Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 2007/11/24 00:00

Los pendientes

Varios temas quedaron en el tintero para 2008. Como en los años recientes, el TLC con Estados Unidos encabeza la fila.

La expectativa del TLC se trasladó para 2008, cuando se espera que en el primer trimestre entre a votación en el Congreso de Estados Unidos. En la foto, el Capitolio de Washington

El año entrante está a la vuelta de la esquina y le espera una apretada agenda económica que no pinta sencilla. No hay en el tintero grandes reformas económicas para llevar como proyectos de ley al Congreso de la República, más bien será un año en el que se desarrollen las que ya fueron aprobadas.

Lo que sin duda marcará la expectativa de 2008 es el futuro del TLC en el Congreso de Estados Unidos. Hace un año se firmó el acuerdo entre los dos gobiernos. Mientras que el Congreso colombiano ya lo aprobó, incluso con las reformas laborales y ambientales que exigieron los demócratas, el Legislativo estadounidense aún no se ha pronunciado.

El ministro de Comercio, Luis Guillermo Plata, hace cuentas alegres y estima que le faltan 15 votos demócratas para asegurar el paso del tratado. Otros no son tan optimistas. Según un artículo de The Washington Post del pasado jueves, los principales líderes demócratas se inclinan por postergar la votación hasta 2009, cuando haya un nuevo Presidente y un nuevo Congreso.

Lo complicado del asunto es que el tiempo apremia, ya que 2008 es un año electoral. Según los conocedores de cómo funciona Washington, si no se vota el TLC antes de abril, será muy difícil que se haga en lo que resta de ese año.

Febrero es también la fecha límite para las preferencias andinas (Atpdea). Y por eso se gestionará su extensión puente. "Hay que mover las preferencia, porque así se apruebe el TLC, éste no entrará en vigor al día siguiente. Necesitamos unas 'preferencias puente', para pasar de la situación actual al TLC en vigor", sostuvo Plata.

Por fortuna, se prevé que frente al Atpdea no habrá mayores dificultades, pues ya hay un consenso de apoyo de parte de los legisladores estadounidenses.

Entre tanto, se espera que en el primer trimestre la Corte Constitucional ratifique el tratado aprobado en el Congreso. Paralelamente con estos trámites, el gobierno tendrá que adelantar varias tareas relacionadas con leyes y normas complementarias del tratado (como parte de la llamada agenda interna). Concretamente se trabajará en normas en materia ambiental, laboral, aduanera, de transporte y telecomunicaciones, que tendrán que adelantarse como parte de los compromisos del TLC.

Entre estas, se llevarán al Congreso dos proyectos para adecuar la normatividad laboral de Colombia a la Organización Internacional del Trabajo (OIT). Igualmente, el gobierno apoyará el proyecto de ley de portabilidad (cargar con el mismo número telefónico celular) pero garantizando que los operadores de telefonía tengan las condiciones técnicas y financieras para aplicar dicha portabilidad.

El próximo año también será nutrido en otros TLC en elaboración: Europa y la Comunidad Andina de Nacionales, Canadá y Chile. El acuerdo con este último avanza en este momento en el Congreso colombiano.

El gobierno también tiene un gran reto: invitar a inversionistas que se vinculen al país para aprovechar el nuevo régimen de zonas francas especiales que entraron en vigencia en 2007. Otra tarea será la puesta en marcha del Fondo de Capital de Riesgo que nace con un capital semilla de tres millones de dólares, pero que tiene ambiciosos planes de alcanzar los 50 millones de dólares en el mediano plazo.

Una alarga agonía

Donde hay retos de envergadura para el próximo año es en la seguridad social. El gobierno tendrá que concluir lo que dejó pendiente de la reestructuración del Seguro Social en salud, pensiones y riesgos profesionales.

En el presente año se aprobó la liquidación del Seguro Social en su división de pensiones, y la Superintendencia de Salud retiró la licencia de funcionamiento de la EPS del Instituto. El gobierno reemplazará estas dos áreas, pensiones y salud, por sendas entidades, cuya creación se ha venido posponiendo.

Pese al escepticismo que se siente en el sector de la seguridad social, el ministro de Protección, Diego Palacio, es optimista y cree que en el primer trimestre de 2008 se concretará la creación de la nueva EPS que recibirá los tres millones de afiliados que atiende el ISS. Aunque se fijó como fecha para el traslado de los afiliados el primero de mayo del próximo año, todavía en el sector hay serias dudas sobre la constitución de la EPS en la que participarán varias Cajas de Compensación Familiar.

