Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/6/2018 10:15:00 PM

Los grandes negocios de 2018

El billonario programa de inversiones de Bogotá y la nueva dinámica en la infraestructura moverán la economía este año.

En un año de incertidumbres por el bajo crecimiento de la economía y la complejidad del proceso electoral, hay quienes buscan razones para el optimismo. Y las han hallado en que, pese a que la economía se desaceleró, en 2017 la inversión extranjera directa creció 10,8 por ciento hasta mediados de diciembre, según el Banco de la República.

Y este año la inversión seguirá impulsando la economía. Se estima que más de una decena de megaproyectos despegarán en 2018, con inversiones públicas y privadas que suman cerca de 50 billones de pesos. Una verdadera locomotora para el país.

Entre los proyectos que este año moverán las billonarias inversiones se encuentran la licitación para construir la primera línea del metro de Bogotá –la obra de infraestructura más grande que se haya realizado en el país–; el tren ligero RegioTram, que agilizará el transporte entre la capital y varios municipios de la sabana; y el TransMilenio de Soacha.

La capital protagonizará algunas de las grandes inversiones. El Distrito tiene previsto ampliar TransMilenio con nuevas troncales, así como renovar la flota de buses de las primeras fases, e invertir más de 1,2 billones de pesos en nuevas vías y el diseño de la autopista Norte, la ALO y la calle 13, entre muchas otras. De hecho, será necesario vender parte de la Empresa de Energía de Bogotá –un negocio muy esperado en el mercado de valores– para contribuir a financiar estos proyectos.

Puede leer: Así se invertirán los 20 billones de pesos del presupuesto de Bogotá en 2018

El programa de inversión más ambicioso en la historia reciente de la infraestructura estará en Bogotá, casi del mismo tamaño que las 4G. Será sin duda uno de los grandes dinamizadores de la actividad económica y de los negocios durante los próximos meses, afirma Clemente del Valle, presidente de la Financiera de Desarrollo Nacional (FDN), que lidera la estructuración de varios de los grandes negocios de este año.

Pero no son los únicos megaproyectos. La reactivación de los cierres financieros de las concesiones de 4G también genera optimismo. La razón es que, una vez superados los obstáculos que provocaron la desconfianza del sector financiero, se esperan entre 8 y 10 cierres este año, y que con ellos arranque el agresivo programa de modernización de las vías nacionales.

Además, la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI) espera abrir este año la licitación de los aeropuertos del suroccidente del país, San Andrés y Cartagena, así como dejar lista la estructuración de El Dorado II. “Estamos pensando más allá del fin de este gobierno”, afirma Dimitri Zaninovich, director de la ANI.

Además de los proyectos en transporte, serán decisiones transcendentales definir el nuevo operador que reemplace a Electricaribe y la reactivación de la subasta del espectro en la banda de 700 Mhz –para mejorar los servicios de comunicaciones– que se vio afectada con la billonaria multa a los operadores celulares.

Este año también saldrán a licitación las primeras alianzas público-privadas (APP) en el sector salud y colegios, la planta de tratamiento para descontaminar el río Bogotá y se dará inicio al nuevo esquema de basuras de la capital.

Si bien la mayor parte de los grandes negocios tienen origen público, el sector privado no se quedará con los brazos cruzados. Este año el sector petrolero invertirá más de 4.500 millones de dólares, entre ellas Ecopetrol, Parex, Geopark y Gran Tierra; comenzará a producir la Central Cervecera de Colombia (CCC) que promete reactivar la competencia en ese sector; arranca la nueva planta de Ternium en la costa Caribe; estará lista la estructuración de un puerto en Antioquia; cerca de 20 nuevos hoteles abrirán sus puertas y llegará la red 4,5 en telecomunicaciones.

También con el aporte de los privados se iniciarán varios proyectos de renovación urbana y comenzarán a marchar las Zomac y el esquema de Obras por Impuestos, iniciativas que buscan desarrollar las zonas más afectadas por el conflicto armado de la mano del sector privado. Estos son los diez proyectos más esperados para 2018.

1. El arranque del Metro

La firma del convenio de financiación entre la Nación y el Distrito para cubrir los costos del tramo 1 de la primera línea del metro de Bogotá, a finales del año pasado, hace que 2018 sea clave para que este proyecto se materialice. El Estado se comprometió a entregar 15,1 billones de pesos y el Distrito aportará 7,1 billones para ejecutar la obra de infraestructura individual más grande que se haya realizado en Colombia.

