Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/8/2012 12:00:00 AM

Más teléfonos que personas

Este año el número de celulares en todo el mundo superará la población del planeta. Los grandes retos de una sociedad cada vez más interconectada.

La famosa aldea global de la que tanto hablaba el filósofo canadiense Marshall McLuhan es ahora una realidad irrefutable. Nunca como hoy el mundo había estado más interconectado. El número de celulares ya superó los 6.000 millones y se estima que para finales de este año habrá casi tantos teléfonos móviles como personas en el planeta. Y si se suman los fíjos, que llegan a 1.400 millones, es claro que ya hay más aparatos que personas en el mundo.

Ese hecho significa que algunos pueden tener dos o tres aparatos. El Banco Mundial señala en un estudio que el mercado está avanzando aceleradamente hacia otra dimensión. Ya no es solo el teléfono como medio de comunicación de voz, sino como instrumento para la transmisión de datos y videos.

Cisco, una consultora internacional en telecomunicaciones, afirma que el tráfico mundial de datos móviles creció 2,3 veces en 2011. El uso de teléfonos inteligentes (smartphones) se triplicó el año pasado y aunque representan el 12 por ciento del mercado manejan el 82 por ciento del total del tráfico de datos.

Se estima que en cuatro años las cifras serán aún más sorprendentes. Para 2016 se espera que habrá 1,4 dispositivos móviles por cada habitante del planeta, es decir, 10.000 millones de aparatos. Según las proyecciones de la firma, dos tercios del tráfico mundial de datos serán videos; el Oriente Medio y África tendrán el mayor crecimiento, mientras que China representará más del 10 por ciento de este mercado.

En esta masificación de la telefonía móvil América Latina no se ha quedado atrás. El número de teléfonos celulares alcanza o supera la población de países como México, Brasil, Argentina y Colombia, donde hay 51 millones de líneas activas frente a una población de 47 millones de habitantes.

El crecimiento de la telefonía móvil tiene grandes beneficios para los países en desarrollo, pues mejora el acceso a muchos servicios, y se ha convertido en un modo de subsistencia. Según la vicepresidenta de Desarrollo Sostenible del BM, Rachel Kyte, las comunicaciones móviles ofrecen valiosas oportunidades para promover el desarrollo humano y económico, desde el acceso a información básica sobre salud hasta los pagos en efectivo.

Un análisis del profesor Kishore Mahbubani en la revista Finanzas y Desarrollo del Fondo Monetario Internacional (FMI) señala que la tecnología le está permitiendo a la gente cruzar fronteras de una manera nunca antes imaginada. "Hoy podemos llamar prácticamente a cualquier lugar del mundo a un costo ínfimo a través de servicios de internet como Skype. Ese nivel de teledensidad significa que la gente está interconectada a un nivel jamás visto".

Cuánto más va a crecer este sector, es todavía una incógnita. Los expertos creen que la revolución de la telefonía celular apenas está en la curva ascendente, ya que las compañías están produciendo aparatos cada vez más potentes y a menores costos.

El desafío es ahora para los gobiernos que tienen un instrumento valioso para mejorar las condiciones sociales de sus habitantes. Precisamente, el ministro de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones de Colombia, Diego Molano, afirma que el reto es masificar la telefonía móvil e internet y llegar con conexiones de banda ancha a todo el territorio nacional. "Nuestro objetivo es llegar a la base de la pirámide a través de aplicaciones útiles y prácticas relacionadas con la salud pública, la prevención de enfermedades, la telemedicina y la educación", sostiene. Otra meta es que las pequeñas empresas, los tenderos, los agricultores, usen cada vez más esta tecnología que solo tiene el 15 por ciento del sector.

Ahora bien, el FMI advierte que el hecho de que el mundo esté ahora mucho más interconectado también acarrea riesgos graves económicos como la transmisión instantánea de una crisis financiera. Pero también de otro tipo de riesgos como los asociados a los delitos cibernéticos. Ojalá que esta congestión de celulares en el planeta traiga más beneficios que problemas.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.