Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/9/2014 1:10:00 PM

Gobierno y sector privado llegan a un acuerdo tributario

La nueva propuesta contempla una reducción en el impuesto al patrimonio y el aumento de un punto en el CREE.

Después de muchas reuniones en busca de una nueva fórmula para la reforma tributaria, el equipo técnico del ministerio de Hacienda y el Consejo Gremial Nacional (CGN) llegaron a un acuerdo.

Básicamente consiste en bajar las tarifas del impuesto a la riqueza (antes patrimonio) y subir un punto la sobretasa al CREE (Impuesto sobre la Renta para la Equidad). Se mantiene el cuatro por mil.

La nueva propuesta que deberán discutir las plenarias de Senado y Cámara esta misma semana es la siguiente. En cuanto al impuesto a la riqueza que recaerá sobre las empresas que tengan un patrimonio líquido superior a 1.000 millones de pesos las nuevas tarifas irían así: 1,15 % en el 2013 (la propuesta original era de 1,3 %). Para el 2106 descendería a 1 % (no sufrió modificación) y bajaría a 0,4 % en el 2017 (estaba en 0,75 %).

Se mantiene la idea de que partir de 2018, este impuesto desaparezca para las personas jurídicas, es decir las sociedades. Tampoco se modificó la propuesta de que este gravamen cobije a las personas naturales quienes pagarían una tarifa máxima de 1,50 % anual entre 2015 y 2018. A diferencia de las empresas, en el caso de las personas, el Gobierno propone mantener este impuesto después de 2018.

Los gremios y el Gobierno también acordaron que la sobretasa al CREE (Impuesto sobre la Renta para la Equidad) tenga un aumento, ante la reducción en las tarifas del impuesto a la riqueza. Así, el CREE que gravará las utilidades superiores a 800 millones de pesos de las sociedades quedará de la siguiente manera: La sobretasa será de 5 % en 2015 (estaba originalmente en 4 %); de 6 % en 2016 (no se modifica); de 8 % en 2017 (estaba en 7 %) y de 9 % en 2018.

Se trata de una mezcla de impuestos que le permitirá al Gobierno cubrir el hueco de 12,5 billones de pesos que tiene el presupuesto del 2015, pero que en conjunto -hasta el 2018- dejará un recaudo de 53 billones de pesos.
Aunque el sector privado y el Gobierno llegaron a este acuerdo, es el Congreso el que deberá pronunciarse al respecto. Cabe recordar que las comisiones económicas conjuntas ya habían aprobado la ponencia original. Ahora el gobierno tendrá que sustentar los nuevos cambios propuestos a raíz de las críticas de los empresarios.

Si bien hubo consenso entre el Consejo Gremial, algunos empresarios fuera de este órgano patronal no han quedado tranquilos, como los voceros de la industria petrolero. Para ellos la reforma balanceada con un mayor peso en el CREE los afecta considerablemente porque se trata de un sector que genera altas utilidades y al mismo tiempo tiene un patrimonio bajo.

El Gobierno aprovechará este proyecto de reforma tributario para hacer ajustes a la Ley 1607 de 2012 que, entre otras eliminó la contribución parafiscal de Sena e ICBF y creó el CREE. Se hará claridad sobre la posibilidad de cruzar las pérdidas contra el CREE, los impuestos pagados en el exterior y la deducción del costo de la nómina.

En uno de los nuevos artículos del proyecto de reforma tributaria que se tramita en el Congreso, el gobierno está proponiendo reducir el umbral del IMAS (impuesto mínimo alternativo simple). Este sistema se creó en la Ley 1607 de 2012 y le permite, a quienes lo apliquen voluntariamente, tener su declaración de renta en firme después de seis meses.

Según la Ley, podían optar por el IMAS quienes tuvieran una renta gravable inferior a 4.700 UVT (unos 126 millones de pesos año 2013). Pues bien, el gobierno quiere bajar el umbral a 2.800 UVT (unos 75 millones de pesos). La razón es que se encontró con una sorpresa en las pasadas declaraciones de renta. Muchos de quienes aplicaron el IMAS tuvieron saldos a favor, especialmente contribuyentes en el rango entre 6 y 13 millones de pesos de salarios. Estas devoluciones se estiman en unos 210.000 millones de pesos.

Ahora, al bajar el tope, más contribuyentes tendrán que optar por el IMAN (impuesto mínimo alternativo) que establece un piso para el pago de impuestos para las personas naturales. Cabe anotar que la DIAN, fijó en 28.279 pesos la Unidad de Valor Tributario-UVT que regirá a partir del primero de enero de 2015.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.