Andrés Escobar, gerente de Metro de Bogotá, dice que espera publicar los prepliegos entre marzo y mayo, por lo que la licitación para seleccionar los constructores podría realizarse durante el segundo semestre. De igual manera, se abrirán los procesos de contratación para la gerencia del proyecto (PMO) y la interventoría.

Este año se iniciarán también las obras preliminares, dice Escobar, entre ellas los traslados de redes de servicios públicos (unos 98 kilómetros lineales) y la adecuación del terreno para el patio-taller (32 hectáreas). En paralelo, se adquirirán los primeros 130 predios críticos para la construcción de la infraestructura del metro en 2019. El próximo año se realizarían las mayores obras como el patio de prefabricados y las pilonas del viaducto.

Puede leer: Este metro no tiene reversa

Para cumplir este cronograma, el Concejo de Bogotá deberá aprobar el cupo de endeudamiento a la empresa Metro de Bogotá, y el Ministerio de Hacienda deberá tramitar una garantía de la Nación para la empresa, ante la Comisión Interparlamentaria del Senado de la República.

La primera línea partirá de la localidad de Bosa y terminará en la calle 72, contará con 15 estaciones y beneficiará directamente a más de 2,9 millones de habitantes, la mayor parte de estratos bajos.

2. La venta de la EEB

Para el mercado de valores, el proceso de democratización del 20 por ciento de las acciones de la Empresa de Energía de Bogotá (EEB) será uno de los negocios más importantes de los últimos años. Hace un par de semanas comenzó la venta al sector solidario y la oferta al público general podría darse hacia finales de marzo.

Con esta emisión de acciones, el Distrito espera obtener recursos por más de 3,7 billones de pesos para apalancar diferentes proyectos de infraestructura para la ciudad sin perder el control de la compañía, pues su participación pasará del 76,28 a 56,28 por ciento. El consorcio integrado por las bancas de inversión Inverlink, BTG Pactual y Merril Lynch, Pierce, Fenner & Smith Incorporated estableció un precio por acción de 2.108 pesos para la primera etapa de venta.

La otra movida del mercado de valores será la oferta pública de acciones (opa), que tendrá que lanzar el fondo canadiense Brookfield por el resto de acciones de Gas Natural (en noviembre pasado compró 59,1 por ciento por 482 millones de euros). Con esto, el Grupo de Energía de Bogotá podría salir del 20 por ciento que posee en esta compañía.

3. Se agranda TransMilenio

Pese a la fuerte polémica que ha generado, a mediados del año el Distrito espera comenzar a construir la troncal de TransMilenio por la carrera Séptima. El trazado va desde la calle 32 hasta la 200 con una inversión de 2,4 billones de pesos. Tendrá, según el IDU, “21 estaciones, un patio portal, 11 kilómetros de ciclorruta y 400.000 metros cuadrados de nuevo espacio público”. También está prevista la ampliación de la troncal Caracas desde Molinos hasta Yomasa. Los 7,5 kilómetros de vías, 98.000 metros cuadrados de espacio público y 6 kilómetros de ciclorruta demandarán inversiones por 986.000 millones de pesos.

Hacia finales del año estarían listos los diseños de las troncales de las avenidas 68 y Ciudad de Cali, para empezar su licitación y dar inicio a las obras a mediados de 2019. La inversión total en troncales de TransMilenio durante los próximos años estará entre los 5 y 6 billones de pesos (sin contar Soacha, que podrían ser 902.000 millones adicionales).

Pero no es el único negocio. Durante este mes de enero se publicarán los prepliegos de las licitaciones para renovar la flota troncal asociada a las fases I y II del sistema a nuevas tecnologías (Euro V o superior). Esto significa cambiar entre 1.350 y 1.450 buses articulados y biarticulados que circulan hoy por la 80, la Caracas, la NQS y la avenida Suba.

El nuevo modelo separó la provisión de la flota y la operación y el mantenimiento “en busca de vincular todos los posibles actores. Desde financiadores, inversionistas y fondos de capital privado hasta proveedores de equipos y operadores”, explicó la FDN, estructuradora del proceso.

La inversión estimada para la flota se calcula entre 400 y 500 millones de dólares, sin incluir impuestos y aranceles. Es decir, alrededor de 1,5 billones de pesos. Se espera que las licitaciones sean adjudicadas durante el primer trimestre. La nueva flota se incorporaría en dos etapas: la primera en diciembre de 2018 y la segunda en 2019.

