Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/27/2010 12:00:00 AM

Las compras que vienen

La demanda interna y el consumo de los hogares van a empujar la economía. Esto es lo que van a seguir comprando los colombianos.

Los astros están alineados en favor del consumo de los hogares. Las tasas de interés y la inflación están bajas, el dólar está barato, la confianza de los consumidores se ha recuperado y los salarios han aumentado más que la inflación.

Según el Dane, en los primeros nueve meses de 2010, las ventas del comercio crecieron 11,6 por ciento, cuando hace 12 meses en el mismo lapso caían 4,7 por ciento. Solo en septiembre aumentaron 18 por ciento.

Lo más sorprendente es el ritmo en la venta de automóviles: 32 por ciento en el último año, con picos en junio y septiembre de cerca del 50 por ciento. El año 2010 será el segundo mejor en toda la historia de la industria, con ventas cercanas a 245.000 vehículos.

Algo similar está pasando con electrodomésticos, vestuario y calzado, que crecen a tasas superiores al 12 por ciento. "Todo lo que está pasando con la venta de televisores, computadores y carros es la locura", explica el presidente de la Federación Nacional de Comerciantes (Fenalco), Guillermo Botero.

¿Qué pasará en 2011? Los analistas creen que la tendencia se mantendrá, pues los 'fundamentales' permanecerán: bajas tasas de interés, inflación reducida, dólar por debajo de 1.900 pesos y confianza entre los consumidores.

El crédito de consumo está creciendo a tasas del 13 por ciento anual, y en las últimas semanas los bancos han estado muy activos en el ofrecimiento de préstamos para consumo.

Camilo Herrera, gerente de la compañía de estudios de mercado Raddar, le augura buenas perspectivas al consumo, entre otras razones porque los hábitos han cambiado hacia bienes semidurables. "Ahora la gente está comprando no solo lo que necesita, sino también lo que quiere".

Prueba de ello es el auge de aparatos tecnológicos como tabletas tipo iPad, celulares, televisores y portátiles. Así mismo, el crecimiento de servicios asociados a estas tecnologías, como los paquetes de datos de las compañías celulares y suscripciones a televisión inteligente y digital.

El próximo año va a continuar la tendencia positiva de ventas de electrodomésticos, aparatos tecnológicos y carros. La industria automotriz tiene la expectativa de que se repita la historia con el volumen de carros y que se vendan más de 240.000. Se destaca el caso de los carros importados, que están llegando cada vez más baratos y desde destinos variados como Asia, Europa y México.

Una de las características interesantes de 2011, según Herrera, es que se van a reforzar los roles acerca de quiénes son los que deciden las compras en las familias. La mujer va a seguir tomando la mayor parte de estas decisiones en la casa, aunque las adquisiciones más grandes, como casa o vehículo, siguen estando en manos del hombre.

Como buena parte de las compras de bienes semidurables se hace con endeudamiento, la recomendación es manejar los cupos de créditos con disciplina, para impedir que el boom de consumo se convierta en un drama.

Los colombianos van a conservar su ritmo de compras en 2011 y, según las cuentas, el consumo privado va a crecer a tasas superiores al 4 por ciento. Que crezca el consumo es positivo para la economía, porque representa poco más del 60 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB).

El mensaje es a comprar con responsabilidad, para evitar sorpresas desagradables con las deudas.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.