Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/30/2012 12:00:00 AM

Lucha de titanes

Los grandes jugadores del sector de telecomunicaciones en Colombia se vinieron con todo para luchar por los clientes. ¿Se beneficiarán los usuarios de esta aguerrida competencia? La Superintendencia de Industria promete ser un árbitro implacable.

La competencia en el sector de telecomunicaciones está al rojo vivo. Los dos gigantes internacionales de este negocio en Colombia están desplegando toda su artillería para apoderarse de una mayor tajada del mercado y los operadores más pequeños no están dispuestos a quedarse por fuera de esta lucha por los clientes.

Comcel, especializada en telefonía móvil, y Telmex, la mayor operadora de televisión por suscripción, ambas del millonario mexicano Carlos Slim, ahora operarán en Colombia bajo una misma marca: Claro. Así está posicionada en 15 países de América Latina. Por su parte, la española Telefónica Móviles y Colombia Telecomuni-caciones -antes Telecom- se fusionaron y unificaron sus productos fijos y móviles bajo la marca Movistar.

Este año, Claro invertirá alrededor de 1,4 billones de pesos y Telefónica, 1 billón de pesos en la prestación de los nuevos servicios, con lo cual la batalla será a muerte. En Colombia hay 51 millones de líneas activas de telefonía celular, una cifra que sobrepasa la población del país y que se convierte en un jugoso mercado. En internet hay 6,5 millones de usuarios. Es decir, un mundo de oportunidades en un sector que está en permanente crecimiento. Se estima que el 4 por ciento del gasto de los hogares colombianos corresponde a este rubro.

Los jugadores locales no se quedaron quietos y se anticiparon a la feroz competencia que se veía venir. Ese es el caso de la compañía antioqueña UNE, que se convirtió en la primera del sector en ofrecer la tecnología 4G LTE, que permitirá mayor velocidad en las conexiones a internet, con una inversión de 100 millones de dólares (cerca de 190.000 millones de pesos). Por su parte, la Empresa de Telecomunicaciones de Bogotá (ETB) lanzó un servicio de telefonía móvil virtual, para lo cual utilizará la plataforma de la empresa Tigo.

¿Qué pueden esperar los usuarios con estas movidas? En adelante, la convergencia y los llamados servicios multiplay serán la constante. Es decir, se ofrecerán de manera empaquetada servicios en telefonía fija y móvil, banda ancha, internet de alta velocidad, televisión por suscripción, entre otros, que venían ofreciendo las compañías de manera independiente. Lo anterior se traducirá en mayores opciones para los usuarios y tarifas más competitivas. Las empresas están afinando los detalles de estos nuevos paquetes de servicios que ofrecerán en los próximos días y no se descarta que haya una guerra de tarifas.

"No vamos a escatimar esfuerzos para que la marca Claro sea reconocida por los colombianos y que los usuarios tengan la posibilidad de escoger entre muchas opciones", dice el presidente de Claro Colombia, Juan Carlos Archila, quien asegura que ofrecerán tarifas preferenciales en servicios móviles y fijos, en roaming internacional y que integrarán cuatro diferentes plataformas de acceso tecnológico. América Móvil, dueña de la marca Claro, es la cuarta operadora de telefonía celular en el mundo con 300 millones de usuarios. En Colombia, quedará con el 65 por ciento de este mercado, con 33 millones de clientes

Por su parte, el presidente ejecutivo de Telefónica Colombia, Alfonso Gómez, dice que la compañía aprovechará la integración económica para posicionar sus servicios convergentes, que son una necesidad del mercado. Movistar es el segundo competidor, con una participación del 23 por ciento y 11,5 millones de clientes en telefonía celular.

En medio de esta lucha por los clientes, el papel de la Superintendencia de Industria será clave. De hecho, José Miguel de la Calle, cabeza de la entidad, tiene en la mira este sector, pues el 22 por ciento de todas las quejas que recibe procede de usuarios de telefonía celular. El Superintendente le ha puesto la lupa al incumplimiento de las normas que facilitan la portabilidad numérica (cambio de operador conservando el número); a las arbitrariedades que cometen algunos operadores en los contratos, por ejemplo las prórrogas en las cláusulas de permanencia, y a la compra de equipos atados a una permanencia mínima. La Superintendencia ha puesto en marcha un riguroso plan para vigilar la calidad del servicio y para que, al final de cuentas, los consumidores sean los ganadores de esta batalla.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.