Lunes, 20 de octubre de 2014

| 2013/06/01 03:00

Impuestos virtuales

Controversia por el anuncio de la Dian de verificar que las compras por internet estén pagando impuestos en Colombia, un debate que se da en el mundo entero. Esos canales crecen rápidamente en el país y ya llegan a los 2.000 millones de dólares anuales.

Impuestos virtuales

Las compras electrónicas (e-commerce), que eran incipientes hasta hace unos años, están creciendo aceleradamente en todas partes del mundo y Colombia no es la excepción. El país está entre los primeros de América Latina con el mayor nivel de compras en la red, con 2.000 millones de dólares el año pasado.

En América Latina se vienen registrando crecimientos del 30 por ciento anual en esta clase de transacciones, que ascendieron a 55.500 millones de dólares en 2012 según un informe de AmericaEconomía Intelligence y Visa. Brasil, con casi el 50 por ciento de este comercio, lleva la delantera seguido de México, Argentina, Chile y Venezuela. 

Pues bien, este comportamiento está llevando a que los gobiernos dirijan su mirada al comercio en la red con el fin de obtener mayores ingresos, evitar que se evada el pago de impuestos o que se cree una competencia desleal frente al comercio tradicional. Argentina, por ejemplo, aprobó el año pasado un recargo del 15 por ciento a las compras en línea en el exterior, mientras que el Senado de Estados Unidos le dio vía libre hace un par de semanas a un proyecto de ley para cobrar un gravamen a las compras realizadas en la red. 

La Ley de Equidad del Mercado establece un impuesto para los establecimientos que vendan en internet más de 1 millón de dólares localmente en aquellos estados en los que no tienen presencia física (hoy solo pueden cobrar impuestos si tienen presencia física en el estado donde se originó la compra). 

En Colombia la polémica también se encendió hace unos días, cuando el director de la Dian, Juan Ricardo Ortega, dijo en El Tiempo que la entidad está preparando un gran plan para controlar las compras por internet, porque “en Colombia todo lo que se compra por internet no paga impuestos, no paga arancel, no paga nada”. 

Estas declaraciones levantaron una polvareda en el sector, que consideró que se estaba poniendo en tela de juicio esta clase de negociaciones. Lorenzo Villegas, presidente de la Comisión de gobierno y regulación de la Cámara Colombiana de Comercio Electrónico (CCE), dijo que los bienes adquiridos, además de pagar los impuestos en el país donde fueron comprados, pagan arancel de importación e IVA, lo que los dejan en el mismo nivel que cualquier producto vendido en Colombia. 

“Es absolutamente incorrecto afirmar que en comercio electrónico no se pagan impuestos. Siempre se pagan”, enfatizó. Por su parte Alberto Pardo, presidente ejecutivo de la CCE, afirmó que en un mundo global no se puede pensar en esta clase de medidas que pertenecen a la Colombia del siglo pasado. 

El director de la Dian le dijo a SEMANA que no se van a cobrar gravámenes adicionales a los que se pagan actualmente, sino que la entidad va a ejercer un mayor control para que las compañías de courier o las que realizan esta clase de operaciones le trasladen al fisco lo que recaudan por estas ventas. “No se trata de cobrarle nada nuevo a la gente sino controlar que el IVA lo trasladen al fisco, que no se queden con él o que no haya subfacturación”. Ortega sostiene que así como hay empresas de courier muy serias, también se han detectado piratas que engañan a la gente. Y ahí es donde va a actuar la Dian para evitar una competencia desleal entre los comerciantes que sí cobran y pagan los gravámenes, y aquellos que los evaden. 

Ante el crecimiento de las ventas electrónicas, la Dian ha comenzado a mirar el tema para asegurarse de que los impuestos lleguen al fisco y no se pierdan en el ciberespacio. 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×