Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2009/02/14 00:00

Fiebre de compras

El lío con Petrotech en Perú muestra que la estrategia de compras de Ecopetrol implica riesgos. ¿Buena apuesta?

En 2008, la asamblea de accionistas de Ecopetrol aprobó un dividendo por acción de 115 pesos. Este año se espera que esté por encima de 200 pesos

El próximo miércoles se revelará una de las noticias más esperadas por el mundo financiero colombiano: los resultados de Ecopetrol. Los inversionistas están ansiosos. Se especula que la firma dejó utilidades por más de 11 billones de pesos y esto va a hacer que el dividendo prácticamente se duplique.

Además de los resultados financieros, Ecopetrol ha sido noticia por sus adquisiciones. La más reciente es la compra -junto con la estatal de petróleo de Corea 'Knoc'- de Offshore International Group Inc., cuyo principal activo es la firma Petrotech Peruana, que ahora mismo está en medio de un escándalo por corrupción en Perú.

En menos de año y medio, Ecopetrol ha invertido 1.610 millones de dólares en comprar nuevos activos. Primero se hizo a Propilco, por 650 millones; luego, al proyecto K2 en el Golfo de México, por 510 millones. En Petrotech, la inversión de la empresa colombiana será de 450 millones de dólares. Hoy Ecopetrol es un complejo grupo empresarial con inversiones en Estados Unidos, Brasil y Perú y en casi toda la cadena de petróleo, desde la extracción, pasando por la refinación y concluyendo en la petroquímica. Son muchas las razones para que los inversionistas la sigan considerando la mejor opción en el mercado de acciones. Pero ¿qué tan acertada es esta estrategia de compras millonarias?

Hay que ir por partes. Juan Camilo Dauder, analista del sector energético y minero de la firma Interbolsa, explicó que la estrategia de Ecopetrol es de largo plazo y muy ambiciosa. "La meta es llevar la producción diaria desde 550.000 barriles para llegar a un millón de barriles en 2015. Se van a necesitar inversiones de 60.000 millones de dólares. Ecopetrol quiere ser una de las 27 compañías petroleras más grandes del mundo", explicó. Así que si bien las recientes adquisiciones son muy grandes, son apenas el comienzo del proceso. La apuesta tiene dimensiones astronómicas y el camino apenas empieza.

Todo negocio tiene riesgos. En el caso del petróleo, se trata de una industria que necesita altos niveles de inversión, que no necesariamente garantizan los hallazgos de crudo. Ese es el principal peligro. A menudo las compañías del sector invierten millones de dólares en un pozo que sólo encuentra agua. En esas circunstancias, la única salida es levantar las carpas e irse para otro lado.

Además, los mercados se han vuelto más volátiles, lo que se refleja en variaciones drásticas en los precios de los combustibles y las tasas de cambio. El año pasado fue bastante revelador. Durante el primer semestre, los precios del petróleo en promedio estaban disparados, pero había revaluación, mientras que en el segundo semestre, los precios se desplomaron y el dólar empezó a subir.

A eso se le debe sumar otro riesgo inherente a la estrategia de expansión internacional. El caso de Petrotech es claro. Hoy la adquisición está en medio de una polémica en Perú, por un escándalo de corrupción y chuzadas telefónicas. A pesar de que Ecopetrol no tiene nada que ver con la polémica, la venta coincidió con la divulgación de los hechos. Ahora hasta el presidente Alan García pidió que también se revisara la venta. Ingresar a nuevos mercados implica el riesgo de que las cosas no salgan bien.

Ecopetrol es cada vez más una complejísima estructura empresarial queevidentemente no es fácil de pilotear. Así que es necesario estar atentos.

Obviamente, es una empresa sólida, que ha gozado del favoritismo de los inversionistas, pero los retos en el futuro son importantes, pues el negocio está bastante golpeado, tal como lo muestran los resultados de las grandes del sector como BP, que perdió 3.300 millones de dólares en el último trimestre del año pasado; la primera pérdida en siete años. Por eso hay que recibir con alegría los excelentes resultados de Ecopetrol 2008, pero no deben embriagar a nadie, pues los retos futuros son formidables.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.