Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 2009/10/20 00:00

Los abrazos de Uribe y Lula y el récord del oro negro

En nuestro repaso a la prensa económica de hoy se destaca el encuentro entre Uribe y Lula para fortalecer el comercio, el petróleo rompe la barrera de los ochenta y en la nota curiosa: la trampita de las tarjetas de crédito prepago.

Los abrazos de Uribe y Lula y el récord del oro negro

Brasil y Colombia duplicarán su comercio, según lo dio a conocer Dinero.com. Después de la reunión que ambos mandatarios sostuvieron en Sao Paolo el día de ayer con varios empresarios de la región, tanto Luiz Inácio Lula da Silva como Álvaro Uribe expresaron sus intensiones de aumentar las exportaciones e importaciones colombo-brasileñas. "Tengo un año y dos meses más de mandato, y en ese tiempo me gustaría duplicar el comercio entre Brasil y Colombia" expresó Lula, cuyo mandato culminará el primer día del 2011. Por su parte Uribe elogió el rol de Brasil en el Sistema Internacional y su papel como líder de la región: “Brasil es un motor de la economía mundial, de la economía regional, no escatimaremos esfuerzos para que siga creciendo esta integración". Ambos jefes de gobierno concluyeron la reunión con un fuerte abrazo y con el compromiso de adelantar esfuerzos en sus respectivos gobiernos para que se duplique la actividad comercial entre Colombia y Brasil.
 
En relación con lo anterior, La República  realizó un cubrimiento especial de la reunión que ambos mandatarios sostuvieron con más de 82 empresarios tanto colombianos como brasileros, a quienes Uribe invitó a invertir más en el país. "Estamos aquí porque queremos integrarnos con ustedes. Los admiramos, reconocemos todos los avances de este país y lo que ustedes significan" declaró el mandatario. Paulo Skaf, presidente de la Federación de Industrias del Estado de Sao Paulo (Fiesp), recibió de Uribe la Orden Nacional al Mérito en el grado de Comendador por todos sus esfuerzos en fortalecer las relaciones comerciales de ambos países, así como el desarrollo y las relaciones culturales.
 
En el mundo

El país azteca está conmocionado, así abre este martes El Universal de México. Luego de que hace pocas horas la bancada del PRI en la Cámara de Diputados tomara la polémica decisión de proponer un aumento en el IVA del 16 por ciento para 2010, las opiniones están divididas en México. Según los miembros del PRI, aumentar el IVA al 16 por ciento será la única solución que evitará que México se hunda, pues la crisis financiera de Estados Unidos generó serias repercusiones para la economía mexicana. Sin embargo, los miembros de los otros partidos políticos, entre éstos el PAN, analizan seriamente la propuesta que deberá ser sometida a votación el día de hoy. De pasar la propuesta del PRI, los mexicanos tendrán que pagar a partir de 2010 uno de los impuestos más elevados en toda su historia.
 
El diario parisino Le Figaro  anuncia este martes el alza en el precio del petróleo. El famoso “oro negro” superó ayer una gran barrera, cotizándose a 80 dólares el barril. Desde hace más de un año, cuando se hizo tangible la crisis financiera de Estados Unidos, el petróleo no lograba superar la difícil barrera de los 79.9 dólares. Esta noticia se produce a la par cuando el dólar está pasando por uno de sus peores momentos, cotizándose este martes a 1.50 dólares por 1 Euro.

Lo barato sale caro

Algunos estadounidenses andan bastante molestos por estos días, según The New York Times. Luego de atravesar por una de las peores crisis financieras en toda su historia, varias personas han optado por comprar tarjetas de crédito pre pago, ofrecidas por una compañía llamada Green Dot. Sin embargo, todos los usuarios que creyeron que por tratarse de una tarjeta previamente pagada no tendrían que pagar más intereses ni obligaciones se encuentran, literalmente, con los crespos hechos.
 
Estas tarjetas, que en un principio parecen milagrosas, traen escondidas múltiples deudas incluso antes de su primer uso, y los costos por cada transacción son un 10 por ciento más altos de los costos que generaría una tarjeta de crédito de cualquier banco oficial. Una dura lección, sobretodo en tiempos donde hasta el último centavo es valorado: lo barato sale caro.


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.