Miércoles, 22 de febrero de 2017

| 2017/01/04 22:27

“El 2017 será un mejor año en materia económica”

Juan José Echavarría, quien acaba de posesionarse como gerente del Banco de la República, dice en entrevista con Semana.com que ya pasó lo peor en materia de inflación y que la paz sí traerá beneficios económicos.

“El 2017 será un mejor año en materia económica” Foto: Juan Carlos Sierra / SEMANA

Semana.com: Algunos dicen –entre ellos el Gobierno- que ante el choque externo tan fuerte que sufrió el país, con la caída del petróleo, crecer al 2 % no está mal. ¿Usted también lo cree?

Juan José Echavarría: El mundo sigue creciendo, pero no América Latina. En la región Colombia se encuentra dentro de las economías que aún crecen. 

Semana.com: El 2016 fue un año, muy duro. ¿El 2017 será igual, peor o mejor?

J.J.E.: Será mejor. Creo que tocamos fondo.

Semana.com: Por estos días, se hacen cuentas sobre las alzas que vendrán con la reforma tributaria, ¿qué tanto le pegará a la inflación el incremento del IVA?

J.J.E.: El punto central es que la inflación estará en el rango meta a finales de 2017. Además, el incremento del IVA tendrá un efecto transitorio, una sola vez, pues no habrá nuevos aumentos de IVA en los próximos años. Por supuesto, los efectos transitorios sobre la inflación son variados y complejos. Su estudio cuidadoso es un reto importante para el Banco.

Fotografía: Juan Carlos Sierra / SEMANA

Semana.com: Pero cree que en su primer año al frente del Emisor, se cumplirá la meta de inflación…ya van tres años sin lograrse.

J.J.E.: Creo que sí. La economía continúa ajustándose a la fuerte caída en los precios del petróleo registrada desde mediados de 2014, y a la inflación causada por la depreciación de la tasa de cambio y el Fenómeno de El Niño. El staff técnico del Banco estima que la inflación estará en el límite superior del rango meta (2% - 4%) en el segundo semestre de 2017.

Semana.com:¿Cuál es el principal reto de la economía colombiana, en el mediano plazo?

J.J.E.: El reto para el Banco es estar siempre preparados para enfrentar choques internos y externos. El reto para la economía colombiana es volver a crecer a tasas altas con inflación en la meta de largo plazo.

Semana.com: La inflación de 2016 descendió más rápido de lo que muchos presagiaron. ¿Hay que darle la razón a la junta del banco con sus decisiones?

J.J.E.: Sí hay que darle la razón a la junta que elevó tasas aún en una economía desacelerándose, básicamente porque las expectativas de inflación estaban desancladas.

Semana.com: La junta directiva, en la sesión de diciembre, bajó la tasa de interés, lo cual ha sido interpretado por analistas como que vendrán nuevas reducciones. ¿Están leyendo bien?

J.J.E.: Se están dando las condiciones. Pero habrá que esperar a ver con, más información, cómo evoluciona el año. Como quedó claro en las últimas minutas algunos de los miembros consideraron que aún no estaban dadas las condiciones para comenzar a bajar.

Semana.com: Si bien la inflación es la principal tarea del banco central, hay otras variables, como la tasa de cambio, que impactan los precios. ¿Se pueda hablar de una tasa de cambio ideal para no generar inflación?

J.J.E.: No hay tasa de cambio ideal. Nuestro objetivo principal es preservar el valor del peso. La relación entre el peso y el dólar, la tasa de cambio, es importante para el Banco en la medida en que afecta los precios y el crecimiento. Tratar de controlar su nivel puede traer efectos indeseables, aun cuando el Banco ha contribuido a reducir su volatilidad.  

Semana.com: Donald Trump se posiciona en los próximos días y hay muchas preocupaciones porque vuelva el proteccionismo y se afecte el comercio mundial. ¿Usted también las tiene?

J.J.E.: Hace algunos años las discusiones se centraban, precisamente, sobre la necesidad de tener un acuerdo comercial con Estados Unidos por si en algún momento remoto ese país adoptaba políticas proteccionistas. Muchos consideraban este argumento muy improbable. Pero el momento llegó y todos estamos a la espera sobre qué tan proteccionistas serán las políticas de la nueva administración de los Estados Unidos. En todo caso, lo único seguro es que vendrá mucha volatilidad e incertidumbre en la economía mundial, lo cual impone más retos a la política del Banco de la República.

Semana.com: ¿Ve alguna amenaza en particular para Colombia?

J.J.E.: Por el momento no veo ninguna. En todo caso, tener un acuerdo comercial con ese país nos protege de lo que pueda venir.

Semana.com: ¿Qué efectos debemos esperar con la reducción de tasas por parte de la Reserva Federal de Estados Unidos?

