Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/3/2016 7:56:00 AM

La empresa estadounidense Kohler inaugura su primera tienda en Colombia

La compañía líder en el mundo en fabricación de productos para cocina y baños tendrá su lugar de distribución en Barranquilla.

Kohler, una de las compañías más grandes de Estados Unidos y líder en la fabricación de productos para cocina y baños, llegó con su primera tienda a Colombia.

Así es. La empresa que fundó John Michael Kohler en 1873 con la idea de que las personas vivieran una experiencia única con elementos básicos de un hogar, se unió con la empresa colombiana Dekora, fundada por Jaime Herrera, en Barranquilla.

“La idea es que un producto como un baño sea toda una experiencia, que las personas se sientan cómodas con él (…) Los colombianos ahora no tendrán que ir hasta Estados Unidos para encontrar estos producto”, explicó la caleña María Elena Rentería, coordinadora de comunicaciones y mercadeo de Kohler en América Latina, el pasado jueves durante el evento de inauguración de la tienda.

John Michael Kohler inició la compañía después de lograr convertir un bebedero de caballo en una espectacular tina. Desde allí nació la empresa y se dio cuenta que podía entregar los mejores adelantos tecnológicos a sus clientes.

Ahora son más de 130 años en el mercado y tienen más de 30.000 asociados, 7.000 productos y seis centros de diseños en todo el mundo.

“El objetivo de nosotros es poder entrar a trabajar con el mejor del mundo y poder entregar lo mejor a los colombianos”, dijo Jaime Herrera, fundador de Dekora, empresa que comercializa sus productos en toda la Costa Atlántica.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 1830

PORTADA

En la cuerda floja

La economía avanza a paso muy lento. Se necesita con urgencia un estartazo, pero el desánimo y el pesimismo limitan las posibilidades de una recuperación.