Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/12/2017 10:15:00 PM

Fiesta en las bolsas de valores

¿Está el mercado accionario ante una nueva burbuja? Algunos economistas creen que Estados Unidos está muy cerca de ello, pero en Colombia la situación es diferente. La bolsa recupera el terreno perdido.

Durante los últimos meses, los mercados accionarios del mundo entero vienen en fuerte ascenso. Jornada tras jornada, los principales índices de Wall Street, la mayor plaza del planeta, registran máximos históricos y ganancias récord ante los altos niveles de liquidez global. El índice Dow Jones superó los 22.000 puntos y ha subido 22 por ciento desde la elección de Donald Trump en noviembre del año pasado. El Standard & Poor’s (S&P) se acerca a niveles de 2.500 ante los buenos resultados empresariales. Por su parte, el índice de las acciones tecnológicas Nasdaq ha aumentado cerca de un 20 por ciento solo en lo corrido del año.

Por supuesto, cuando se presenta este tipo de rachas y altos crecimientos comienzan las preguntas de siempre: cuánto más durará y si se trata de una nueva burbuja que pueda estallar en cualquier momento. En Estados Unidos, cada vez más analistas consideran que el mercado accionario está costoso y encienden alertas sobre una posible corrección a la baja.

Puede leer: Profesionales de Bolsa salen del mercado por el escándalo de Odebrecht

Hay quienes señalan puntualmente la presencia de una burbuja en el sector de tecnología y comparan el desempeño de las llamadas Faang (Facebook, Apple, Amazon, Netflix y Google/Alphabet) con las firmas que se hundieron en bolsa cuando exploraron las puntocom en 2000. En lo corrido del año, los papeles de estas empresas han subido en promedio un 30 por ciento, y Facebook y Netflix tienen la mayor valorización con incrementos del 47 y 45 por ciento, respectivamente. Con esto, la capitalización conjunta de estas compañías superó los 2,5 billones de dólares, más de 8 veces el PIB actual de Colombia.

Para el expresidente de la Reserva Federal Alan Greenspan, si bien aún no se puede hablar de burbujas, el mercado de bonos es la mayor amenaza para los precios de las acciones, pues según él cuando los bancos centrales comiencen a retirar la liquidez de la economía, las tasas de interés a largo plazo aumentarán bruscamente y producirán un derrumbe del precio de los bonos y de paso de las acciones. Hasta el multimillonario inversionista Warren Buffett admitió que si bien no hay una burbuja aún, el mercado accionario podría desplomarse un 20 por ciento.

En Europa los crecimientos son menores que en Estados Unidos, pero la fortaleza del euro hace que bolsas europeas como España e Italia tengan rendimientos bastante atractivos. Mientras tanto,  en América Latina mercados como Argentina, Chile, México y Brasil también exhiben crecimientos superiores a dos dígitos.

El MSCI World -un índice que sirve para medir el desempeño conjunto de los mercados accionarios a nivel global -ha subido un 12 por ciento en lo corrido del año, frente al 5 por ciento de todo 2016. Esto demuestra que las acciones están de fiesta y se encuentran creciendo al doble del ritmo de todo el año anterior.

Mientras cada vez más voces calificadas advierten de una posible burbuja en el exterior, la situación en Colombia es diferente a pesar de la buena racha que también ha tenido la bolsa este año.

Le sugerimos: ¿Qué le espera a la ETB?

En efecto, en medio de la desaceleración económica, el Colcap, principal índice accionario de la Bolsa de Valores de Colombia (BVC), ha aumentado un 9 por ciento en los primeros siete meses del año. Algo valioso considerando que el índice viene de crecer un 17,1 por ciento en todo 2016.

La mayoría de los analistas consultados considera que el mercado accionario local está en precios justos e incluso que hay oportunidades de valorización. La baja de las tasas de interés, la escasa inflación, la estabilidad del dólar y, sobre todo, las expectativas de una recuperación de la economía en el segundo semestre del año y en el próximo hace que las perspectivas sean positivas para las acciones.

