Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/6/2014 10:00:00 PM

Los correos de InterBolsa

En el Fondo Premium que InterBolsa promocionaba en Colombia sucedieron hechos más graves de lo que se creía.

Van a cumplirse dos años del desplome de InterBolsa, la mayor comisionista que tenía el país y cuya caída develó la existencia del Fondo Premium, una estructura que sigue dando sorpresas.
Un análisis realizado por KPMG Advisory Services sobre el manejo de los recursos del Fondo Premium y Valores Incorporados, una de sus empresas relacionadas, permite concluir que al interior de este producto que promocionaba en Colombia InterBolsa hubo una cadena de irregularidades, dentro de las cuales incluso habría acciones que tocan la órbita penal.

La investigación que se hizo a petición de la Superintendencia de Sociedades ya está en poder de la Fiscalía y será la base de las imputaciones que prepara el ente acusador contra las personas involucradas con el Fondo Premium.

El informe forense, al que tuvo acceso SEMANA, fue realizado por un equipo de expertos que revisó miles de correos electrónicos que se cruzaban varias personas clave en el andamiaje de Premium, entre ellas Rodrigo y Tomás Jaramillo, Juan Carlos Ortiz, Víctor Maldonado, Rachid Maluf, Juan Andrés Tirado y Alessandro Corridori.

Encontraron evidencias que muestran que quienes lideraron Premium habrían usado los recursos del público para su lucro y provecho personal. Por ejemplo, las empresas de Juan Carlos Ortiz y Tomás Jaramillo eran beneficiarias de muchos de los recursos. Se destaca la Compañía Colombiana de Capitales (Kapital), que era la sociedad que los dos utilizaban para hacer sus negocios en Colombia. Kapital no tenía relación directa con Premium, salvo en sus accionistas principales. 

Los mensajes analizados revelan que se entregaba dinero en efectivo o cheque a Tomás Jaramillo y a Juan Carlos Ortiz, por aparente pago de dividendos, sin que ellos tuvieran derecho a ello, según la organización del Fondo. 

No solo se usaban recursos para sus empresas, sino también para sus gastos personales. En algunos correos Tomás da instrucciones para que le giren dinero  desde Valores Incorporados o Premium para gastos relacionados con un bote que tenía.

Hay un caso puntual en el que se registra la entrega de dinero de un cliente -para ser invertido en Premium- a Tomás Jaramillo y Juan Carlos Ortiz sin que este fuera debidamente consignado en la cuenta del Fondo.

Las operaciones entre Premium y Víctor Maldonado parecían habituales. Se encontró una cadena de correos que muestra varios giros a él directamente y a sus empresas. Esto corrobora que era uno de los principales beneficiarios de los recursos del Fondo. También hay un mensaje a través del cual Maldonado da instrucciones para girar 25.000 dólares del Fondo a la cuenta de Tomás Maldonado su hijo en París sin ninguna justificación aparente. Esto sugeriría que Victor usaba este fondo como su caja menor y se comunicaba directamente con los funcionarios del mismo.

Todo indica que Premium alcanzaba para todo y para todos. Personas relacionadas con empresas vinculadas al Fondo realizaban operaciones acordadas con acciones de Fabricato, Coltejer, Odinsa, BMC e InterBolsa. 

El cruce de correos también deja al descubierto que a través de Premium se financiaron Alessandro Corridori y sus empresas para comprar Fabricato. En la práctica funcionaba así: Valores Incorporados otorgaba créditos al Grupo Corridori y con estos recursos el italiano financiaba las operaciones ‘repo’, en las cuales Valores Incorporados actuaba como vendedor o comprador de las mismas, con pleno conocimiento de ambas partes en la negociación. Es decir, un claro conflicto de interés.

Pero además hay evidencias que sugieren la manipulación del precio de la acción de Fabricato. Hay un cruce de correos de Corridori donde este le dice a la gente de Valores Incorporados que no le hagan ventas de acciones de Fabricato por debajo de 90 pesos.

El informe de KMPG concluye que los préstamos otorgados por Valores Incorporados eran financiados con dinero proveniente de la captación de recursos del Fondo Premium y todo ello se hacía con el conocimiento de Juan Carlos Ortiz y Tomás Jaramillo. 

De acuerdo con el cruce de mensajes, se podría concluir que la intención de Valores Incorporados y Premium era la de presentar un negocio de captación de recursos con beneficios obtenidos a través de un margen dado en la colocación de créditos. Pero dado que muchos de los beneficiarios de los préstamos eran personas vinculadas comercialmente con los accionistas del Fondo, se tiene un caso típico de conflicto de interés entre los funcionarios. De la misma manera, de acuerdo con la información presentada, los funcionarios ya eran conocedores de investigaciones por motivo de captación ilegal de recursos entre las empresas antes mencionadas.

Sobre este aspecto hay un chat entre Juan Andrés Tirado (administrador de Premium) y Natalia Zúñiga (de Valores) donde hablan de un comunicado de la Superintendencia Financiera asociado a investigaciones de captación ilegal de recursos. 

