Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/24/2012 12:00:00 AM

Los ojos en el campo

Todos los reflectores están puestos sobre el sector agropecuario. Hay grandes expectativas por los efectos de los TLC, por la negociación de paz y hasta por la inversión extranjera que quiere llegar. ¿Se moverá esta locomotora?

Pocas veces el sector agropecuario había sido tan protagonista en la vida del país. En el campo están puestas las esperanzas de alcanzar mayores tasas de crecimiento económico y es, al mismo tiempo, el centro de atención de decisiones históricas que espera el país. El sector se enfrentará a grandes desafíos. De un lado, están los efectos de los tratados de libre comercio en marcha y los que se están negociando. Se considera que el mayor beneficio de los TLC para un país está en la oportunidad que ofrecen de desarrollar un sector agroindustrial fuerte. En este sentido, se espera que los empresarios del campo comiencen a aprovechar las ventajas del acceso a mercados tan importantes como el norteamericano y próximamente el de la Unión Europea y Corea.

Con la disponibilidad de tierras de Colombia para producir alimentos, los acuerdos comerciales ofrecen la oportunidad de fortalecer las exportaciones agropecuarias. Lo importante, según el presidente de la SAC, Rafael Mejía, es "mirar cómo se va a generar una oferta exportadora permanente para atender la demanda de estos países".

Pero la atención sobre el sector también está puesta en varios proyectos de ley que cursan en el Congreso, entre ellos el relacionado con la inversión extranjera en el campo. Este es un tema crucial para el futuro del sector. La inversión que se haga en el corto y mediano plazo será determinante para que esta locomotora tome impulso y vaya a la velocidad que todos quieren. El agro es además el punto número uno de la agenda de negociaciones que discuten el gobierno y las Farc. En este sentido, aunque el gobierno ha dicho que el modelo económico no se discute, hay muchos interrogantes sobre lo que saldrá de este proceso.

En medio de tantos reflectores encima, ¿qué se puede esperar del PIB agropecuario? Rafael Mejía, presidente de la Sociedad de Agricultores de Colombia (SAC) estima que la producción cafetera sigue recuperándose, el agro podría crecer el año entrante entre 3,5 y el 4 por ciento. No hay que olvidar que el sector cafetero sigue siendo un determinante del PIB agropecuario. La expectativa de los productores es pasar de 8 millones a cerca de 10 millones de sacos de café en 2013. También el gobierno cree que la producción de grano podría crecer a 20 por ciento.

El ministro de Agricultura, Juan Camilo Restrepo, confía en que parte del impulso que recibirá el agro el año entrante radica en el histórico presupuesto de inversión que supera los 2,2 billones de pesos, parte de los cuales se dirigirán a programas de financiamiento, ciencia y tecnología y asistencia técnica. En esta materia, por ejemplo, habrá un impulso al presupuesto del Instituto Colombiano Agropecuario (ICA), fundamental en el tema sanitario ahora que están en marcha varios TLC. Otra medida que tendrá un impacto positivo es el crédito agropecuario, que crecerá al 20 por ciento. Entre enero y septiembre de este año se han girado 4,5 billones de pesos.

Pero el presidente de la Federación Nacional de Ganaderos (Fedegán), José Félix Lafaurie, no es tan optimista. Por el contrario, ve muchos nubarrones para su sector el año entrante, especialmente para el mercado lechero, una vez entre a regir el TLC con la Unión Europea, que es muy competitiva en lácteos.

El país quisiera ver que el campo despega y toma fuerza. Restrepo dice que "estamos frente a una vieja locomotora que se está moviendo otra vez no a la velocidad que queremos, pero sí con ritmos positivos y esperamos que continúe así". Ahora habrá que cruzar los dedos para que los fenómenos climatológicos no vuelvan a hacer estragos como sucedió en los dos últimos años con la ola invernal. La buena noticia para 2013 es que desaparecieron los temores por un fenómeno de 'El Niño' y se espera que la temporada seca no sea tan intensa. Pero con el clima nunca se sabe.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.