Lunes, 27 de febrero de 2017

| 2015/09/19 22:00

La gigante cervecera que quiere comprar a Sab Miller

Si se concreta la compra nacería un gigante cervecero que manejaría el 30 por ciento del mercado global. El impacto también se sentirá en Colombia.

La intención de AB InBev (Anheuser-Busch InBev), la primera productora de cerveza del planeta, de quedarse con su rival SABMiller, la segunda del mercado, podría estar más cerca que nunca de convertirse en realidad. La semana pasada, el gigante belga-brasilero hizo público su interés de adquirir a la firma anglo-surafricana y aunque no oficializó su oferta económica, la noticia hizo subir como espuma las acciones de las dos compañías. Las de SABMiller en 20 por ciento y las AB InBev por encima del 7 por ciento.

Este revuelo tiene sus razones. Si se concreta la operación nacería el mayor productor de cerveza del mundo, que manejaría el 30 por ciento del mercado, con ventas superiores a los 80.000 millones de dólares y más de 400 marcas reconocidas. AB InBev comercializa Budweiser, Brahma, Corona, Stella Artois, Beck’s, entre otras, mientras que en el portafolio de SABMiller están Peroni, Castle, Miller y Bavaria.

Las dos se complementarían porque AB InBev tiene fuerte presencia en Estados Unidos, en varios países de América Latina y Oriente Medio, mientras que SABMiller participa fuertemente en África y Asia, incluida China, y en esta parte del mundo en Colombia y Perú.

SABMiller confirmó la noticia por medio de un comunicado en el que reveló la intención de AB InBev de hacer una propuesta de compra, aunque precisó que todavía no había recibido oferta alguna. Ésta última dijo, por su parte, que quería trabajar en un acuerdo con SABMiller en lugar de buscar una adquisición hostil, pero advirtió que no hay certeza de que este acercamiento termine en una oferta o acuerdo.

Las dudas se despejarán en las próximas semanas debido a que las entidades supervisoras del Reino Unido fijaron como plazo máximo el 14 de octubre para que AB InBev presente oficialmente una oferta o retire su intención de compra. En el mercado ya comenzaron las proyecciones sobre el monto de la negociación, que podría superar los 100.000 millones de dólares. Los analistas tienen en cuenta que hace un año se habló de que AB InBev estaba buscando financiación para hacer una oferta hasta por 122.000 millones de dólares por la surafricana.

Así mismo, medios internacionales señalaron que la oferta incluiría un pago en efectivo y acciones. El diario The Wall Street Journal, citando a un experto del sector, señaló que por razones impositivas los mayores accionistas de SABMiller, Altria Group, que tiene el 27 por ciento, y la familia Santo Domingo con el 14 por ciento, preferirían recibir acciones. De llegarse a concretar la negociación, el grupo Santo Domingo pasaría a tener entre el 5 y el 6 por ciento del nuevo gigante cervecero, pero su inversión se valorizaría al hacer parte de un gigante de cerca de 270.000 millones de dólares.

Sin embargo, todavía queda un obstáculo por sortear relacionado con la aprobación de las autoridades de Estados Unidos y China. En el país del norte las dos empresas controlan cerca del 70 por ciento del mercado, hecho que tendría un impacto en las leyes antimonopolio. La agencia Bloomberg señala que SABMiller tendría que vender el 58 por ciento que posee en MillerCoors, así como su participación en la cervecería china CR Snow.

Lo cierto es que el cierre de este negocio sería el capítulo final de una historia marcada por fusiones y adquisiciones. SABMiller adquirió en 2007 a Bavaria, del Grupo Santo Domingo, por 7.800 millones de dólares, y el año pasado mostró interés por Heineken, pero la operación no se concretó. AB InBev es número uno gracias a varias jugadas. En 2004, la compañía belga Interbrew se fusionó con la brasileña Ambev. En 2008, sumaron a Ahheuser-Busch y en 2010 compró al Grupo Modelo, de México, que produce Corona. Recientemente, adquirió la Bogotá Beer Company, el principal productor de cerveza artesanal de Colombia.

Si se concreta esta negociación, AB InBev se quedaría con el 99 por ciento del mercado colombiano. Pero el tema se calienta, pues se alista para entrar Heineken, que tiene una cuota mundial del 9 por ciento. La holandesa llega de la mano de la Compañía Cervecerías Unidas (CCU), de Chile, que selló una alianza el año pasado con Postobón, de la Organización Ardila Lülle, para elaborar marcas propias y distribuir Heineken. La competencia se pondrá buena.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.