Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 1999/03/01 00:00

MAS QUE UN JUEGO DE NIÑOS

A pesar de la crisis económica que atraviesa el país se está presentando un verdadero 'boom' <BR>en la industria del entretenimiento.

MAS QUE UN JUEGO DE NIÑOS

En momentos de crisis es natural que las personas prefieran destinar sus ingresos a
satisfacer necesidades apremiantes como la salud, la alimentación, el vestuario o la vivienda. Pero en
Colombia, que pocas veces se rige por lo natural, no parece aplicarse dicho axioma. Eso, al menos, es
lo que parece indicar el creciente auge de la industria del entretenimiento. En sólo cinco proyectos
realizados recientemente en Bogotá _que incluyen parques de diversiones, centros de entretenimiento,
complejos de salas de cine y un centro interactivo de ciencia y tecnología_ se han invertido cerca de 90
millones de dólares.La aparente paradoja parece tener una explicación en la enorme potencialidad del
negocio. Según Carlos Gutiérrez, gerente de Camelot _el centro de atracciones construido en el parque
comercial Bima de Bogotá_, y Pablo Umaña, director de Corparques _administrador de Mundo Aventura_, la
oferta de diversión en las principales ciudades colombianas es muy inferior a la demanda. Y la
infraestructura disponible en el mercado hasta hace pocos años se ha tornado obsoleta.Las perspectivas de
mediano plazo son, además, bastante alentadoras. Según proyecciones de la firma consultora Arthur D.
Little, en 2005 el 35 por ciento de las familias colombianas tendrá ingresos de entre 10.000 y 40.000 dólares
anuales _es decir, entre 15 y 60 millones de pesos de hoy_, mientras que en la actualidad la cifra no supera
el 30 por ciento. Eso representa un fortalecimiento importante de la clase media, que es la principal
consumidora de la industria del entretenimiento. Pero el exceso de demanda que hay en la actualidad y su
potencial de crecimiento no son los únicos atractivos del negocio. Desde el punto de vista de los
inversionistas hay otro muy importante: la liquidez del mismo. Las inversiones requeridas por los grandes
proyectos de entretenimiento son monumentales y los tiempos de recuperación no son los ideales. Pero los
flujos de caja generados por la operación diaria de los distintos proyectos pueden ser colocados por los
inversionistas en el mercado financiero a tasas muy atractivas. Las nuevas alternativasLo anterior explica las
grandes inversiones que se han hecho en proyectos como Camelot, Mundo Aventura, el Parque El Salitre y
Maloca (ver recuadros). Pero la expansión de la industria del entretenimiento en el país _y en particular en
Bogotá_ va mucho más allá de los parques de atracciones. La capital de la República contará muy pronto con
un 'centro especializado en entretenimiento' de 12.500 metros cuadrados llamado Coco Walk, que incluirá
diversión, compras y restaurantes dentro de un esquema completamente nuevo en el país. La inversión
ascenderá a 10.000 millones de pesos y el diseño será similar al de Coco Walk en Miami. Los bogotanos
encontrarán el famoso Hard Rock Cafe y la librería Borders _entre otros_, así como una zona de juegos
electrónicos, mecánicos y virtuales y un Mega-Plex con seis salas de cine de alta tecnología de la firma
Cinemark.Y los inversionistas colombianos no se están quedando atrás. Cine Colombia, el mayor competidor
en este segmento en el país, seguirá con su plan de expansión, que el año pasado incluyó un complejo de 12
pantallas en Plaza de las Américas, en Bogotá, un multiplex de seis pantallas en Metrópolis y otro proyecto de
siete salas en Chía. Este año se inaugurará el Multiplex Unicentro Cali, con 12 pantallas, y en el centro
comercial Vizcaya, en Medellín, se abrirán al público cinco nuevas salas.El panorama de la industria del
entretenimiento es muy alentador. Si bien no puede esperarse que llegue a los niveles de sofisticación de
los países desarrollados, lo cierto es que todavía queda mucho por hacer. Y de todo este fenómeno el
mayor beneficiado será el público, que cada día encontrará más opciones para distraer su atención de las
recurrentes convulsiones del país. nCamelotEn una extensión de 10.000 metros cuadrados, con 15
atracciones mecánicas, es el único parque temático en Colombia. Según su gerente, Carlos Gutiérrez, el
