Lunes, 5 de diciembre de 2016

| 2016/02/23 11:15

Con petróleo a la baja, la plata ya no le alcanza al Gobierno

Ante la caída en los precios internacionales de crudo, el gobierno anunció un ajuste en sus gastos de $6 billones. ¿Será suficiente?

Con petróleo a la baja, la plata ya no le alcanza al Gobierno Foto: Fotomontaje SEMANA

Solo faltaba que la agencia calificadora de riesgo Standard & Poor’s lanzara un campanazo de alerta sobre la economía colombiana y las finanzas públicas para que el Gobierno acelerara el anuncio de un fuerte recorte en los gastos para este año.

Aunque desde hace meses diversos sectores venían advirtiendo sobre las dificultades económicas del país, ante el derrumbe de los precios del crudo, sólo hasta este lunes el Gobierno oficializó el drástico recorte en los gastos para que el descuadre en las finanzas públicas no supere los 30 billones de pesos este año, es decir el 3,6% del Producto Interno Bruto (PIB). De esta manera el presupuesto pasará de 215,9 billones de pesos a 209,9 billones.

Prácticamente ningún ministerio se escapará del apretón. La tijera será más fuerte en los gastos de funcionamiento del Estado, incluidos los viáticos eventos, publicidad, entre otros.

El ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, reconoció que muchas entidades tendrán que reducir algunos planes de inversión, aunque enfatizó que no hay razones para el pesimismo y que el país será capaz de acomodarse a los nuevos precios del petróleo.

Sin embargo, otros analistas son menos optimistas y creen que el panorama fiscal es más complicado de lo que el gobierno sostiene. El congresista del Centro Democrático, Iván Duque, sostiene que el recorte no es suficiente y se necesita todavía uno mayor ante la magnitud de la baja en los precios del petróleo y ante el descuadre en las cuentas externas que podría alcanzar los 48 billones de pesos, cerca del 7 % del PIB.

Y es que la caída en las cotizaciones del crudo ha sido dramática, de más del 70 % en los últimos 18 meses. Para este año, por ejemplo, el Gobierno había elaborado el presupuesto de gastos con base en un precio de 55 dólares, muy alto frente a las cifras actuales que sitúan el barril por debajo de los 35 dólares.

Esto ha llevado a que todas las cuentas se le descuadren si se tiene en cuenta que el petrolero es uno de los sectores que más recursos le generan al Estado. Mientras en 2013 ingresaron a las arcas del Estado alrededor de 23 billones de pesos hoy esa cifra se ha desplomado a menos de 3 billones de pesos.

Y en medio de este panorama complicado está la discusión de una reforma tributaria que aumentaría la tarifa del IVA, eliminaría exenciones y pondría a pagar más tributos a los colombianos, sobre todo a los de la clase media.

La discusión está candente porque mientras algunos analistas insisten en la urgencia de presentarla al Congreso lo antes posible, el Gobierno dice que primero va a socializar algunas de las propuestas y que la reforma la presentará en el segundo semestre de este año.

En el fondo, y así no lo reconozca públicamente, están los diálogos de La Habana ya que la administración Santos no quiere darse la pela y llevar al Congreso una reforma que es impopular antes de que se apruebe el plebiscito por la paz.

Si bien el país no tiene problemas tan complejos como los que afrontan sus vecinos, la situación económica no es muy halagüeña ya que la inflación sigue en alza, por encima del 7 %, y el crecimiento económico estaría muy por debajo del 3 %.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.