Martes, 2 de septiembre de 2014

MERCADO DE CALVOS

| 1985/11/18 00:00

MERCADO DE CALVOS

Suben en EE.UU. las acciones de Upjohn tras el descubrimiento de un tónico capilar.

Puede ser descrito como el medicamento que aliviará un mal que afecta a millones de hombres en todo el planeta. Sin embargo, es poco probable que, pese al beneficio masivo, sus creadores puedan aspirar a un reconocimiento del estilo del Nobel de medicina, aunque seguramente obtendrán un jugoso premio en el mundo de los negocios. Se trata de Regaine (nada que ver con quien habita la Casa Blanca), un tónico capilar en etapa de experimentación, desarrollado por los especialistas de los laboratorios Upjohn, y que ha dado resultados verdaderamente asombrosos en los tratamientos para eliminar la calvicie.
El medicamento, cuya salida al mercado se espera para finales de 1987 a más tardar, tiene la posibilidad de exterminar uno de los males sociales del siglo XX.
Curiosamente, el descubrimiento de la medicina fue producto más del azar que de la investigación. Todo comenzó a mediados de la década pasada, cuando los vendedores de Upjohn reportaron que el Minoxidil que se le recetaba a personas con problemas de hipertensión, producía crecimiento del cabello. En respuesta, la compañía inició un plan en el cual utilizaba el Minoxidil, mezclado con otros componentes, como droga experimental para el tratamiento de la calvicie.
Los resultados de las pruebas comenzadas en 1983 son verdaderamente llamativos. Un informe reciente del International Herald Tribune afirma que de 2.200 hombres que han ensayado la droga en 28 puntos diferentes de los Estados Unidos, una tercera parte ha experimentado "crecimiento satisfactorio del cabello. Otra tercera se benefició de algún crecimiento, o por lo menos suficiente para impedir más pérdida, mientras que el resto, normalmente hombres de más de 55 años, no han sido ayudados".
Los números anteriores han explicado que el crecimiento de las perspectivas de Upjohn como compañía haya sido muy superior al de un cabello tratado con Regaine. La acción de Upjohn en Wall Street se ha duplicado con respecto a su valor de hace un año y las perspectivas para el futuro son excelentes. Un cálculo conservador de una analista, sitúa las ventas de Ragaine al año, en sólo los Estados Unidos, en 550 millones de dólares (180 dólares al año por cada uno de los tres millones de usuarios "seguros", en un país donde hay 25 millones de calvos). Si eso sucede, Regaine podría aspirar a ser el medicamento más vendido, disputándole el liderazgo a Tagament y Zantac, dos remedios para la úlcera, con ventas cercanas a los 1.400 millones de dólares al año.
Hasta ahora, las pruebas hechas con el Minoxidil, tanto por Upjohn como en el mercado clandestino, indican que el medicamento no produce efectos colaterales cuando se aplica directamente sobre la superficie afectada. Por tal motivo, se espera que la FDA, agencia del gobierno norteamericano que debe aprobar la venta del Reagine al público, no ponga mayores trabas cuando Upjohn presente la solicitud de licencia el próximo diciembre. Los trámites normales demoran entre unos y dos años, y se confía en que, cuando el producto salga al mercado, Upjohn verá crecer sus ganancias, al tiempo que millones de hombres podrán ir a ver a su peluquero más frecuentemente que ahora.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×