Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 2009/04/07 00:00

Frenazo 2009

Durante el pasado enero, cayeron la exportaciones colombianas y hasta la inflación se desaceleró como nunca 50 años, síntoma característico de la recesión.

En enero, las exportaciones colombianas disminuyeron en 13,2 por ciento en relación con el mismo mes de 2008. Foto: Foto: Daniel Reina

Las ventas de productos colombianos a países extranjeros cayeron en picada en enero de este año. Mientras en el primer mes de 2008 las exportaciones trajeron al país algo más de 2,8 mil millones de dólares, en el mismo periodo de este año fueron un poco menos de 2,5 mil millones. La disminución fue del 13,2 por ciento.

Colombia es un país que tradicionalmente exporta petróleo y sus derivados, carbón, café y ferroníquel, entre otros. El total de las exportaciones de estos productos tradicionales registró una disminución del 13,6 por ciento en relación con el mismo mes de 2008.

De éstos, las ventas que más disminuyeron fueron las del petróleo, que bajó un 42,2 por ciento y el ferroníquel, con el 61,2 por ciento. El café también redujo bastante las ventas, en un 15,2 por ciento en relación con enero de 2008.

El país también exporta productos no tradicionales, como vehículos, banano, flores, textiles y confecciones, manufacturas, oro y esmeraldas, entre muchos otros. Sin contar las ventas de esos minerales preciosos, el Dane registró una disminución del 12,6 por ciento en las ventas de estos productos al exterior.

Bien es sabido que Estados Unidos es el principal socio comercial de Colombia. Precisamente fue la disminución de las ventas a ese destino lo que mayor influencia tuvo en la caída de las exportaciones. Y debido a la recesión estadounidense, las ventas colombianas a ese país cayeron un dramático 34,2 por ciento en enero.

Colombia, sin embargo, sí tuvo incrementos en las ventas a otros países. Por ejemplo, las exportaciones a los Países Bajos se subieron el 3,7 por ciento; a Perú el 4,5 por ciento y a Ecuador, el 1,6 por ciento. Pero ninguno de estos mercados compra tanto como habitualmente lo hace Estados Unidos. Y las relaciones comerciales con Venezuela, que también es un buen consumidor de productos colombianos, están restringidas por asuntos políticos. Particularmente, se ha vuelto difícil el comercio de vehículos hacia el país vecino.

Pero la mala noticia de la caída de las exportaciones viene acompañada de otra que beneficia los bolsillos de la gente. El Dane reveló que la inflación en marzo tuvo un pequeño incremento del 0,50 por ciento, algo que no ocurría desde 1959, cuando fue del 0,49 por ciento. En marzo de 2008, la inflación subió el 0,81 por ciento.

Así las cosas, el costo de vida en lo que va de 2009 ha subido el 1,94 por ciento y en los últimos 12 meses el 6,14 por ciento, incremento muy inferior al 7,25 por ciento registrado a final del año pasado.

Ese dato, además puede llevar a que el Banco de la República baje las tasas de interés, pues una inflación baja le permite a sus directores ser más flexibles en la fijación de tasas de interés. La ley obliga al Banco a velar por el control del alza de precios.

Sin embargo, aunque la baja inflación pueda tomarse como una buena noticia, no sobra decir que es un fenómeno que se ha venido registrando en los países que han entrado en recesión económica.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.