Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/29/1996 12:00:00 AM

LUCES, CAMARA...Y ACCION

AHORA RESULTA QUE EL FAMOSO RESTAURANTE PLANET HOLLYWOOD NO ES DE LOS CUATRO TAQUILLEROS ACTORES, Y QUE SUS VERDADEROS DUEÑOS GANAN UNA FORTUNA.

Cómo hacen Stallone, Schwarzenegger, Bruce Willis y Demi Moore para ganarse 15 millones de dólares fuera de cámaras? La respuesta es sólo una: sirviendo de estrellas para la inauguración de cada nuevo restaurante que monta la cadena internacional Planet Hollywood. No es que tengan un sueldo; lo que ocurre es que hace unos años los invitaron a ser socios de la multinacional y ellos aceptaron quedarse, cada uno, con un 'diminuto' 1,5 por ciento de las acciones. Aunque aún no han recibido un gran beneficio por su figuración no se arrepentirán de haberse metido, una vez que la compañía haga su primera emisión de acciones, pues los cálculos preliminares dicen que el valor de mercado de la compañía será de 1.000 millones de dólares. De ser así, su inversión inicial de casi 215.000 dólares habría tenido una rentabilidad de dimensiones espectaculares, pues se convertiría en una participación accionaria de 15 millones de dólares. Así, cualquiera se sale de escena.Pero si lo que ellos ganarían suena a todas luces grandioso, más lo es la rentabilidad que tendrían los demás accionistas, que incrementarían 90 veces su capital. De esta manera, los que más ganarían no son quienes ponen la cara sino los verdaderos dueños: el productor de cine Keith Barish, conocido como productor de la película El fugitivo, y el fundador de Hard Rock Cafe, Robert Earl.Lo malo de todas esas cifras es que aún son como cualquier especulación que se haga en torno de las próximas películas de las cuatro superestrellas. La razón es que, por ahora, sólo se sabe que la compañía emitirá acciones y, por ende, tiene que valorarlas, pero aún no lo han hecho. Y mientras lo hace, calcular se ha convertido en una de las películas predilectas en Wall Street, pues todo el mundo anda por estos días haciendo estimativos de lo que podría ser el negocio.Saber cuánto pueden costar las acciones de Planet Hollywood no es fácil, pues hay pocos precedentes de compañías como esa que se hayan lanzado a emitir. De hecho, restaurantes como Mc Donald's son de otro estilo, pues no mezclan la industria del entretenimiento con comida tan estándar como las hamburguesas o las pizzas. Lo que saben los analistas es que la cadena, con sede en Orlando, tiene 28 restaurantes en ocho países del mundo, que tuvo ventas por 270 millones de dólares el año pasado y que sólo llegó a tener utilidades en 1995, las cuales sumaron 21 millones de dólares. Casi el 40 por ciento de sus ventas tienen que ver con otro rollo de su negocio: los accesorios, que van desde prendedores de 3,5 dólares hasta chaquetas de cuero de 325 dólares. Los estudiosos de Wall Street saben también que su competencia no es fácil, pues tiene que lidiar con cadenas como Hard Rock Cafe, pionera en su estilo, expandida por el mundo y con gran conocimiento del negocio.Pero cualquier activo de Planet Hollywood es poco frente al que protagonizan sus cuatro estrellas. De ahí que sea necesario hacer todo tipo de esfuerzos por mantenerlas, pues de lo contrario ellas pueden cambiar la mitad de sus acciones seis meses después de hecha la oferta pública. Es un riesgo duro de correr, pues habrá muchos compradores que negocien acciones por tener el mismo papel que los conocidos actores. Sin embargo hay otra visión, y es la de los críticos de cine, que dicen que no es muy buena la estrategia de utilizar a las conocidas estrellas como atractivo, pues su carrera ya está en caída. Lo afirman porque sus últimas producciones han recibido malos comentarios. De hecho, Schwarzenegger no ha gustado desde Junior; igual le ocurrió a Sylvester Stallone con El Juez, a Bruce Willis con 12 Monos y a Demi Moore con La letra escarlata. Pero aun cuando algunos piensen que a todos les pasó ya su cuarto de hora, lo cierto es que su popularidad todavía les alcanza para convertir 15 minutos de sonrisas en toda una carcajada de rentabilidad.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1850

PORTADA

El hombre de las tulas

SEMANA revela la historia del misterioso personaje que movía la plata en efectivo para pagar sobornos, en el peor escándalo de la Justicia en Colombia.