Además, si bien el mercado ha crecido en los últimos dos años, no hay que olvidar que venía de tres en los que cayó fuertemente. Entre 2013 y 2015, el Colcap perdió alrededor del 40 por ciento. Es decir, a pesar del repunte de los últimos meses aún está lejos de sus niveles máximos históricos de 1.900 alcanzados en octubre de 2010.

En la actualidad, el Colcap se encuentra alrededor de 1.458 puntos lo cual le da espacio de valorización frente a sus máximos (algo opuesto a lo que sucede en Estados Unidos). “Las acciones son un mercado que trata de anticiparse a los hechos económicos”, explica Jairo Julián Agudelo, gerente de acciones de Bancolombia.

Según la Encuesta de Opinión Financiera de Fedesarrollo de julio, dos terceras partes de los analistas consideran que el índice Colcap se valorizará en los próximos tres meses y que acciones como Exito, Corficolombiana, Grupo Sura y Preferencial Aval son las más atractivas.   

Todos ganan

El repunte accionario de  hoy tiene características diferentes al del año pasado. Felipe Campos, gerente de Research de Alianza Valores, afirma que mientras el rebote de 2016 se centró en acciones de alto riesgo que habían sido muy castigadas en años anteriores, el de 2017 afecta acciones más conservadoras.

Las mayores valorizaciones durante el año anterior se presentaron en Ecopetrol y Canacol, muy ligadas al repunte del precio del petróleo. Este año han liderado el crecimiento Bancolombia, ISA y Celsia.

Bancolombia no solo pesa el 20 por ciento en el Colcap, sino que impulsa las acciones del Grupo Empresarial Antioqueño (GEA) y las de otros bancos. Hoy estas acciones representan en conjunto alrededor del 70 por ciento del mercado, lo cual demuestra que el índice colombiano es hoy más financiero (bancos y holdings) que petrolero. Las acciones de las compañías se este último sector alcanzaron a representar la mitad del índice de la BVC, pero hoy tan solo pesan alrededor del 8 por ciento.

Este año han caído las acciones de Avianca, Corficolombiana y Conconcreto, pero no por los resultados mismos de las compañías. En el caso de la aerolínea el fenómeno obedece al ruido generado por la pelea entre los dos grupos de accionistas principales, pero sus indicadores financieros son buenos.

También han jalonado el mercado accionario colombiano las compras hechas por los fondos privados de pensiones, que llevan casi dos años adquiriendo acciones. Precisamente de la fiesta bursátil se han beneficiado los afiliados, que han visto reflejadas las ganancias en sus extractos de la primera parte del año.

Según Asofondos, 2017 ha sido uno de los mejores años en términos de rentabilidad, ya que los rendimientos de los fondos de pensiones obligatorios a junio alcanzaron los 16,8 billones de pesos (lo mismo que rentaron todo el año pasado). Los llamados fondos de mayor riesgo -con un alto porcentaje en acciones- son los que más han rentado.

Es claro que el mercado accionario ha sido clave en el buen desempeño que han tenido los fondos de pensiones en el primer semestre. De los más de 200 billones de pesos de su portafolio a junio pasado, el 17 por ciento está en acciones locales y el 22 por ciento del exterior. Además, dado que alrededor de una tercera parte está en activos de fuera del país, también se han beneficiado de la devaluación del peso, lo cual muestra las ventajas de tener a largo plazo un portafolio bien diversificado y con algún componente de acciones.

En síntesis, el desánimo que muchos ven en la economía contrasta con lo que sucede en la bolsa, donde hay más optimismo. Ojalá la fiesta no se acabe muy pronto, porque todavía el mercado tiene mucho terreno por recuperar.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1844

PORTADA

Francisco superstar

La esperada visita del papa a Colombia tiene tres dimensiones: una religiosa, una política y otra social. ¿Qué puede esperarse de la peregrinación del sumo pontífice?