Domingo, 11 de diciembre de 2016

| 2006/12/02 00:00

Gasolina para rato

Ecopetrol estrena presidente, se lanza a explorar en el exterior y prepara su emisión de acciones. Tres razones para el optimismo.

El nuevo presidente de Ecopetrol, Javier Gutiérrez, se posesiona el 18 de enero próximo. El reto es una verdadera democratización accionaria en la compañía

Los accionistas de Interconexión Eléctrica S. A. (ISA) deben estar muy preocupados. Javier Genaro Gutiérrez, quien ideó y puso a funcionar a la primera multinacional de la energía de Colombia, se va a presidir la Empresa Colombiana de Petróleos (Ecopetrol), a partir del próximo 18 de enero.

Y las razones de preocupación en ISA son obvias: Gutiérrez tomó las riendas de esa compañía en plena crisis del apagón a comienzos de los 90 y la sacó adelante. Así que es un ejecutivo de primera línea y difícil de reemplazar, más aun cuando estuvo durante 32 años en ISA.

Pero si por allá hay preocupación, en Ecopetrol el anuncio cayó de perlas, pues la compañía entró en la etapa definitiva de su transformación y, a primera vista, no hay una persona más idónea para asumir el reto. La llegada de Gutiérrez coincide con otros factores que generan mucho optimismo acerca del futuro próximo. ¿Cuáles son las razones?

Primero, la llegada de Gutiérrez garantiza seriedad en el manejo de la compañía y, ante todo, experiencia, especialmente por el tipo de proceso que va a liderar. Gutiérrez fue el encargado de llevar a cabo la capitalización de ISA a través de la emisión de acciones, que logró conseguir unos 100.000 inversionistas particulares. No hay un proceso en Colombia más parecido a lo que quiere hacer Ecopetrol. Así que con la llegada de Gutiérrez, existe una primera garantía de que el proceso será realmente una democratización accionaria y no simplemente la venta a un socio estratégico. Si existe la idea de que en Ecopetrol pasará lo mismo que ocurrió con ISA, se les tapará la boca a muchos opositores.

Otra de las razones de optimismo es el anuncio realizado a mediados de la semana pasada. Ecopetrol y Petrobras se ganaron el proyecto Tucano 156 para buscar petróleo al noreste de Brasil.

Lo más importante de este hecho no es solamente el bloque, sino que es el primer negocio en otro país que logra la estatal petrolera colombiana. Hasta hace tres años, Ecopetrol no podía ni pensar en explorar en el exterior. Pero este año se incluyó por primera vez en la historia un presupuesto de 150 millones de dólares, para buscar petróleo en otros países. Además de Brasil, Ecopetrol ha tocado las puertas en Ecuador, Perú, Argentina y México.

La internacionalización es un camino que lleva al éxito, según se puede desprender de la misma experiencia de Petrobras, que hoy es una de las más importantes compañías petroleras en la región y en el mundo.

Finalmente, la próxima semana, el Congreso de la República podría cerrar con broche de oro este año para Ecopetrol, pues está en sus manos aprobar el proyecto de ley que transforma la firma en compañía mixta. El ajuste, además de ser indispensable para realizar la emisión de acciones, es fundamental para otorgarle autonomía presupuestal a la empresa. Hoy, cualquier proyecto de inversión que quiera hacer Ecopetrol debe contar con la aprobación del gobierno nacional y por eso se han perdido muchas oportunidades de negocio.

Definitivamente, estos nuevos vientos en Ecopetrol son muy positivos. Lo mejor para todos los colombianos es que estos procesos se consoliden lo más pronto posible. De concretarse todo, el cuarto de hora para Ecopetrol apenas comienza.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.