Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/24/1983 12:00:00 AM

LIO DE SOTANAS

Circulan extrañas versiones sobre participación de sacerdotes en el ataque guerrillero a Cutufi

Desde que el general Landazábal lanzó la acusación de que algunos curas recibían en las urnas dineros de los secuestros, han surgido por todos lados sotanas enredadas en la guerrilla: unas reales, otras falsas y otras fantasmagóricas.
El último episodio de esta serie se dio en el asalto del ELN--Ejécito de Liberación Nacional-en días pasados a la población venezolana de Cutufi. De acuerdo con las distintas versiones de la prensa, tres sacerdotes habrían participado de tal acción: Domingo Lain, el legendario guerrillero español, dado por muerto desde 1974, el boyacense Saturnino Sepúlveda, y Manuel Pérez, uno de los fundadores del ELN. SEMANA le rastreó la pista a las tres versiones, y encontró lo siguiente.
EL RESUCITADO
El cura Lain, quien llegara a Colombia en 1967, fue durante dos años párroco del barrio Meisen de Bogotá, donde hizo una intensa labor proselitista, aunque aún no tenía vinculación alguna con la guerrilla. En 1969 fue expulsado del país por su participación en la conformación del famoso Grupo Golconda, que reunió a los sacerdotes más radicalizados e inclinados por la lucha armada. En el 74 regresó clandestinamente al país, ya como miembro del ELN, y empezó a operar en el monte, convirtiéndose en el sacerdote más conocido de la guerrilla colombiana, después de Camilo Torres. Según la versión que ha sido oficial durante más de 9 años, cayó muerto en Antioquia, la mañana del 10 de febrero de 1974, en una emboscada de su grupo al Ejército. Su cadáver fue identificado por familiares y compañeros de armas, y en los archivos del Ejército hay huellas digitales tomadas al cadáver que coinciden con las del cura español. A pesar de que tanto misteriosas "fuentes militares", como actuales dirigentes de la organización guerrillera afirman que está vivo y que dirigió el golpe en Cutufí, lo que las pruebas indican es que está muerto y enterrado.
EL INOCENTE
El sacerdote Saturnino Sepúlveda ha estado vinculado de tiempo atrás a la actividad política, como líder de una corriente barrial llamada "Movimiento Cívico Popular", que se ha asentado en zonas periféricas de la capital, en barriadas fundadas y organizadas por el propio movimiento, a través de cooperativas y microempresas. En 1980, el cura Sepúlveda fue candidato al Consejo de Bogotá por las listas Obreras y Socialistas, y en el 82 volvió a intentarlo como candidato por su "Movimiento Cívico". A pesar de su intensa actividad política, públicamente conocida, el sacerdote afirma que jamás ha estado vinculado a ningún grupo guerrillero, y que todos sus pasos han sido legales. "El día del asalto a la población venezolana --aclara--estuve en Bogotá, en el barrio Los Comuneros, donde me vieron miles de personas, y me dirigí con algunas de ellas a la Radio Melodía. Hace diez años que no voy a Venezuela. Todo este escándalo en el fondo me viene bien, porque ahora, a raíz de unas acusaciones absurdas, todos los periodistas me están llamando, y puedo difundir más mi programa de vivienda popular".
EL AUTENTICO
Manuel Pérez, sacerdote español, ingresó al ELN junto con su compatriota Laín, y desde entonces ha sido miembro activo de este movimiento.
En la actualidad, es el único de sus figuras representativas que aún permanece en él. En los últimos meses, se había mantenido apertrechado en las serranías de San Lucas, en Bolívar.
Fuentes del Ejército lo sindican de haber participado en el asalto a Cutufí, cosa que no se ha demostrado, pero que no sería incoherente con su trayectoria como guerrillero y con su manifiesto y reiterado pronunciamiento a favor de la lucha armada. -
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.