Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 2016/06/22 10:19

Nuevo capítulo en la novela por la representación de Hyundai en Colombia

Un juez de Bogotá reiteró a la coreana Hyundai Motor Company que se abstenga de comercializar carros por fuera de la red del empresario colombiano Carlos Mattos.

Nuevo capítulo en la novela por la representación de Hyundai en Colombia

Un nuevo episodio se desató en la batalla comercial con el grupo ecuatoriano Eljuri y el reconocido empresario barranquillero Carlos Mattos por la representación de la marca de vehículos Hyundai en Colombia. Si bien desde Corea del sur, sede de la matriz de la marca, se buscó sacar al colombiano del negocio, este interpuso acciones legales para mantenerse.

El empresario nacional ya había logrado una medida cautelar por la que la sociedad Neocorp S.A.S se le prohibía la comercialización de vehículos y repuestos de Hyundai en el país.

Una nueva decisión del juzgado sexto civil de Bogotá reitera dicha prohibición, lo que significa que la marca solo puede ser vendida en el país por la empresa Hyundai Colombia Automotriz S.A., propiedad de Mattos.

El lío entre la empresa surcoreana -quinta productora de vehículos del planeta- y Mattos data desde abril de este año.

Todo comenzó cuando el empresario le reclamó a un juzgado en Bogotá que la empresa de su poder, Hyundai Colombia Automotriz S.A., era la única autorizada para comercializar vehículos de la marca, y que la empresa Neocorp, parte congloemrado ecuatoriano Eljuri, que había un firmado un contrato en enero de este año para ser el distribuidor autorizado de Hyundai, no tenía esa potestad en el país.  

La pugna por la representación de Hyundai fue un novelón que causó confusión en el mercado, al punto de que los usuarios de los vehículos coreanos, no sabían quién es el distribuidor autorizado de la marca.

Tan pronto se conoció el primer dictamen del juez, en abril, las partes enfrentadas se pronunciaron pero no lograron aclarar la situación. Neocorp afirmó que no había sido notificada de la decisión del juez y que por ser el distribuidor autorizado por Hyundai Motor Company “continuará operando en concordancia con los derechos y deberes que le otorgan los contratos que ha suscrito y el compromiso irrenunciable de atender al mercado colombiano”.

Además de acudir a los estrados judiciales, Mattos presentó denuncias ante la Superintendencia de Industria y Comercio por competencia desleal y monopolio en el mercado de taxis.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.