Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 1984/02/13 00:00

GOLPE DE GRACIA

En espectacular operativo, un comando del F 2 rescató a un secuestrado y desmanteló un cuartel urbano del ELN en donde habían permanecido secuestradas más de 8 personas

GOLPE DE GRACIA

En un operativo cuya organización duró poco menos de un mes y en el cual intervinieron más de 100 hombres que trabajaron día y noche utilizando sofisticados sistemas de rastreo y comunicacion, un comando del F-2 de la Policía Judicial, encabezado por el coronel Miguel Maza, asestó la semana pasada uno de los más rudos golpes al ELN. El operativo, montado para rescatar al industrial lituano Algimantes Didziulis terminó con la liberación del secuestrado y un saldo de tres guerrilleros muertos y seis capturados, además del desmantelamiento del cuartel general urbano de la organización guerrillera, que funcionaba en la carrera 105 con calle 22 en Fontibon
El cuartel general del ELN, que presuntamente tenía en deposito el ex juez Iván Darío Murcia Rojas, capturado durante la operación de liberación del ejecutivo de la Texas, Kenneth Bishop, había servido de cárcel a ocho personas más, entre ellas Sonia Sarmiento, Alfonso Esguerra, Juan Pablo Espinosa, Rodrigo Liévano, Katherine Kirby, Rocco Lupini, Celino Calvache y el hermano del Presidente, Jaime Betancur. Por otra parte, según investigaciones adelantadas, desde allí se planeó el asalto a la sucursal del Banco Cafetero del ICA en Tibaitatá el 28 de julio pasado.
Según declaraciones del coronel Maza, las municiones, las armas, los equipos de comunicación, los implementos de uso privativo de las Fuerzas Armadas y las instalaciones acondicionadas para mantener en cautiverio a los secuestrados, demuestran cómo cada día, los grupos guerrilleros "se están sofisticando más en sus modos de operación".
Las primeras conclusiones de las inspecciones realizadas en la edificación que servía de base al grupo guerrillero en Fontibón, indican que se estaban acondicionando 5 cárceles del pueblo y, además de un gimnasio y polígonos de tiro encontrados, existía un socavón de 20 metros cuadrados.
Los resultados del operativo demuestran que el ELN se había comprometido en operaciones -secuestros y atracos- con móviles eminentemente económicos, como también, en el caso del secuestro del doctor Jaime Betancur, en empresas con motivaciones fundamentalmente políticas. Por otra parte, al encontrar pistas relacionadas con el secuestro del ejecutivo de la Texas, Kenneth Bishop, quedaría sin piso la hipótesis según la cual el ciudadano norteamericano habría sido secuestrado por la ORP.
SEMANA logró el registro gráfico del lugar que sirvió de cuartel al grupo guerrillero y en el cual funcionaba anteriormente una fábrica de aceites.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.