianas.

El primer paso para hacerlo es vincularse o inscribirse con una firma comisionista, pues por norma, nadie puede negociar acciones sin pasar por un operador o intermediario.

Pero una vez esté avalado por una firma, el cliente desde su casa podrá operar libremente: comprar y vender en tiempo real. Estará viendo en la pantalla, como un trader especializado, cómo va su orden. Podrá introducirla, cambiarla, retirarla o cerrarla. El inversionista podrá ver en vivo y en directo el precio y decidir el instante de la compra o de la venta. Esto le dará más dinamismo al mercado, representará menos costos y, por consiguiente las comisiones tendrán que bajar.

2. Invierta en el nuevo Índice

Hace un año la Bolsa lanzó su nuevo índice, denominado Colcap. Este refleja las variaciones de los precios de las 20 acciones más líquidas de la Bolsa. Es diferente al tradicional Igbc.

Pues bien, como en las grandes plazas bursátiles del mundo, en Colombia, ahora el Colcap se volverá un índice para invertir. Es decir, un inversionista podrá conformar un portafolio que replique la composición del índice. Recuérdese que en éste cada una de las 20 acciones de la canasta que lo componen participa con un porcentaje.

La utilidad de este derivado financiero es grande. La gente que compra acciones, por lo general, no tiene elementos de cobertura para minimizar los riesgos. Pues ahora con la posibilidad de invertir en el Colcap, que opera como un instrumento de cobertura, los inversionistas, grandes o pequeños, podrán balancear el riesgo.

Pero no sólo es para quienes tengan inversiones en acciones. Sin necesidad de adquirirlas físicamente, se puede tener exposición a ellas.

Alguien podrá comprar unidades de Colcap. Por ahora la inversión mínima es de 50 millones de pesos. Por su tamaño, está muy orientada hacia los administradores de portafolio, pero en el futuro se harán 'mini' contratos del Colcap para que todos los inversionistas puedan acceder a este mecanismo.

3. Que los derivados no lo asusten

Seguramente muchos han oído hablar en los últimos meses de derivados financieros. Y tal vez, muchos no entienden de qué se trata, pero sí saben que eso tuvo algo que ver con la crisis de Wall Street. Algo de razón tienen. Fueron algunos instrumentos financieros tan sofisticados como los derivados los que colapsaron Wall Street. Pero no hay que confundir. Lo que hizo crisis fueron los mercados de derivados no regulados en Estados Unidos.

Los expertos internacionales saben que los instrumentos financieros básicos de cobertura o derivados son una necesidad para el manejo de los riesgos financieros. No se puede renunciar a tener algo que permita cubrir al inversionista. Lo importante es que sean regulados. Y la Bolsa colombiana se metió en ese mundo. Juan Pablo Córdoba dice que el mercado regulado de derivados en Colombia está estandarizado, tiene transparencia, su cumplimiento lo garantiza la Cámara de Riesgo Central de Contrapartes, que no es otra cosa que un ente que monitorea, supervisa y administra cada contrato y exige su cumplimiento.

La BVC tiene este año para ofrecer cuatro productos de derivados básicos. El primero es el de tasa de cambio. Este es importante para aquellos que invierten en dólares y se exponen al movimiento cambiario. Arranca con un precio por unidad de 100.000 dólares. Habrá dos coberturas de tasa de interés, una de corto y otra de largo plazo, a través de títulos de deuda pública del gobierno (TES), y el Colcap para aquellos que prefieren el mercado accionario.

No son instrumentos sencillos, pero se espera que el mercado los vaya asimilando. Lo importante es que los inversionistas tienen instrumentos que les permiten cubrir su riesgo. Cabe anotar que estos también se pueden usar como alternativas de inversión.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.