Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/19/1988 12:00:00 AM

MAL "RANKEADOS"

Sólo 9 compañías colombianas aparecen en la clasificación de las 600 más grandes del Tercer Mundo, según la Revista South.

La última edición de la revista South, como haciéndole eco a sus colegas del mundo desarrollado que suelen presentar a los gigantes del capitalismo, publicó en su último número su lista de las 600 empresas más grandes del Tercer Mundo. Allí aparecen algunas colombianas, situadas más hacia la parte baja del pelotón que hacia los puestos de vanguardia. Para muchos, resultará impresionante ver a los conglomerados industriales más importantes del país superados por sus correspondientes de otras naciones latinoamericanas, no por una nariz, sino en forma abrumadora (ver cuadros).

Aunque se trata, como en todas estas clasificaciones, de un trabajo esencialmente subjetivo, en el que siempre es posible que no estén todos los que son, ni sean todos los que están, resulta un indicativo interesante sobre el desarrollo de las economías nacionales de los paises.

De lejos, Latinoamérica tiene en Brasil su campeón indiscutido, con 138 empresas representadas, seguido de Argentina con 28, México con 27 y Venezuela con 13. De Colombia aparecen, en un contexto de 600 empresas, solamente 9, algunas correspondientes al sector público, otras de economía mixta y dentro del sector privado unas que son un verdadero palo.

La sorpresa más agradable corresponde a la Federación Nacional de Cafeteros que logró un honroso puesto 27, con ventas por US$2.867 millones y utilidades por 1.050 millones. El desempeño del organismo gremial de los productores de café llamó tanto la atención de la revista, que le dedicó uno de los pocos articulos de profundización en el que califica a la Federación como "un modelo reconocido de organización de productos básicos tanto a nivel nacional como internacional". Federacafé recibe toda clase de elogios, que van desde la declaración del ministro de Relaciones Exteriores del Brasil, Roberto De Abreu Sodré quien afirma que "miramos con admiración y saludable envidia la historia de la Federación", hasta la del ministro de Agricultura de Costa de Marfil, quien dice que es "un ejemplo extraordinario de unidad nacional y responsabilidad conjunta".

Sin embargo, la presencia de Federacafé en la lista de los gigantes del Tercer Mundo no resulta sorpresiva, como tampoco la de algunas empresas oficiales como Ecopetrol, que ocupa el puesto 56, Telecom, clasificado en el 278 y la Empresa de Energía Eléctrica de Bogotá que aparece en el 366. Lo que sí resulta sorprendente es la aparición de nuevos nombres y otros que son poco conocidos aún en el contexto nacional.

Dentro de la primera categoría está Terpel, puesto 515, un conjunto de empresas de economía mixta, dedicadas a la distribución de productos derivados del petróleo. y que pretende ocupar un papel preponderante en el mercadeo de esos productos a nivel nacional. Terpel en realidad no es una sola empresa, pues está conformada por una serie de entidades regionales en todas las cuales Ecopetrol tiene el 51% del capital accionario, mientras que el resto corresponde a inversionistas de la región respectiva.

Los planes de Ecopetrol son la unificación de todas esas empresas independientes en una sola, en la cual la empresa matriz tenga solamente el 49%, con el objetivo de llegar a ocupar el 50% de la distribución de combustibles en el país, que actualmente manejan las compañías internacionales en un 80%.

Dentro del sector privado, algunas empresas corresponden a las expectativas en cuanto a su presencia en el listado, pero curiosamente su posición resulta comparativamente baja dentro del contexto tercermundista. Es el caso de Avianca, que en el puesto 346, es superada en su actividad por 15 aerolineas, de las cuales tres, Varig, Mexicana de Aviación y Aerolíneas Argentinas, corresponden a Latinoamérica. Bavaria, la gigante cervecera colombiana, aparece en un modesto puesto 527, con ventas por US$200 millones mientras ocho conglomerados industriales dedicados a la misma actividad la superan.
Dentro de éstas llama la atención la presencia de la Cervecería Polar, de Venezuela, que ganó el puesto 127 con ventas anuales por la friolera de US$694 millones. Las demás cervecerías importanles corresponden a Corea del Sur, Brasil, México y, sorprendentemente, Kenya, cuya East African Breweries está en el puesto 380.

En el campo de los textiles, la situación no es muy diferente. Coltejer, la empresa líder del ramo en el país se coloca en el puesto 513 de la clasificación general, con 17 textileras de otros paises en puestos más elevados.
En ese campo, las palmas las lleva la India, cuya Reliance Industries es la empresa número 77 del Tercer mundo, con ventas anuales por US$1.050 millones. Allí también aparece entre otras, Brasil, con tres empresas, Corea del Sur y Taiwan, con otras tantas y, curiosamente, Nigeria, cuya Prestige Industries está en el puesto 234.

Pero el verdadero palo es la presencia de un conglomerado industrial y comercial que muy pocos colombianos conocen y que, sin embargo, fue clasificado en el lugar 582. Se trata de Rafael Espinosa Hermanos, Una organización dedicada desde hace más de 30 años a la exportación de café y que se ha diversificado a muchas otras actividades. La existencia de Rafael Espinosa Hermanos ha estado marcada por una consistente discreción y por un perfil bajo que hace que, aunque se trata de uno los conglomerados más importanles del país, al punto que se le equipara a los grupos Ardila Lulle y Santo Domingo, muy pocos colombianos conocen siquiera su existencia.

Muchas de las empresas listadas por South pertenecen, desde luego, a los sectores oficiales de los respectivos paises y eso distorsiona de alguna manera el panorama que se refleja.
Eso es particularmentc válido para México, donde la mano del Estado se extiende hasta las actividades mas, insólitas. Pero en cualquier evento, resulta llamativa la ausencia colombiana de campos que en otros países tienen una importancia fundamental.
Es el caso de las siderúrgicas, la construcción, los plásticos, los automotores y hasta el mercado interno de alimentos .

Sea como fuere, la presencia colombiana resulta demasiado exigua en un sector del mundo en el que, a primera vista, muchos pensaban que la posición del país podría tener un lugar más preponderante. Pero queda el beneficio de la duda sobre todo en cuanto al sistema de clasificación empleado y que, tal vez, a las grandes empresas colombianas se les pueda aplicar aquello de que el perfume fino viene en frascos pequeños. --


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1844

PORTADA

Francisco superstar

La esperada visita del papa a Colombia tiene tres dimensiones: una religiosa, una política y otra social. ¿Qué puede esperarse de la peregrinación del sumo pontífice?