Otro hecho grave detectado tras el análisis de los correos, es el uso de recursos de captación de inversionistas para poder cumplir con la necesidad de liquidez del Fondo, en caso de retiro de terceros. Se encontró que, cuando algún cliente se retiraba, los pagos que le hacían al mismo provenían de dinero captado de nuevos inversionistas, pero no de los recursos realmente aportados por quien se retiró.
Se comprueba también que personas vinculadas al Fondo tenían participaciones accionarias en Proyectar Valores. Hay evidencia de que se hacían ajustes a los nombres de los accionistas relacionados con Proyectar con el fin de que no surgiera la posibilidad de que alguien subiera del 10 por ciento de su participación, lo que no se podía. 

En particular se conoció un correo electrónico que menciona que con la compra de las acciones de Proyectar, Tomás Jaramillo pasaba a ser un accionista con más del 10 por ciento en la firma. Por ello se plantea la opción de pasar su participación a Pedro Luis Ruano (su cuñado) y a Luis David Peña. Adicionalmente, el correo indica que Ruano iba a figurar como accionista directo, siempre y cuando declarara que sus intereses económicos eran distintos a los de Tomás Jaramillo.

Según la investigación, hay evidencias de que Rodrigo Jaramillo, presidente del Grupo InterBolsa, estaba al tanto de lo que pasaba en Premium, un hecho que siempre ha negado. Rodrigo le enviaba comunicaciones a Víctor Maldonado donde le informaba que no tenía las garantías suficientes para realizar operaciones.

También se observa que tanto Rodrigo Jaramillo como Álvaro Tirado, presidente de InterBolsa SCB, estaban al tanto de las campañas de captaciones que hacía Premium con la fuerza comercial de la firma comisionista. 

Según el análisis forense queda bastante claro que Premium fue una red compuesta por compañías ubicadas en diferentes países que les permitían a los funcionarios realizar traslados de dinero con difícil trazabilidad para una auditoría en Colombia o para un ente supervisor o regulador en el país. Los investigadores encontraron correos que muestran que unos funcionarios de las empresas vinculadas con Premium tuvieron cierto conocimiento de algunas operaciones irregulares que se llevaban a cabo. 

Lo cierto es que ahora los responsables tendrán que responderle a la Fiscalía que en las próximas semanas imputará cargos a las primeras personas, dentro del proceso de Premium. La captación ilegal es el eje del proceso, con lo cual se corrobora que este fondo fue el elemento más escabroso en la caída de InterBolsa. 

Manipulación de acciones

En varias cadenas de correos se observa que funcionarios del Fondo y sus empresas conocían y consentían operaciones que implicaban movimientos inconsistentes sobre acciones como Fabricato, Odinsa, BMC e InterBolsa, principalmente relacionados con Alessandro Corridori. 

En este mensaje Natalia Zúñiga (funcionaria de Valores Incorporados) le informa a Corridori que ya quitó todas las puntas que tenía al 89,5, y le pide instrucciones. El italiano contesta que, como Juan Andrés Tirado (de Premium) sabe, no quiere que vendan por debajo de 90 pesos. 

Este correo que Tomás le escribe a Juan Carlos Ortiz y Juan Andrés Tirado, en el que expresa su preocupación por el precio de la acción de Fabricato, prueba que está al tanto del negocio.

Con la fuerza de InterBolsa

A través de un intercambio de correos se aborda el tema de la campaña de promoción del Fondo Premium desde InterBolsa. Allí se premia a los comerciales por captar recursos. Incluso Rodrigo Jaramillo menciona que con una campaña se podrían estar canibalizando  las comisiones entre la comisionista y los productos de Premium.

Enlace con Proyectar

Una serie de correos deja en evidencia que Proyectar Valores realizaba operaciones con acciones, por solicitud de Premium. Esto sin embargo, siempre era negado. Rodrigo Jaramillo, desde InterBolsa, envía un comunicado a su hijo Tomás dirigido a la revista Dinero, como respuesta a un artículo donde se relaciona a Proyectar con Premium. Tomás a su vez, tenía que enviarle la carta a Juan Andrés Tirado de Premium para que este, desde Curacao, se lo dirigiera a la directora de la publicación. El presidente del Grupo InterBolsa advierte en el correo que no lo reenvíen para no dejar evidencia.

Repartición de dividendos

Tomás Jaramillo y Juan Carlos Ortiz recibieron dinero por concepto de dividendos aunque  sus acciones tenían derecho a voto pero no a percibirlos. Cabe resaltar un correo electrónico en el que se adjunta un documento en Excel que muestra que Tomás recibió poco más de 2.631 millones de pesos y Juan Carlos 861 millones entre enero de 2009 y diciembre de 2010 por concepto de dividendos. También hay pruebas de que de los dineros del fondo se hicieron giros para pagar las tarjetas de crédito de Ortiz.

Giros a la familia

Mensajes revelan una cantidad significativa de transferencias, algunas de ellas normales y otras irregulares. La auditoría forense destaca que en varias ocasiones se hicieron envíos de dinero a personas asociadas directa o indirectamente a Valores Incorporados. Entre quienes surgen como aparentes beneficiarios figuran Juan Carlos Ortiz, Tomás Jaramillo, Víctor Maldonado, César Mendoza, Viena Ruiz, Pedro Ruano, María Luz Ruano, y Rachid Maluf. Estos giros fueron realizados desde las tesorerías de las compañías relacionadas con el Fondo.

Conozca el libro: Interbolsa, la historia de una élite que secreía demasiado grande para caer, de Gloria Valencia, editora de SEMANA. 
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.