Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 2001/07/30 00:00

La bolsa y la guerra

La bolsa y la guerra

Por frio que pueda sonar, la historia muestra que si bien las guerras perjudican a la gente muchas veces ayudan a las acciones. Por ejemplo, el Dow Jones —el índice por excelencia de la Bolsa de Nueva York— aumentó durante cuatro de las cinco guerras principales del siglo XX. El enorme gasto público en equipamiento militar fue uno de los motivos por los cuales Wall Street, tras el pánico que experimentó cuando estalló la Primera Guerra Mundial en Europa, se encontró a fines de 1914 en medio de uno de los mercados más compradores de todos los tiempos. Durante la Segunda Guerra Mundial el estímulo económico proveniente de la producción de buques, tanques y otros equipos militares ayudó a poner fin a la Gran Depresión. El Dow Jones subió 29,4 por ciento durante el conflicto. La historia muestra que, aunque son malas para la gente, las guerras no siempre son perjudiciales para los mercados.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.