Sábado, 1 de noviembre de 2014

| 2013/03/29 07:00

Gobierno da ‘electrochoques’ a la industria

Para reanimar al sector, que se encuentra en estado crítico, se necesitará mucho más que atacar la revaluación. ¿En qué consiste el plan de choque que planea el gobierno?

“Lo que la realidad nos enseña es que debemos poner el foco en la política industrial”, dice el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas. Foto: Alejandro Acosta / Dinero

El año pasado terminó muy mal para la industria. En su conjunto, el sector manufacturero decreció 0,7 por ciento frente a 2011, siendo la única actividad económica que cerró el año en rojo. Lo grave es que el 2013 no comenzó mejor. Según la Encuesta de Opinión Industrial Conjunta –que realizan varios gremios– enero mostró bajos crecimientos en producción y ventas, menor dinamismo de pedidos, mayores inventarios y una caída en el empleo manufacturero. Todo esto se tradujo en una disminución del 1,7 por ciento en la producción del primer mes del año, según cifras del Dane.

Los industriales dicen que el país no se puede resignar a otro mal año en la actividad manufacturera y por eso están lanzando un S.O.S al gobierno. El ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, reconoce que el sector que hoy requiere de especial atención es la industria. “No tenemos que ir al médico, pero de necesitar un especialista, es para la industria”. 

Su colega, el ministro de Comercio, Industria y Turismo, Sergio Díaz-Granados afirma que este es un momento de reflexión. “Un mal diagnóstico de lo que está pasando en la industria nos llevaría a tomar malas decisiones”. 

Y en ese diagnóstico, la revaluación del peso aparece como la madre de todos los males, pero no es el único problema que hay que atacar. Hay otros factores que están frenando al sector. Los industriales armaron una lista con las necesidades más apremiantes. Para ellos se requiere disminuir los costos de energía y logísticos; eliminar la póliza de chatarrización y reglamentar la reforma tributaria. A lo anterior suman la necesidad de fortalecer las aduanas y contar con mecanismos expeditos de defensa comercial. En el listado también piden mejor reglamentación técnica y aprovechar mejor los tratados de libre comercio.

El ministro de Hacienda afirma que el gobierno tiene toda la disposición para adoptar ese tipo de políticas. “No tenemos inconveniente en diseñar las fórmulas para hacer competitiva a la industria. Creo que no hay un instrumento o herramienta ganadora, son varias”.

En este sentido, el gobierno está preparando un plan de choque tanto para la industria, como para el sector agropecuario. El presidente Juan Manuel Santos hará en breve los anuncios.

El paquete incluye adelantar el calendario de la reforma tributaria -en algunos apartes- para el primero de mayo. El desmonte de los parafiscales de Sena e ICBF estaba previsto que entrara en aplicación el primero de julio, pero se adelantó dos meses. Se espera que por la vía de la reducción de estos costos a la nómina, las empresas ganen en competitividad. 

Otra medida del plan de choque tiene que ver con eliminar una de las sobretasas que todavía se aplica al consumo de gas en la industria. Esto podría representarles un ahorro del 9 por ciento en los costos, especialmente a las empresas que se conectan a la red de transporte. Además el gobierno está trabajando en una fórmula para reducir aún más el costo de la energía eléctrica. “En esta materia hemos hecho bastante, pero puede que no sea suficiente y que serviría más inversión en infraestructura para reducir costos de transporte”, reconoció el ministro de Hacienda.

El gobierno también agilizará la reglamentación de la reforma tributaria en lo relacionado con IVA de bienes de capital y devoluciones por altas tasas de retención.

En los temas macroeconómicos, la última reducción de las tasas de interés del Banco de la República –la tasa de referencia quedó en 3,25 por ciento– es una noticia muy positiva para el sector. Esto significa menos costos del capital, lo que facilita la inversión de las empresas, pero también es un estímulo para el consumo de los hogares, que se había desacelerado el año pasado. 

La tasa de cambio sigue siendo el eterno dolor de cabeza del sector productivo y allí es donde piden acciones más efectivas. Los empresarios están pidiendo nuevas herramientas, porque aseguran que no es posible contrarrestar la actual tasa de cambio solo con aumentos de productividad. Según Mauricio Cárdenas, no se han agotado todas las opciones de política y asegura que todavía hay instrumentos que pueden usar. Hace algunas semanas no descartó los controles de capitales.  

Lo cierto es que el tratamiento de choque a la industria no da espera. Si bien, como dice Díaz-Granados no hay que perder de vista que más de la mitad de los países industrializados del mundo presentan crecimiento negativo en este sector, Colombia no se puede dar el lujo de descuidar su industria, que es el gran generador de empleo.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×