Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/9/2011 12:00:00 AM

Ministros de finanzas de la UE justifican medidas de austeridad

Su reunión en las afueras de Budapest será seguida por numerosas protestas sindicales en la capital húngara contra un reciente acuerdo que combate los aumentos de salarios no competitivos y los sistemas de pensión insostenibles.

Los ministros de finanzas europeos dijeron el sábado que las penosas medidas de austeridad implementadas en sus países son un medio necesario para hacer frente a la onerosa crisis de la deuda.
 
Las reducciones de costos "son necesarias porque necesitamos crecer y crecer mejor, y reducir nuestro déficit para poder seguir pagando el estado de bienestar", dijo la ministra de finanzas española Elena Salgado.
 
En los últimos meses, el gobierno socialista español ha lanzado nuevas medidas de austeridad para hacer frente al enorme déficit presupuestario nacional. Aunque el desempleo sigue rondando el 20% —el mayor en la Unión Europea-, los cortes parecen haber tenido éxito, al menos por el momento, para restablecer cierta confianza en la economía española.
 
Rescates similares a Grecia e Irlanda el año pasado han suscitado la indignación de los votantes como también interrogantes sobre cómo la reducción de gastos afectará su capacidad de crecimiento.
 
El viernes, los ministros de finanzas de la UE accedieron a conceder ayuda financiera a Portugal una vez que ese gobierno, agobiado por las deudas, se comprometa a una reestructuración radical de su economía.
 
El país luso necesitará créditos de contingencia para evitar su bancarrota por unos 80.000 millones de euros (114.000 millones de dólares) como mínimo, dijeron funcionarios de la UE. Pero una tensa campaña electoral en el país complicaría alcanzar un acuerdo con los partidos opositores.

Un programa de ajuste con todas las de la ley debería estar listo para mediados de mayo, lo que permitiría al país, agobiado por la deuda, cumplir con los enormes pagos de bonos en junio, dijo el Comisionado de Asuntos Monetarios de la Unión Europea, Olli Rehn.

Rehn agregó que el programa tendría que ser acordado por los principales partidos políticos, para asegurar que se llevará a cabo después de las elecciones de principios de junio, que probablemente darán el poder a la oposición.

El comisionado dijo que el programa incluirá reformas estructurales, reducciones del gasto, un programa de estabilización para el sector financiero del país y un ambicioso programa de privatización.

El director del Fondo Monetario Internacional, Dominique Strauss-Kahn, dijo el viernes que el FMI había recibido una solicitud de asistencia financiera de las autoridades portuguesas, y que estaba dispuesto a moverse ágilmente y mantener "discusiones rápidas" con el gobierno.

Sin embargo, el ministro de Finanzas portugués, Fernando Teixeira dos Santos, frustró rápidamente las esperanzas de cooperación entre las fuerzas políticas de oposición al decir que el gobierno provisional no hablará directamente con la oposición y que cualquier negociación tendría que ser liderada en su lugar por las autoridades europeas y el FMI.

"Las negociaciones no son la responsabilidad del gobierno", dijo Teixeira dos Santos a periodistas tras reunirse con sus homólogos de la Unión Europea en Godolo, un pequeño pueblo a las afueras de Budapest.

Portugal se convirtió esta semana en el tercer país de la zona euro en solicitar ayuda internacional, después de los paquetes de rescate de miles de millones para Grecia e Irlanda de parte de la UE y el FMI el año pasado.
 
AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.