J.J.E.: Ninguno. La existencia de un régimen de tipo de cambio flexible como el que existe en Colombia hace que las decisiones de tasa de interés en Estados Unidos tengan poco impacto sobre lo que debemos hacer en Colombia con la política monetaria. 

Semana.com: ¿Le preocupa el populismo que se expande por el mundo y los ataques contra la globalización?

J.J.E.: La globalización es un fenómeno que no ha sido comprendido en toda su magnitud. Yo creo que, a pesar de las muestras de populismo, la globalización es irreversible y por más que se impongan medidas proteccionistas a la fuerza será imposible evitar que siga avanzando. Infortunadamente en el corto plazo muchas de estas medidas pueden afectar negativamente el crecimiento y el comercio mundial y eso es poco beneficioso para Colombia.    

Semana.com: Usted que ya fue codirector ¿qué tanta presión ejerce el Gobierno cuando hace comentarios y críticas a la Junta por las decisiones sobre tasas de interés?

J.J.E.: Los comentarios y análisis son siempre bienvenidos, puesto que enriquecen la discusión. Sin embargo, las presiones no tienen influencia en las decisiones de la Junta, de carácter técnico y tomadas de acuerdo con la información disponible en ese momento.

Semana.com: Dentro de todos los que opinan sobre el Banco de la República, algunos han recomendado vender parte de las reservas internacionales, para, por ejemplo, prepagar deuda, o para financiar carreteras…usted que opina.

J.J.E.: La Constitución Política de Colombia asigna al Banco de la República la función de administrar las reservas internacionales. Así mismo, define que éstas deben ser manejadas con criterios de seguridad, liquidez y rentabilidad. Las reservas internacionales son de la Nación, y facilitan el acceso del Gobierno y de los agentes al crédito y a los mercados internacionales de capital. Por ello no puede ni debe el país utilizar sus reservas en la financiación de carreteras o en el pago de la deuda externa.

Semana.com:¿Cómo nos puede pegar la situación de Venezuela con su hiperinflación y su recesión?

J.J.E.: La hiperinflación ha producido cuatro años consecutivos de caída en el Producto Interno Bruto de Venezuela, y ello afecta negativamente los flujos comerciales que ya son reducidos. Paradójicamente, la crisis venezolana ha traído flujos de empresarios, pero crisis en las fronteras.

Semana.com: El país está a las puertas del posconflicto. ¿Cómo ve esta etapa y qué tan optimista es del llamado dividendo por la paz?

J.J.E.: Los países en paz crecen 2 puntos más que los países en guerra, pero la situación de Colombia es “extraña” pues no se trata propiamente de una guerra abierta. Podemos esperar que muchos sectores productivos se vean beneficiados por el fin del conflicto tales como la agricultura y el turismo. El reto es la transición. En particular, cómo se financiará este proceso y las instituciones que hay que crear para consolidar la paz.

Semana.com: En el momento de su elección, algunas comentaristas señalaron que lo veían muy cercano al Gobierno y que eso podría afectar la independencia del banco central. Usted que dice…

J.J.E.: En mi caso no sé quién me nombró. Eso es secreto. Tengo la confianza de que la mayoría de la Junta votó por mí. Además, soy un convencido de que en el Emisor hay que hacer lo que toca y eso no tiene que ver con lo que recomiende el gobierno de turno.

Semana.com: En febrero llegan dos nuevos miembros a la Junta, lo que significa que quedarán cuatro codirectores nombrados por este Gobierno. En igual sentido de la anterior, algunos creen que esto puede lastimar la independencia del Emisor…

J.J.E.: Yo he pensado mucho en ese tema. He mirado cómo actuaron los codirectores nombrados por los diferentes gobiernos en juntas pasadas y no hay ninguna relación. Cada codirector que llegó pensó en el largo plazo, porque así están diseñadas las instituciones en Colombia. Un codirector sabe que se puede quedar 12 años, y por lo tanto no hay ninguna relación entre quien nombra y las decisiones que toma ese codirector. La calidad de cada miembro de junta es espectacular. Yo espero que el gobierno Santos nombre dos miembros de las calidades de los anteriores. Y recuerde que la reelección presidencial termina y con ello se acaba ese problema de que un número de codirectores termine nombrado por un mismo gobierno.

Semana.com: Usted es un estudioso de otros temas, como el café. La misión que lideró propuso cambios significativos para este sector. ¿Cree que se están ejecutando o faltan muchos?

J.J.E.: Hubo algo importante y es que se desregularon todas las exportaciones de café. Eso era impensable hace 10 años. La misión tuvo dos partes. Una que es la descripción de lo que pasó en café en los últimos 20 años. Y otra de propuestas. Estas pueden ser mejoradas. Me hubiera gustado ver que el Gobierno se retirara del Comité Nacional de Cafeteros, porque pienso que al gremio cafetero le conviene una mayor independencia. No se dio, pero no significa que algún día no se pueda dar.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.