Domingo, 11 de diciembre de 2016

| 2000/02/28 00:00

La opinión de los expertos

Como consecuencia del desarrollo de las economías de Colombia y Estados Unidos, las acciones en el país y las acciones y renta fija en el exterior marcan lo mejor de las inversiones durante el año 2000.

La opinión de los expertos

Mónica Aparicio
Presidenta Banco Santander



El ciento por ciento de mi portafolio estaría invertido en dólares ya que con la caída de las tasas en Colombia al 11 por ciento dejan de ser atractivas las inversiones en renta fija en el país. En cambio en Estados Unidos los bonos están rentando cerca de 7 por ciento, y si a eso le sumamos el riesgo país, que debe estar por el orden de 4 por ciento, nos da de entrada que los dólares son definitivamente una mejor inversión, sobre todo si tenemos en cuenta que siempre debe haber algo de devaluación. Teniendo la plata en dólares dividiría el portafolio en bonos y acciones. De esa plata 65 por ciento sería en bonos, de los cuales 30 por ciento estarían en papeles de mercados emergentes y el restante 35 por ciento en papeles de departamentos de Estados Unidos, como California, que presentan rentabilidades interesantes. Finalmente, el restante 35 por ciento lo invertiría en acciones en Estados Unidos, pero a largo plazo ya que este mercado ha subido y puede haber una corrección en el corto plazo.





Mauricio Rodríguez
Director de ‘Portafolio’



Definitivamente con la reducción de las tasas de interés en Colombia las acciones parecen una excelente inversión. Yo metería 30 por ciento de mi portafolio en eso ya que los resultados de las empresas van a mejorar. Acciones como Bavaria y Valores Bavaria —que se encuentran por debajo de su valor en libros— presentan una oportunidad importante de valorización. También compraría las acciones del Grupo Aval ya que, si han logrado mantener unos buenos resultados durante la crisis, ¿cómo será cuando definitivamente las cosas mejoren?

Un 25 por ciento sería en propiedad raíz, en apartamentos o locales comerciales en la 15 en Bogotá y en áreas cercanas al Parque del Virrey. El otro 25 por ciento lo compraría en bonos de la zona Euro, ya que presentan una mayor rentabilidad que los bonos en dólares. Así mismo deben valorizarse frente al dólar ya que estimo que el euro se fortalecerá contra esta moneda. Finalmente, un 20 por ciento lo invertiría en acciones en Europa o en Estados Unidos, específicamente en compañías que produzcan contenido para Internet.





Camilo Villaveces
Socio Inverlink



En principio, 70 por ciento lo invertiría en acciones, divididas así: 40 por ciento en fondos de inversión (de los cuales 10 por ciento lo distribuiría en acciones de tecnología y de las tradicionales en Estados Unidos, que han mantenido un rendimiento importante a lo largo de la historia) y el otro 30 por ciento lo invertiría en acciones en Colombia, especialmente en aquellas del sector de bienes transables que se hayan beneficiado tanto interna como externamente por la devaluación.

El resto —y esperando los resultados en materia de déficit fiscal en Colombia— lo invertiría en fondos a la vista o de corto plazo, donde se pueda especular con un posible aumento de la tasa de interés y la tasa de cambio, en el evento de que no se hagan los ajustes que requiera la economía nacional.





Emilio Echavarría
Presidente Suvalor



Suvalor recomienda la siguiente composición de un portafolio de inversión con una mirada de plazo de un año.

Inversión en acciones: 35 por ciento.

Rentabilidad esperada: 30 por ciento.

El ambiente de bajas tasas de interés, el inicio de una lenta recuperación económica que se evidencie en mejores resultados de las empresas y en mayor disponibilidad de inversión por parte de inversionistas locales hacen parte de las condiciones favorables para este mercado. Igualmente, en la segunda mitad del año se podría comenzar a ver el regreso al país de algunos inversionistas extranjeros, tanto por las eventuales mejorías que se puedan ver en Colombia como por el mayor interés que puede haber hacia Latinoamérica.

Dentro de los sectores que presentan alternativas interesantes se encuentran los conglomerados (Suramericana, Valores Bavaria), alimentos y bebidas (Bavaria, Noel y Chocolates), tabaco (Coltabaco) y comercio (Cadenalco).



