Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 2000/01/17 00:00

GAS DE ORO

Hay enormes beneficios erl la masificación de gas natural en Colombia. Pero se reqviieren <BR>algunos ajustes para lograrlos.

GAS DE ORO


HASTA HACE POCOS AÑOS ERAN MUY COmunes en Colombia las noticias relacionadas con los
problemas que la población urbana tenía con el temido y polucionante 'cocinol'. Las historias sobre las
intoxicaciones y quemaduras que sufría la población por el mal uso de este combustible eran nan de cada día.
Afortunadamente hoy la realidad es otra. La razón: la masificación de la utilización del gas natural como
fuente primaria de energía para las necesidades básicas de la población. Con este energético no sólo se
generó mucha mayor seguridad sino que también se están disminuyendo sustancialmente los niveles de
polución causados por la quema de otros combustibles más dañinos para el ambiente.

LA HISTORIA
El desarrollo del mercado de gas natural en nuestro país se remonta a los años 70, con el descubrimiento de
un importante pozo de gas en La Guajira y la consecuente expansión del consumo del mismo en la Costa
Atlántica, que hasta hoy en día es la región con mayor cobertura en cuanto a conexiones de gas se refiere:
más del 58 por ciento de las viviendas urbanas tienen el servicio habilitado.
Pero es con la expedición de la ley 142 de 1994=o ley de servicios públicos= cuando el negocio de gas natural
realmente comienza a alzar vuelo en el país. A partir de ese momento se ha construido el sistema troncal de
transporte de gas natural que en buena medida es de propiedad de Ecogas, compañía estatal que resultó de
la escisión de los activos gaseros de Ecopetrol que conecta la Costa Atlántica con el interior del país, llegando
hasta Cali en el suroccidente. Adicionalmente se han otorgado varias zonas del país como áreas exclusivas de
explotación para la masificación de este energético, desde Santander y Boyacá hasta Quindío y el Valle del
Cauca. Gracias a ello Colombia cuenta hoy con una infraestructura de explotación, transporte y producción de
gas capaz de atender de sobra la demanda prevista.
Otra de las consecuencias de la expedición de la ley 142 fue la creación de la Comisión de Regulación de
Enerda y Gas=Creg=, encargada de diseñar el marco regulatorio del sector gasero. Una de las grandes
ventajas de la regulación actual es que ha permitido la participación privada en todas las actividades de la
cadena del gas. Varios de los gasoductos troncales están siendo operados por compañías privadas eficientes
y la distribución del gas domiciliario está siendo desarrollada por varios de los grupos energéticos más grandes
dél mundo, entre los que se destacan Gas Natural de España que es la compañía que atiende a la ciudad de
Bogotá, además de tener el mercado de Cundinamarca, Santanderes y Boyacá y la estadounidense Enron,
socio principal de Promigas, compañía líder en el transporte y distribución del gas natural no sólo en la Costa
Atlántica sino en varias regiones del interior del país. Esto ha permitido que serca de dos millones de viviendas
gocen hoy del servicio de gas natural.

EL FUTURO
No todo es color de ro sa, sin embargo, de acuerdo con varios expertos consultados por SEMANA. El
desarrollo del mercado del gas en Colombia es bastante incipiente comparado con otras naciones del mundo.
Y su crecimiento es incierto. Dada la baja penetración de este energético en ciertas partes del país =en
particular en el interior= se espera que este mercado crezca a una tasa promedio de 7 por ciento anual entre
1999 y 2005. Pero para lograrlo será necesario corregir varios problemas que impiden hoy en día la expansión
del servicio.
La primera crítica está relacionada con los precios del gas, tanto en boca de pozo =es decir, en el punto en
donde se extrae el producto de la tierra= como el de transporte. Según estimados de varias compañías
gaseras nacionales el precio del gas en boca de pozo en 2000 se incrementará cerca del 50 por ciento, pues
pasará de 80 centavos de dólar por millón de BTU =que es una medida de las unidades de energía que tienen
los combustibles= a cerca de 1,15 dólares por millón de BTU. Y eso hará que la penetración del sector
residencial tome entre cinco y seis años, tiempo mayor al previsto en 1998, cuando se esperaba que la
penetración se diera a una mayor velocidad.
La tarifa de transporte es =según la opinión de los expertos= otra piedra en el zapato para el desarrollo del
mercado del gas en Colombia. Alejandro Zaccour, vicepresidente de Infraestructura en Corfivalle =compañía
accionista de Promigas= sostiene que "el costo de transporte solamente se reduce en la medida en que haya
un volumen grande de gas transportado por los tubos troncales. Y la única forma de incentivar ese volumen es
que el transporte =mientras se desarrolla el mercado= esté subsidiando la penetración. El subsidio deber¿a
salir de Ecogas, que ya tiene los tubos y necesita incentivar la utilización de la red para recuperar sus costos
y sus inversiones.
Por último está el tema de la penetración de gas para consumo industrial, que también se encuentra por debajo
de lo esperado, pero esta vez por falta de regulación. La forma de incentivar el consumo del gas natural en
este sector es aplicando rigurosamente la ley ambiental con el fin de incentivar la sustitución de combustibles
como el crudo de castilla =energetico pesado y generador de polucion por el gas, que es un combustible
muchi más limpio y fácil de manejar. Sin embargo hasta ahora esta sustitución no se ha exigido a cabalidad.
El gas es un combustible con muchas ventajas. No sólo porque requiere grandes inversiones - que se reflejan
en generación de empleo y demanda - sino porque es mucho más eficiente que otros para calentar alimentos y
agua, para usos industriales y para la generación de energía eléctrica. Inclusive ya hay proyectos para la
utilización del gas a nivel vehicular, en reemplazo de la gasolina, que es más costosa y genera más polución.
Pero para su desarrollo es indispensable que haya reglas de juego claras. Y en eso, a pesar de los avances
de los últimos años, todavía queda mucho por andar.

EL EXPERTO
Antonio Brufau
Presidente mundial Gas Natural
LA PRINCIPAL ventaja que tiene Colombia es que el gas está poco desarrollado. Adicionalmente nos hemos
encontrado un país en donde la gente aprecia mucho el servicio que estamos prestando. Finalmente está la
confianza que nuestro grupo tiene en el país. A pesarde la difícil situación que se vive nuestro negocio es uno
de largo plazo, no es un negocio de hoy para mañana. Lo que seguiremos haciendo es invirtiendo en
infraestructura y consiguiendo el máximo número de clientes satisfechos, quienes retribuirán las inversiones en
el largo plazo.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.