Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/26/2011 12:00:00 AM

Filigrana del Grupo Sura

La fórmula para financiar la adquisición de ING en América Latina por parte del Grupo de Inversiones Suramericana (Gruposura) fue de alta filigrana.

La fórmula para financiar la adquisición de ING en América Latina por parte del Grupo de Inversiones Suramericana (Gruposura) fue de alta filigrana. Conseguir 3.700 millones de dólares, que cuesta la operación, ya de por sí una transacción histórica para una compañía colombiana, era una labor titánica.

Por ello, el Gruposura sabía que tenía que acudir a una estrategia combinada: emisión de acciones, coinversionistas que se unieran al negocio y caja propia más deuda. El plan que se diseñó buscaba conseguir, por la vía de emisión de acciones preferenciales, 2.000 millones de dólares; a través de inversionistas que se quisieran vincular a la compra de ING, 1.300 millones de dólares más, y en caja había poco más de 500 millones de dólares de bonos internacionales y otros recursos.

Pues bien, la operación ya culminó y el Gruposura logró obtener los recursos. Para muchos es casi una hazaña, teniendo en cuenta el momento tan adverso de los mercados. Cuando se hizo el negocio con ING, el mercado internacional de capitales no estaba tan complicado como hoy y no había motivos de alarma como los actuales. Pero en los negocios hay que estar preparados para cuando cambien los vientos.

El resultado es el siguiente. La emisión permitió conseguir aproximadamente 1.800 millones de dólares, un 60 por ciento en el mercado local y un 40 por ciento en el internacional. El banco suizo UBS -banco líder que ayudó a estructurar el negocio con ING- resolvió vincularse a la emisión con sus fondos de inversión y compró 30 millones de acciones por 500 millones de dólares (equivale al 27 por ciento de la emisión). Con este paquete, UBS entra a ser socio del Gruposura con cerca del 5,2 por ciento de los derechos económicos.

Ahora bien, a través de la figura de coinversionistas se obtuvieron poco más de 1.050 millones de dólares. En esta operación se vincularon la IFC (brazo financiero del Banco Mundial), el Grupo Bolívar y un fondo internacional. Estos tres serán socios en el nuevo holding de pensiones que manejará los activos pensionales de ING.

Sumando lo anterior, más los 500 millones de dólares que tiene el Grupo en caja de emisiones anteriores, faltan alrededor de 300 millones, que se financiarán con deuda. David Bojanini afirma que con este nivel de deuda, la compañía queda en una posición financiera muy sólida que le permitirá continuar creciendo. Se espera que el negocio con ING quede cerrado el 20 de diciembre y que antes de que finalice 2011 el Gruposura sea uno de los más importantes jugadores del mercado pensional y asegurador en América Latina.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.