Jueves, 30 de octubre de 2014

| 2013/08/24 03:00

La revolución amarilla

Una aplicación para celulares y tabletas no solo está revolucionando la manera de solicitar un taxi en las ciudades, sino que se ha convertido en un gran negocio. Esta es la clave de su éxito.

Juan Salcedo y Andrés Gutiérrez desarrollaron una aplicación para dispositivos móviles que permite localizar un servicio de taxi de manera más segura y rápida. En el último año, otras compañías se han lanzado al mercado como es el caso caso de la brasileña Easy Taxi. Foto: Gerardo Gómez / Jet Set

Lo que comenzó hace un año como una opción para conseguir un servicio de taxi de forma rápida y segura se convirtió hoy en un atractivo negocio que está siendo replicado por las principales compañías que prestan el servicio en Bogotá y otras ciudades del país. Se trata de Tappsi, una aplicación tecnológica creada por dos jóvenes emprendedores de Colombia que están causando una revolución en el sector.

Ante el suplicio que significa conseguir un taxi en Bogotá, especialmente en las horas pico, Juan Salcedo y Andrés Gutiérrez, dos estudiantes de la Universidad de los Andes, decidieron crear una aplicación para dispositivos móviles (teléfonos inteligentes y tabletas) que les permitiera a los usuarios solicitar un servicio de taxi más confiable para evitar los ‘paseos millonarios’.

El pasajero ahora no tiene que llamar por teléfono a una empresa de taxis o esperar en una calle a que pase un vehículo vacío, sino solicitar directamente el servicio por medio de una aplicación en su teléfono celular. Ni siquiera tiene que enviar la dirección porque un GPS (sistema de posicionamiento por satélite) establece su localización exacta. A los pocos segundos recibe un mensaje que le confirma el nombre del taxista, el número del celular, el número de las placas del vehículo y el tiempo estimado de llegada.  

El negocio comenzó con tres taxis en Bogotá y hoy tienen afiliados a cerca de 9.000 vehículos, es decir, que de cada seis taxis que ruedan por las principales vías de la capital, uno cuenta con esta aplicación. Andrés Gutiérrez señala que la acogida ha sido de tal magnitud que varias empresas del sector y algunos fondos de inversión les han hecho propuestas para comprarles el negocio. Pero ellos dicen que no están interesados en venderlo y que, por el contrario, su intención es expandirse a otras ciudades. 

Actualmente también están operando en Barranquilla y  esperan antes de finalizar el año estar en Cali, Medellín y Cartagena y en 2014 haberse extendido a los países vecinos. Además, están ofreciendo servicios adicionales como el VIP, que permite que un usuario pague una tarifa adicional para que el carro llegue más pronto. 

Como el negocio ya está maduro, a partir de los próximos días Tappsi comenzará a cobrar por el servicio y los taxistas tendrán que pagar una pequeña suma de dinero por cada carrera que realicen. Hasta el momento han logrado financiarse gracias al apoyo de varias instituciones del gobierno, entre ellas del Ministerio de las Tecnologías y las Comunicaciones, que tiene un programa de apoyo a  la creación de negocios a través del uso de las tecnología (Apps.co), y de un capital semilla de iNNpulsa, una entidad adscrita a Bancoldex que promueve la innovación empresarial.   

Pero no son los únicos en el mercado. Por el contrario, hay un auge de aplicaciones para teléfonos inteligentes que buscan sacarle provecho a este negocio que mueve miles de millones de pesos al día, pues solo en Bogotá hay alrededor de 55.000 taxis y cerca de 80.000 conductores. Se estima que, en promedio, un taxista realiza entre 15 y 20 carreras diarias.

Uldarico Peña y José Eduardo Hernández, dueños de Taxis Libres, inicialmente se opusieron a estas innovaciones por considerar que eran una competencia desleal para los que prestan el servicio por radioteléfono. Pero terminaron por ceder ante las realidades del mercado y desarrollaron una aplicación para los cerca de 25.000 vehículos afiliados que tienen en Bogotá. 

También operan servicios similares como DigiTax, Bogotaxi, SmartTaxi, City Tax y Tax Express, este último perteneciente a Taxi Express. Jaime Valero, su gerente de Operaciones, dice que a partir de la próxima semana saldrán al mercado con una aplicación para sus 9.000 vehículos afiliados.

El negocio es tan atractivo que a finales del año pasado comenzó a operar Easy Taxi, una empresa que nació en Brasil en 2011, también de la mano de jóvenes emprendedores, y hoy está presente en Venezuela, México, Chile, Perú, Argentina, Corea del Sur, Nigeria y Tailandia. Sebastián Salazar, su gerente general, señala que actualmente tienen 8.000 taxis afiliados en Bogotá, Medellín y Cali y próximamente llegarán a Barranquilla, Bucaramanga y Manizales. 

Dice que el servicio se puede pedir también desde la página web de la compañía. Para garantizar una mayor seguridad, el conductor debe presentar documentos de identidad, licencia de conducción, tarjeta de operación, y afiliación a una empresa de taxis y Easy Taxi se encarga de verificar con las entidades correspondientes su pasado judicial.

Easy Taxi es la única compañía que cobra actualmente por el servicio en el país. Por cada carrera el taxista paga 600 pesos, pero después de las 50 carreras la tarifa baja a la mitad. “Este sector tiene un potencial muy grande y ya estamos estudiando aplicaciones para otros sectores como el de establecimientos comerciales, bares, restaurantes y hoteles que tienen una demanda alta en determinadas horas del día”, dice Salazar.

El auge de estas aplicaciones, que están desplazando a los radioteléfonos, está llevando al Ministerio de las Tecnologías y las Comunicaciones y al Ministerio de Transporte a  definir las responsabilidades de las empresas. Las propias compañías reconocen que hay mucho que hacer en temas de propiedad intelectual y marcos regulatorios para este sector, que no es de transporte sino de comunicaciones.

Lo más importante es tratar de buscar soluciones a los graves problemas de movilidad como ocurre en Bogotá, y contar con la colaboración de las autoridades para disminuir la inseguridad. Porque de lo contrario no habrá tecnología que valga. 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×