Jueves, 19 de enero de 2017

| 2004/11/14 00:00

La agenda de Ortega

Con aire de profesor universitario, el viceministro de Comercio Juan Ricardo Ortega suele citar de memoria las cifras y las teorías que demuestran las bondades de los acuerdos comerciales.

Lo hizo por ejemplo la semana pasada, cuando presentó al Consejo Superior de Comercio Exterior la agenda de negociaciones que pretende seguir Colombia en el futuro, una vez se firme el TLC con Estados Unidos.

La lista de países con los que resulta prioritario sentarse a negociar tiene algunos resultados previsibles, pero también varias sorpresas. En un indiscutible primer lugar está la Unión Europea, una región a la que Colombia exporta cerca de 1.900 millones de dólares anuales repartidos en casi 1.200 categorías de productos. Un acuerdo con los europeos tendría el mayor impacto dentro de la baraja de las negociaciones comerciales futuras, pues, según cálculos del gobierno, triplicaría las exportaciones colombianas hacia esa región del planeta.

Pero quizá la razón más poderosa para negociar con Europa es que otros países, como Chile, México o Centroamérica, ya lo han hecho o lo están haciendo. De no emprender una estrategia similar, los exportadores colombianos quedarían en desventaja frente a sus competidores en el mercado europeo e incluso podrían ser desplazados.

El siguiente país en la agenda de negociaciones propuesta por el viceministro Ortega es Canadá, el quinto destino más importante de las exportaciones colombianas con el que no existe ningún acuerdo comercial. De nuevo, el riesgo de no negociar un mejor acceso a ese país es elevado, pues los chilenos y los mexicanos ya lo tienen y Centroamérica lo está buscando. Un tratado con Canadá podría duplicar las ventas colombianas a ese mercado.

En tercer lugar está Panamá. Aquí lo que más pesa son los estrechos vínculos comerciales que ya existen con la nación vecina, a la que Colombia le vende más de 2.000 clases de productos por un valor de 170 millones de dólares anuales. Sigue en la lista Japón, un país que, aunque no suele estar en el radar de las empresas colombianas, sí representa una oportunidad importante. Suscribir un acuerdo con los japoneses lograría multiplicar por cinco las exportaciones colombianas al país asiático. Y en quinto lugar está India, que por ser un mercado altamente protegido (con aranceles promedio de 35 por ciento), representaría una enorme ventaja para las empresas colombianas el hecho de poder llegar de primeros a un acuerdo comercial con ese país.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.