Tampoco hay mucha claridad frente a la constitución de la nueva Colpensiones, organismo que administrará las pensiones de los afiliados al ISS y sus jubilados, así como los de Cajanal y de Caprecom.

El procurador, Edgardo Maya, acaba de pedirle a la Corte Constitucional que declare inexequible la creación de dicha administradora. Según él, crear una entidad como ésta es una facultad del Congreso pero en otro momento, es decir, en el desarrollo de su actividad legislativa ordinaria, y no como se hizo, a través del Plan Nacional de Desarrollo.

Colpensiones será la nueva institución que en el futuro manejará el régimen de prima media y tendrá carácter público, recibirá los aportes de los afiliados y pagará las mesadas a los jubilados. Actualmente el ISS tiene dos millones de cotizantes en pensiones y 780.000 pensionados.

En riesgos profesionales se adelanta la negociación con la Previsora Vida Riesgos Profesionales (empresa estatal) para cederle los activos y los pasivos de la ARP del ISS, que atiende a 300 empresas con 1.700.000 trabajadores. Se estima que esta podría estar lista en el primer trimestre de 2008. Así las cosas, la agonía del otrora poderoso Seguro Social parece prolongarse cada vez más.

También será importante para terminar de implementar la planilla única de aportes a la seguridad social que se estrenó este año y que se ampliará en el próximo. El Ministro de Protección estima que este sistema, que ha logrado controlar la evasión y elusión en los aportes, ha permitido recuperar casi un billón de pesos.

Más apertura de Ecopetrol?

Por otro lado, Ecopetrol será nuevamente noticia el próximo año. A finales de 2008 tendría lugar la venta del segundo paquete por el 9,9 por ciento de las acciones de la petrolera, una parte que será ofrecida al público colombiano en general.

El éxito con la primera emisión llenó de optimismo a las directivas de la compañía, que esperan que la segunda ronda de venta sea tan exitosa como la que tuvo lugar este año y que permitió la vinculación de más de 400.000 nuevos accionistas. Lo que no se logre vender en esta ronda será el remanente que podría ser ofrecido en los mercados internacionales como Wall Street.

En materia de petróleo no pararán las noticias. Se conocerán los resultados de perforación de varios pozos promisorios en Casanare y en el mar Caribe. Está pendiente la fecha del desmonte del subsidio a los combustibles. Este año se estima que los subsidios al consumo (gasolina y acpm) tuvieron un costo fiscal de 1,5 billones de pesos y para el próximo año hay una partida de 700.000 millones para cubrirlo.

Se calcula que hacia mediados de 2008 se habrá logrado el punto de equilibrio entre precios internos y externos y, en consecuencia, el gobierno suspenderá los ajustes mensuales a la gasolina.

Para esa fecha se pretende liberalizar los precios de la gasolina en Colombia. Pero para evitar el impacto de la cotización del petróleo en el bolsillo de los colombianos, el gobierno activará el Fondo de Estabilización de Precios de los Combustible, creado con el Plan Nacional de Desarrollo. Este fondo se constituirá inicialmente con un capital de 200 millones de dólares provenientes del Fondo de Ahorro y Estabilización Petrolera (Faep).
 
Liviana agenda legislativa

En la agenda legislativa en materia económica en 2008 no se prevé grandes proyectos o reformas. Prácticamente, la única reforma económica que está en la agenda del gobierno para presentar al Congreso a partir de marzo será la reforma financiera.

El proyecto que el gobierno ya ha sometido a un proceso de discusión antes de ser presentado al legislativo propone hacer algunos ajustes importantes en la estructura del sistema, para acercárlo más a un esquema de multibanca, por cuanto amplía los servicios que los bancos pueden prestar directamente. Por ejemplo, se permitiría a los establecimientos de crédito ofrecer directamente servicios de leasing.

El proyecto propone igualmente cambios importantes con respecto a los topes a las tasas de interés y cambios en los portafolios de los fondos de pensiones.

Contrario a lo que ha sido la dinámica del gobierno en el legislativo, no hay en camino una reforma tributaria.

El ministro de Hacienda, Óscar Iván Zuluaga, asegura que en lo que resta del mandato Uribe no se llevarán nuevos proyectos de ley en materia de impuestos y más bien se consolidará la reforma que fue aprobada este año.

Pero eso no significa que los contribuyentes pasarán de 'agache'. En 2008, la Dian cobrará tres cuotas del impuesto al patrimonio o impuesto de guerra, lo que significa que un grupo importante de empresas y ciudadanos tendrá que desembolsar el próximo año cerca de tres billones de pesos, como su aporte para ayudar a consolidar la seguridad democrática.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.