Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/2/2009 12:00:00 AM

Materia gris por montones

Juan David Uribe, Vicepresidente de Argos

Aunque fue sacerdote y es licenciado en filosofía de la Universidad Javeriana y máster en literatura y cultura latinoamericana del Boston College, Juan David Uribe optó por el negocio del cemento. Al frente de la vicepresidencia de Argos, le ha tocado lidiar con la estrategia comercial de una industria que en los últimos años ha enfrentado polémicas. Mientras que la Superintendencia de Industria decidió sancionar a las principales cementeras del país por las excesivas variaciones de precio del cemento, el gobierno venezolano trató de expropiar los activos de Argos en ese país. A finales de marzo, un juez le ordenó al gobierno de Hugo Chávez negociar con la compañía el valor de esos activos, una buena noticia para la compañía y en especial para Uribe, quien ha estado ahí poniéndole el pecho a la brisa.

En este negocio, ¿para qué sirve la materia gris?

Para construir país.

¿Cuál es la mejor obra de su vida?

Dos rubias espectaculares (sus dos hijas).

En Venezuela, ¿Argos va de bulto?

No. Por el contrario vamos por el bulto.

En los negocios, ¿cuál es la mezcla ideal?

Prepararse bien, rodearse bien y mucha pasión.

¿Por qué el precio del cemento a veces sube mucho y otras veces baja mucho?

Porque el mercado es cambiante, a veces sube y a veces baja.

¿En las circunstancias actuales de la economía, cuál es el muro que hay que derrumbar primero?

El de la desconfianza.

¿Qué prefiere: palustre, carretilla o pala?

Al maestro de obra que con las tres construye el país.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1844

PORTADA

Francisco superstar

La esperada visita del papa a Colombia tiene tres dimensiones: una religiosa, una política y otra social. ¿Qué puede esperarse de la peregrinación del sumo pontífice?