Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/2/2011 12:00:00 AM

La dama del Fondo

Los mayores retos que le esperan a Christine Lagarde, la primera mujer en llegar a la dirección del FMI, serán apagar el incendio económico que armó Grecia y resolver la crisis que amenaza al Viejo Continente.

El consejo ejecutivo del FMI no se esperó hasta el último día que se había fijado para la designación del nuevo director gerente del organismo. Los 24 miembros que representan a los 187 países de la institución llegaron fácilmente a un consenso para el nombramiento de Christine Lagarde como nueva cabeza del Fondo Monetario por los próximos cinco años.

Nadie se sorprendió con la designación de la ministra francesa de Finanzas, no solo porque tiene todos los pergaminos que la acreditan para el cargo, sino porque arrancó con el apoyo del bloque de la Unión Europea, que representa cerca de una tercera parte del poder de voto del FMI, y el respaldo de Estados Unidos, lo que aseguraba su victoria.

El mundo económico ya conocía a esta mujer de 55 años, abogada, que habla perfectamente inglés, fue campeona de nado sincronizado y, en el pasado, presidenta de Baker & McKenzie, una de las firmas de abogados más prestigiosas del mundo. Durante la presidencia francesa del G-20 (el grupo de países industrializados y emergentes) mostró su liderazgo y como ministra de Finanzas de una de las grandes potencias económicas de Europa manejó exitosamente la crisis financiera internacional para su país. Mostró mano dura para obligar a los bancos franceses a capitalizarse y supervisó personalmente la manera como las entidades gestionaban los flujos de capital.

Aunque Christine Lagarde será la primera persona que llega a la dirección del FMI sin ser economista, no hay duda de que está a la altura de los inmensos desafíos que tiene la más poderosa institución financiera del planeta. Un análisis sobre sus retos, publicado por la BBC de Londres, señala que a Lagarde le podría hacer falta formación académica financiera para enfrentar estos problemas, pero para eso cuenta con el apoyo del gran equipo técnico del organismo.

Lagarde toma las riendas del FMI en un momento de grandes cambios, impulsados por su antecesor, el también francés Dominique Strauss-Kahn, quien en un manejo inusual dejó la ortodoxia que ha caracterizado durante 60 años a esta institución, para darles paso a políticas más heterodoxas y de corte social.

Lagarde tiene el gran reto de devolverle la credibilidad al FMI como banca multilateral y de llevar la institución por un camino más transparente y democrático, en el que los países emergentes jueguen un rol más importante. Europa tiene el 27 por ciento de los votos en el FMI, y la nueva directora tendrá que convencer a sus colegas ministros de Finanzas del Viejo Continente que deben recortar su poder, pues las economías emergentes merecen algo más. También deberá continuar con la tarea de una nueva regulación financiera internacional más global, para evitar nuevas crisis.

Pero concluir las reformas que dejó pendientes Dominique Strauss-Kahn puede ser lo menos complicado que tendrá que enfrentar Christine Lagarde. La verdadera prueba de fuego estará en ayudar a resolver la crisis de la deuda que vive el Viejo Continente, evitar el rompimiento del euro y apoyar a Grecia para sacarla de la bancarrota sin que la acusen de defender a la banca francesa, que tiene el segundo volumen -después de la banca alemana- de activos griegos.

Grecia, en llamas

Sin duda, Grecia será el primer foco que deba atender. En sus primeras declaraciones, tras conocerse su nombramiento, Lagarde pidió un acuerdo nacional en Grecia para aprobar el plan de austeridad que le permitirá a la vez recibir la ayuda financiera que necesita. Y aunque ya el Parlamento griego aprobó el controvertido paquete, nada garantiza que los griegos puedan pagar sus deudas -que podrían superar el 160 por ciento del PIB para el año 2012- y menos aún resolver las protestas sociales que tienen al país en llamas.

