Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 1997/06/30 00:00

LAS LOCALES Y LARGA DISTANCIA

LAS LOCALES Y LARGA DISTANCIA

Desde el año pasado Telecom comenzó a competirle con Capitel a la Empresa de Telecomunicaciones de Bogotá _ETB_ en su propio terreno. A juicio de Sergio Regueros, gerente de la ETB, con esa incursión la empresa capitalina quedó en desventaja. Mientras que ésta, según la ley, sólo puede prestar servicios de telefonía local, Telecom estaba entrando a ser un operador local y también de larga distancia. En vista de ello Regueros decidió evaluar la posibilidad de convertir a la ETB en un operador de larga distancia. El problema es que la ley establece que la única autorizada para prestar este servicio en la actualidad es Telecom, y que en el futuro se deberá abrir esta posibilidad a otros operadores que paguen por una concesión. No obstante el proceso de adjudicación de las concesiones no ha avanzado pues la convención colectiva de Telecom aplazó el desarrollo de apertura de larga distancia. Sin embargo, para Regueros, la convención colectiva no puede estar por encima de la ley y por lo tanto el proceso no se podía aplazar por un acuerdo laboral.Todo comenzó el viernes 21 de febrero de este año. Ese día Regueros recibió una llamada de Samuel Velásquez, gerente de las Empresas Públicas de Medellín _EPM_. En ella le pedía que evaluaran la situación de las dos empresas, pues Telecom estaba también empezando a instalar líneas telefónicas en Medellín, con la consecuente amenaza para las EPM. Pocos días después, y cobijados, según ellos, en varias normas legales, la ETB y las EPM emitieron un comunicado en el que afirmaban que con otras telefónicas locales (Cali, Manizales, Pereira, Bucaramanga y Antioquia) se interconectarían y prestarían el servicio de larga distancia nacional. Inmediatamente el gobierno respondió diciendo que si lo hacían decomisaría sus equipos e incluso llegaría hasta a meter a los gerentes de las telefónicas a la cárcel puesto que estarían en contra de las disposiciones legales en materia de servicios de larga distancia. Al hablar con SEMANA al respecto el ministro de Comunicaciones, Saulo Arboleda, afirmó que "las aspiraciones de las locales son justas pero independientemente de ello deben ajustarse a lo que dice la ley. En ese caso las concesiones de larga distancia no se han otorgado todavía y se debe seguir un proceso para ello". En relación con la desventaja en la que se encuentran las locales el Ministro afirmó que "estamos estudiando medidas para que Telecom no compita en condiciones de superioridad ante las locales".Al margen de las respuestas del Ministro y de los argumentos de lado y lado, si las telefónicas locales siguen adelante con sus aspiraciones, en menos de dos meses el país estaría observando una confrontación jurídica de gran magnitud. Nunca empresas de telecomunicaciones del tamaño de las de Bogotá, Cali y Medellín habían retado de esa manera al gobierno en el terreno jurídico.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.