Renta Fija: 45 por ciento

Rentabilidad esperada: 16 por ciento

Por el lado de las inversiones en renta fija es importante analizar la tendencia de la tasa de interés. El año pasado se caracterizó por una baja generalizada de las tasas de interés. Para 2000 la expectativa de Suvalor es que la tasa de interés no tenga la volatilidad tan grande de los dos últimos años y se ubique en un promedio de 16,5 por ciento a lo largo del año. De esta manera la recomendación sería colocar 40 por ciento de renta fija en títulos valores y otro 5 por ciento en inversiones de renta fija a la vista.

El tamaño de la posición de renta fija está dado más que nada por la composición de un portafolio neutral en el que se busca que la parte de renta fija brinde estabilidad a las inversiones.



Moneda extranjera: 20 por ciento.

Rentabilidad esperada: 18 por ciento.

Las inversiones en dólares, que fueron la estrella durante 1999 a manera de especulación contra la banda cambiaria, en 2000 se convierten en una alternativa de diversificación, con rendimientos no muy diferentes de los que se pueden obtener en Colombia. Con una expectativa de devaluación para el año de alrededor de 12 por ciento la rentabilidad en pesos daría aproximadamente 18 por ciento (si se invierten esos recursos en un CDT en dólares al 6 por ciento). Esto puede sonar más atractivo que una inversión en renta fija a primera vista pero hay que recordar que las inversiones en dólares también son volátiles. Por tanto el rendimiento no está asegurado y depende de la variación de la tasas de cambio.





Mauricio Botero
Presidente Corredores Asociados



El portafolio para el año 2000 debe tener 35 por ciento en acciones en Colombia, lo que representa el mayor peso de nuestro portafolio. Esperamos que con los signos de reactivación que existen en la economía, sumados a la reducción de las tasas de interés y a la estabilidad cambiaria, el mercado de renta variable se vuelva uno de los más atractivos. Igualmente, tendría 30 por ciento de las acciones en Estados Unidos, donde las acciones tecnológicas en particular deben tener valorizaciones importantes.

En la parte de renta fija tendría 20 por ciento en bonos de largo plazo indexados al DTF o al IPC, como los Epsa u otras empresas reales con calificación AA+ o superiores que existen en el mercado. Finalmente, es ideal tener una parte del portafolio en fondos de mucha liquidez, como lo son los fondos fiduciarios de Corredores Asociados. En la actualidad rentan más que un CDT, por lo que tendría el restante 15 por ciento del portafolio en esta inversión.





Juan Rafael Latorre
Gerente Intervalores



En el año 2000 los fondos de valores y entidades fiduciarias ofrecen las mejores condiciones para colocar la mayoría del dinero —35 por ciento—, debido principalmente a que son inversiones líquidas y seguras que diversifican el portafolio y a que ofrecen una rentabilidad muy competitiva frente a las demás posibilidades de inversión.

Las acciones ofrecen otro interesante panorama. Es por ello que destinamos 25 por ciento a estos papeles, teniendo en cuenta que se han alcanzado niveles de precios demasiado bajos desde 1998, que las tasas de interés domésticas se mantendrán estables y que la alta liquidez del mercado contribuye a que se pueda observar un repunte significativo que colabore con la reactivación de todos los sectores de la economía.

La inversión en dólares se constituye, al igual que las acciones, en una oportunidad para obtener buenos rendimientos, aunque no deja de ser más riesgosa y llena de incertidumbre. La colocación de 20 por ciento del portafolio en moneda extranjera apuesta principalmente a una devaluación que, siendo baja frente al año anterior, se suma a unas tasas de interés extranjeras que igualan los rendimientos que se obtendrían si se coloca el dinero en el mercado local.

Finalmente, el 20 por ciento restante sería colocado en renta fija. De este 20 por ciento se recomienda que 10 por ciento se invierta en títulos indexados a la DTF con plazos que se encuentren cerca de los 18 meses, mientras que el 10 por ciento restante sería colocado en títulos como los TES emitidos por el gobierno.



¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.