Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/23/1996 12:00:00 AM

FRENO AL CAMBIO

Si no fuera por las dudas jurídicas, las corporaciones de ahorro podrían definir si quieren convertirse en bancos hipotecarios o en bancos comerciales.

Si hay algo que une ahora a las corporaciones de ahorro y vivienda es la preocupación porque la norma que les permite convertirse en bancos hipotecarios se caiga. Y por eso, muchas de ellas no se atreverán a tomar decisiones mientras las reglas de juego no estén claras.Las dudas surgen por cuanto, según la interpretación de algunos, el espíritu del Estatuto Orgánico del Sector Financiero de 1993 es que la banca colombiana funcione bajo un esquema de especialización. Así las cosas, el gobierno no habría podido expedir el decreto 789 de abril de este año, por medio del cual les otorga a los bancos hipotecarios funciones de bancos comerciales y de Corporaciones de Ahorro y Vivienda _CAV_.En plata blanca, ese es el decreto que les da vía libre a las corporaciones para convertirse en bancos hipotecarios y adoptar un esquema que combine las cuentas corrientes con las operaciones que han venido desarrollando desde los años 70. El problema es que ese mismo decreto fue demandado recientemente ante el Consejo de Estado, precisamente porque va en contra de la especialización. Y aunque no fue aceptada su suspensión provisional, el Consejo aún no ha emitido ninguna decisión. Y así, las corporaciones prefieren esperar.La duda jurídica no surgió con la demanda. Sin embargo, sí aumentó la probabilidad de que el decreto se caiga. Y con ese riesgo, lo que les preocupa a las corporaciones es que el decreto que está demandado les haría más fácil la conversión en bancos hipotecarios, que en teoría es el esquema con el que tienen mayor afinidad, y por eso, el cambio sería menos brusco. Si éste se cae, sólo les quedaría la opción de dar el salto a bancos comerciales o quedarse como están, asumiendo el riesgo de no estar lo suficientemente fortalecidas para enfrentar la competencia de bancos extranjeros. Si sólo pueden convertirse en bancos comerciales, el problema sería para las CAV que pertenecen a un grupo económico que ya tiene ese tipo de entidad. Es decir, Conavi, Colmena, Las Villas, Colpatria y Corpavi. Al fin y al cabo, para ellas podría resultar mejor ser bancos hipotecarios y no repetir las funciones del comercial. Y además, en los casos en los cuales el banco tiene acciones en la corporación, podría haber restricciones jurídicas para mantenerla en el caso de que hagan la conversión a banco. En ese sentido, Colmena tiene una situación distinta, pues el Banco Social no es socio de la entidad. Y en cuanto al resto, lo que han hecho es buscar la fusión con los bancos de sus grupos. Del otro lado están las de los grupos que no tienen banco: Davivienda, Granahorrar y Ahorramás. Para ellas podría resultar mejor dar el salto a banco comercial, sin tener que preocuparse por la repetición de funciones en un mismo conglomerado. No obstante las decisiones de todas dependen de la claridad en las reglas jurídicas. Al respecto, la tranquilidad que tienen es que hay motivos para pensar que el Consejo de Estado no le concedería la razón al demandante, pues hay antecedentes que van en contra de la llamada especialización de la banca. Según el presidente regional de Conavi en Bogotá, Luis Fernando Muñoz, "la Superintendencia Bancaria ha demostrado que, en la práctica, ya no hay especialización". Cita como casos el hecho de que el Banco Popular tenga el sistema de Upac dentro de sus servicios o que los bancos tengan secciones de ahorros.Así mismo, ante las dudas jurídicas, muchas corporaciones han llegado a la conclusión de que el decreto que ha sido demandado no cambia el objeto de los bancos hipotecarios, pues ellos cumplen funciones de banco comercial desde 1923, cuando les dieron la posibilidad de abrir la sección bancaria.Sin embargo, aún reina la incertidumbre en un sector que a junio tenía activos por 11,4 billones de pesos _ver cuadro_, y que a pesar de su tamaño puede no ser lo suficientemente fuerte para sobrevivir a la competencia de gigantes como los bancos españoles en un esquema de multibanca.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1829

PORTADA

Gran encuesta presidencial

Vargas Lleras arranca fuerte, Petro está estancado, Fajardo tiene cómo crecer y los partidos tradicionales andan rezagados. Entre los uribistas, Ramos se ve fuerte. Y Santos tiene 35 por ciento de aceptación. Gran encuesta de Invamer para Caracol Televisión, Blu Radio y SEMANA.