Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2009/11/21 00:00

Más vale tarde que nunca

En 2010 muchas obras públicas se empezarán a notar. Aunque hubo demora injustificada, las carreteras y los aeropuertos comenzarán a tener otra cara.

Más vale tarde que nunca

El país está en un proceso de transición en materia de infraestructura. En los próximos años se empezarán a ver nuevas obras que, aunque demoradas, comenzarán a cambiarle la cara al país. En 2010 se firmarán los contratos para la construcción de la famosa Ruta del Sol, que implicará inversiones por más de 2.500 millones de dólares. Actualmente hay cinco consorcios peleando por alguno de los tres tramos en que está dividida la obra de 1.000 kilómetros de largo. De otra parte, la vía Bogotá-Girardot estará lista a finales del próximo año, lo que deberá mejorar el tránsito hacia y desde el centro del país.
En este mismo sector, el país seguirá hablando en 2010 sobre el aeropuerto El Dorado de Bogotá. El consorcio Opaín empezará a construir la terminal internacional y muy seguramente se firmará el contrato definitivo para demoler la actual terminal de pasajeros y darle paso así a una nueva. El tema tuvo bloqueada la concesión por casi dos años.
Para la capital habrá también movimiento, pues se espera que en 2010 se definan por fin los diseños del metro.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.