Cuando el Parlamento griego aprobó el paquete de austeridad se desató una batalla campal en las calles de Atenas. Las protestas, que habían arrancado meses atrás para evitar la aprobación del plan de ajuste, se sintieron en toda su magnitud la semana pasada.

Pero ni las protestas pudieron evitar que el gobierno y el Parlamento se dieran la pela de aprobar el plan que busca ahorros por 70.000 millones de euros (cerca de 100.000 millones de dólares) entre este año y 2015.

Este gigantesco ahorro saldrá de los bolsillos de los contribuyentes y de la venta de activos que tendrá que hacer el gobierno. Los helenos tendrán que pagar más impuestos y ganar menos, mientras que el Estado tendrá que vender hasta la camisa.

El paquete tributario incluye aumento de impuestos sobre bienes de lujo como yates, piscinas, automóviles de alta gama, se eliminan exenciones fiscales y se aumenta el IVA. El Estado tendrá que recortar paulatinamente 150.000 empleos públicos, lo que representa en ese país el 25 por ciento del total, y el gobierno solo podrá sustituir uno de cada diez funcionarios que se jubilen. Como si fuera poco, habrá un recorte de salarios, de prestaciones sociales y subvenciones que tenía el Estado, entre ellos, algunos en materia de salud.

Según un informe del diario español ABC, por primera vez en 30 años se tendrá que reducir el gasto militar, que era el más alto porcentualmente de los países europeos de la OTAN con cerca del 4 por ciento del PIB, y se reducen pedidos de armamento.

Unos 50.000 millones de euros (cerca de 71.000 millones de dólares) del plan de ahorro tendrán que salir de privatizaciones, esta es una de las condiciones del rescate que impusieron la Unión Europea y el FMI.

El diario económico The Wall Street Journal llamó un desafío olímpico las privatizaciones que tendrá que hacer Atenas. "Cada euro obtenido de esa forma es un euro que Alemania y otros países con una economía saludable no tienen que prestar".

Y es que el gobierno de Angela Merkel se ha comprometido con la ayuda a Grecia, a pesar de que la mayoría de los ciudadanos alemanes se sienten indignados por la forma como el resto de los europeos tendrá que ayudar a pagar los platos rotos que quebraron los griegos con el ritmo de gasto que mantuvieron por años.

Los griegos no tienen otra opción que someterse a este plan de ajuste y deshacerse de muchísimos bienes. La lista de los activos en venta publicada por The Wall Street Journal incluye un casino, cuatro jets fabricados por Airbus, una lotería estatal, una concesión de hipódromos, varios puertos, dos empresas de aguas, el servicio de correo, una mina y fundición de níquel, una fábrica de municiones, monopolios de electricidad y gas, un operador de telecomunicaciones, acciones en seis bancos, cientos de kilómetros de carreteras, un aeropuerto abandonado, viejos escenarios olímpicos, miles de hectáreas de tierra y partes de la famosa costa griega.

El problema es que no será fácil encontrar compradores para esos bienes y, mientras tanto, la presión sobre Grecia crece porque el compromiso para recibir el segundo tramo del paquete de ayuda por 110.000 millones de euros es reducir el déficit fiscal por debajo del 3 por ciento del PIB hacia el año 2015. Según la oficina de estadísticas europeas, Eurostat, 2010 cerró con un déficit de 10,5 por ciento, superior a lo que se había previsto de 9,4 por ciento.

Grecia recibió un valioso aporte técnico y financiero del FMI en la dirección de Dominique Strauss-Kahn. Ahora, bajo la jefatura de Christine Lagarde se espera que el Fondo siga desempeñando un papel clave en la ayuda no solo a Grecia, sino a países como Portugal e Irlanda, que enfrentan también problemas en la eurozona. Durante los próximos cinco años, el FMI deberá mostrar que no solo rompió una tradición al llevar a una mujer a su dirección, sino que está realmente comprometido con el cambio que todos esperan de esa institución.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.