4. Nuevas vías para la Capital

El proyecto Alsacia-Tintal-Constitución es la obra vial más grande desarrollada en las últimas dos décadas en el sur de la ciudad. Consistirá en 12 kilómetros de vías (8 vías con 3 carriles en ambos sentidos), 29,8 kilómetros de ciclorrutas y más de 164.000 metros cuadrados de espacio público en pleno corazón de Bosa y Kennedy. Tendrá una inversión superior a los 921.000 millones de pesos y beneficiaría a más de un millón y medio de habitantes de esta zona de la ciudad. Según el IDU, su construcción comienza en el segundo semestre de 2018 y estaría concluida a finales del próximo año.

La entidad también tiene previsto comenzar otras obras por más de 300.000 millones y contratar los diseños de importantes vías como la autopista Norte entre Héroes y la calle 193, la ALO, la calle 13 y la intersección NQS-Bosa.

5. Llega el tren

El proyecto de construir una vía férrea para conectar la sabana de Occidente con Bogotá también consiguió luz verde en 2017. Para esta megaobra que demandará inversiones por 1,5 billones de pesos, el gobierno se comprometió a aportar 1,02 billones y la Gobernación de Cundinamarca aseguró 480.000 millones de pesos. La Gobernación planea abrir la licitación durante el primer semestre y adjudicar e iniciar obras antes de finalizar este año.

El tren de cercanías o RegioTram irá desde Facatativá hasta el centro de Bogotá y pasará por Madrid, Mosquera y Funza. Tendrá 41 kilómetros de longitud en doble vía y 17 estaciones (11 urbanas). Una de las más importantes será la de El Dorado 2, que planea unir el aeropuerto actual con el proyectado entre Madrid y Facatativá. La idea también es que se integre con el metro de Bogotá en una estación intermodal. Comenzaría a operar en 2021.

6. Modernización de aeropuertos

En los últimos seis años se han realizado inversiones por 2,3 billones de pesos para modernizar algunos de los principales aeropuertos del país. Según la ANI, este año no solo inaugurarán los de Montería, Bucaramanga y Quibdó, sino que se abrirá la licitación para remodelar los aeropuertos del suroccidente del país. Estos incluyen los de Cali, Armenia, Neiva, Ibagué y Buenaventura, con inversiones por 782.000 millones de pesos.

Además, en julio se planea publicar los pliegos para el aeropuerto de Cartagena y los de San Andrés y Providencia. Las obras en el Rafael Núñez costarán alrededor de 401.000 millones. La reconstrucción del de San Andrés y la ampliación del de Providencia demandarán inversiones por 226.000 millones.

También hay previstas unas obras adicionales en El Dorado por 478.000 millones de pesos para licitar hacia febrero de 2019. Según Dimitri Zaninovich, presidente de la ANI, quedarán listas las estructuraciones de un nuevo aeropuerto para Cartagena y la primera fase de El Dorado II.

7. El reemplazo de Electricaribe

La selección del nuevo o los nuevos operadores que reemplazarán a Electricaribe –la compañía que distribuye energía eléctrica en toda la costa Atlántica– será otro de los grandes negocios del año, pero además una decisión fundamental para garantizar la mejora en la calidad del servicio para más de 2,5 millones de usuarios y la competitividad de la región Caribe.

A finales del año pasado, la Financiera de Desarrollo Nacional (FDN), entidad que lidera la estructuración y el proceso de búsqueda del nuevo modelo y operador, entregó el informe al gobierno nacional, que debe pronunciarse en las próximas semanas. El nuevo modelo deberá garantizar no solo el pago por el activo –alrededor de 4 billones de pesos–, sino asegurar las inversiones para cerrar las brechas de calidad en la prestación del servicio.

8. Concesiones viales 4G: retoman el ritmo

Tras despejar las dudas que tenían los bancos para financiar a los grandes concesionarios de la infraestructura –a raíz de lo sucedido con Odebrecht–, se espera que se reactiven los cierres de los proyectos de cuarta generación (4G). A finales de 2017 se cerraron dos: el proyecto Villavicencio-Yopal, que recibió un crédito de 500 millones de dólares otorgado por Grupo Aval Limited, y el proyecto de iniciativa privada Ruta al Mar, de Construcciones El Cóndor, que recibió 1,47 billones de pesos de múltiples fuentes.

En este proceso “participaron bancos locales, la FDN, el fondo de deuda Ashmore CAF y el mercado de capitales internacional y local, lo cual muestra que se está reactivando la dinámica de los cierres financieros y que el mercado de capitales está interesado en seguir participando”, afirma Clemente del Valle, presidente de la FDN.