proyecto gira en torno a un concepto diferenciador: "Al incluir en un mismo espacio cines, compras,
alimentos y distracciones, cada miembro de la familia tiene acceso a algo que le gusta y se le evita a la
gente tener que ir a distintos lugares; aquí se puede hacer de todo". El concepto ha sido tan exitoso que ya
tienen propuestas para adelantar proyectos semejantes en Medellín y Cali. En Camelot se han invertido 9,3
millones de dólares, que se espera recuperar en un plazo de cuatro a siete años. Tanto Gutiérrez como su
homólogo en Mundo Aventura coinciden en que la diversión debe "meterse en la canasta familiar" , por lo
cual los dos parques cuentan con atracciones a partir de 1.000 pesos.
Mundo Aventura
Es un parque de diversiones de 130.000 metros cuadrados, administrado por Corparques. Cuenta con 24
atracciones mecánicas dirigidas a toda la familia. Según Pablo Umaña, su director, las atracciones 'estrella'
son el vertiginoso Sky Coaster _un péndulo de 30 metros de altura_ y la montaña rusa de agua. Mundo
Aventura, con más de 1.800.000 visitantes y ventas promedio de 1.000 millones de pesos mensuales, ha
contado con la asesoría de Harvey C. Jones, especialista norteamericano en diseño de parques. Según
Umaña, Mundo Aventura "ofrece a la gente un plan completo; no es un sitio para ir de pasada, es un sitio
para disfrutar un día completo en familia". Hasta el momento se han invertido 23 millones de dólares y se
espera recuperarlos en 10 años. En 1999 se pretende adquirir seis nuevas atracciones, con un presupuesto
de tres millones de dólares.
Malokaa
Este proyecto de 17.000 metros cuadrados incluye nueve sofisticadas exhibiciones de ciencia y tecnología.
Pero quizá su mayor atractivo lo constituye el Cine Domo. Se trata de un teatro en formato gigante con
tecnología Iwerks y pantalla curva, único en Suramérica. Adicionalmente Maloka cuenta con un Café Internet
y un almacén en el cual se pueden adquirir productos alusivos al lugar. Se han invertido 9,3 millones de dólares
hasta el momento. El principal proyecto para 1999 consiste en una segunda etapa de 15.000 metros
cuadrados, que convertirá a Maloka en uno de los centros interactivos más grandes del mundo.Nuevo parque
El SalitreEste proyecto cuenta con un aporte significativo de capital mexicano y contempla una inversión de
más de 37 millones de dólares. Las obras, que culminarán en 2000, abarcarán una extensión de 280.000
metros cuadrados e incluirán un zoológico, un delfinario _como parte del existente Aqua Parque_, 35
atracciones mecánicas y una gran concha acústica. Como alternativa para los visitantes, mientras dura la
renovación, se ha construido Dinosaurium Parque Prehistórico. Con una inversión de 1.000 millones de
pesos se ofrece como un novedoso Jurassic Park a la colombiana. César Giraldo, director del proyecto, se
refiere así a la participación de inversionistas mexicanos en el proyecto: "Ellos creen en Colombia, creen
que existe un gran potencial para la industria de entretenimiento en el país y por eso han destinado una
suma importante de recursos a este desarrollo".
OligopolioglobalSegún la firma consultora Booz Allen & Hamilton, los principales mercados de
entretenimiento a nivel mundial _Asia, Europa y Estados Unidos_ van a tener un crecimiento aproximado de
150 mil millones de dólares, para 2000, a partir de los niveles que presentaban en 1995. En otras palabras,
el crecimiento promedio anual para los tres grandes mercados se aproxima a 30 mil millones de dólares,
equivalentes al 33 por ciento del Producto Interno Bruto colombiano.Este sustancial crecimiento ha sido
motivado en parte por la consolidación de la industria. Hace algunos años se hablaba de grandes estudios
cinematográficos, cadenas de televisión o casas editoriales. Hoy en día todos estos negocios han pasado a
formar parte de un concepto mucho más grande y complejo, el negocio del entretenimiento. Así, han surgido
siete gigantes a nivel mundial: Time Warner, Walt Disney, Bertelsmann, Viacom, News Corp, Seagram y
Sony. Según Cristopher Dixon, director de investigación de medios de PaineWebber, "se está dando la
creación de un oligopolio global. Esto sucedió con las industrias del petróleo y los automóviles a comienzos
de siglo y ahora está sucediendo con la industria del entretenimiento".

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.