Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/27/2010 12:00:00 AM

Infraestructura: por pura inercia

En 2011, el gobierno, además de continuar con las obras que se están desarrollando, tendrá que conseguir billonarios recursos para emprender otros grandes proyectos.

En estricto sentido, la administración de Álvaro Uribe no inauguró ninguna gran obra de infraestructura y fue cuestionada por el atraso y por la manera como se manejaron las concesiones viales. Muchos presupuestos quedaron literalmente amarrados.

Por eso, 2011 no será un año de licitaciones exorbitantes, como las de los años anteriores, y el dinamismo del sector dependerá de los proyectos ya adjudicados. Hoy están en marcha los tres tramos de la Ruta del Sol, la Transversal de las Américas, el Túnel de la Línea, la doble calzada Bogotá -Girardot-Ibagué y algunos corredores de competitividad. Según el presidente de la Cámara Colombiana de la Infraestructura (CCI), Juan Martín Caicedo Ferrer, "esas inversiones son las que van a tener impacto sobre la economía".

Según las cuentas oficiales, para la infraestructura de transporte habrá inversiones cercanas al 1,3 por ciento del PIB el próximo año, es decir, unos 7,6 billones de pesos entre recursos públicos y privados.

Hay un factor clave: los alcaldes locales y gobernadores terminan sus administraciones y por eso las obras locales se van a acelerar durante 2011. En Bogotá, seguirá avanzando el Sistema Integrado de Transporte Masivo (Sitm). En 2011 empezará a funcionar la primera etapa. Se esperaría, además, que el alcalde Samuel Moreno entregue la Fase III de TransMilenio, las obras completas de la calle 63 entre oriente y occidente, que incluyen el puente sobre la avenida Ciudad de Cali, y la intersección de la calle 100 con la carrera 15.

También existe expectativa sobre la licitación del metro de Bogotá. Aunque muchos señalan que no hay tiempo para que la actual administración distrital lo adjudique, el Alcalde ha insistido en que impulsará la iniciativa. En Barranquilla, Cali, Medellín y todas las grandes capitales se acelerarán inversiones, por final de las administraciones, que empujarán las economías locales.

En el nivel nacional, el Ferrocarril Central será otra de las obras que se deberían adjudicar el próximo año. Se trata de un tramo de tren que unirá al centro del país con el ferrocarril que lleva el carbón hasta la costa.

La posibilidad de nuevas grandes licitaciones como la marginal de la selva, que iría entre la frontera con Ecuador y la frontera con Venezuela, la recuperación de la navegabilidad del río Magdalena, el Ferrocarril del Carare, la ruta hasta Puerto Carreño en el oriente o el segundo túnel de La Línea, como lo ha propuesto la CCI, depende de los recursos que el gobierno logre conseguir.

En síntesis, el próximo año no se esperan sorpresas en materia de infraestructura. Como lo ha dicho el propio ministro de Transporte, Germán Cardona, por ahora el esfuerzo se debe concentrar en lo que se está adelantando -que no es poco-, para que concluya rápidamente y dentro de los tiempos establecidos.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.