El gobierno estima que este año podrían darse entre 8 y 10 cierres financieros de obras de 4G, 1 o 2 con bonos, básicamente, de los proyectos de la segunda ola e iniciativas privadas. Según Del Valle, estos proyectos requerirán inversiones cercanas a los 15 billones de pesos en Capex. Además, afirma que podrían darse otros negocios como cambios en participación dirigidos a fortalecer el capital de los consorcios, sobre todo con la llegadda de inversionistas internacionales que no entraron en las primeras etapas.

9. Las APP en salud

La alcaldía de Enrique Peñalosa se propone construir seis nuevos hospitales mediante la figura de alianzas público-privadas (APP), hasta ahora utilizadas principalmente para vías. Por primera vez, este mecanismo en Colombia serviría en el sector salud y eso marcaría todo un hito.

Según la Financiera de Desarrollo Nacional, entidad encargada de estructurar los procesos, estos proyectos requieren inversiones alrededor de los 400 millones de dólares (1,2 billones de pesos) y esperan adjudicar las mismas hacia finales de este año. El programa incluirá hospitales ya existentes que serán remodelados a fondo, el Simón Bolívar, el Santa Clara y el Instituto Materno Infantil, y otros enteramente nuevos: en Bosa, La Felicidad y Usme, en conjunto, aportarán 1.268 camas.

Le recomendamos: El 30 por ciento del presupuesto en salud se malgasta

10. Los negocios privados

Pese a los bajos resultados que hoy exhibe la industria, algunos sectores mantienen sus inversiones. En el tema de bebidas, se destaca la puesta en operación de la nueva planta productora de cervezas, que bajo el nombre de Central Cervecera de Colombia (CCC) producirá unos 3 millones de hectolitros anuales de cervezas y maltas bajo marcas como Heineken, Buckler, Amstel Light, Murphy’s Red y Murphy’s Stout, entre otras.

La inversión en el nuevo complejo cervecero alcanza los 400 millones de dólares y la aportan por partes iguales Postobón, la mayor compañía colombiana de bebidas no alcohólicas (de propiedad de la Organización Ardila Lülle), y la Compañía Cervecerías Unidas (CCU) del grupo chileno Luksic, uno de los conglomerados económicos más poderosos de Suramérica.

Esta planta, ubicada en Sesquilé, a 57 kilómetros de Bogotá, generará más de 1.800 empleos entre directos e indirectos y entrará a operar antes de que termine el primer semestre de este año.

También la industria del acero arrancó con fuerza y este año Ternium, una de las mayores siderúrgicas de América Latina, inicia la construcción de su planta en la costa Caribe, donde producirá 500.000 toneladas de productos largos, aumentando en 250 por ciento su capacidad de fabricación en el país. En esta planta invertirá 270.000 millones de pesos.

Gerdau Diaco, otra de las mayores siderúrgicas de la región, también anunció que comenzará los estudios para reabrir una planta en Tocancipá para producir acero líquido. Esta había cerrado sus puertas hace cerca de cinco años, y su reactivación permitiría ampliar la capacidad instalada de esta compañía en unas 25.000 toneladas por año.

En materia logística, se estima que a finales de este mes quede listo el cierre financiero para comenzar la obra de Puerto Antioquia, en Urabá, que con una inversión de 600 millones de dólares podría mover 6 millones de toneladas de carga a partir del segundo semestre de 2020. Esta iniciativa privada tiene un componente público, luego de que la Gobernación de Antioquia y el Idea firmaron en noviembre pasado un acta de entendimiento con los gestores, para participar en el 5 por ciento del proyecto.

El turismo también moverá la inversión en este año. Después de terminar 2017 con la apertura de 42 nuevos proyectos hoteleros que le aportan al país 6.098 habitaciones, este año está previsto que otros 19 hoteles abran sus puertas, con 2.836 nuevas habitaciones. En este grupo se destacan las inversiones de reconocidas cadenas como Hyatt, que planea abrir en el primer semestre el Grand Hyatt en Bogotá, con una inversión cercana a los 300 millones de dólares, mientras que la cadena Dann inaugura su segunda torre en el hotel en Barranquilla, con una inversión de 25.000 millones de pesos. Por su parte, Best Western planea abrir este año hoteles en Cartagena, Pasto y Barranquilla, mientras que Hilton hará lo propio en Cúcuta, Santa Marta y en Bogotá, en el sector de Corferias, donde operará el hotel creado en el complejo Ágora, que manejará ferias y convenciones.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1861

PORTADA

Prieto en la mira

La imputación de cargos al exgerente de la campaña de Santos sorprendió. Pero esta no tiene que ver con el escándalo de Odebrecht ni con la financiación de las campañas. ¿Por qué?