Sábado, 21 de enero de 2017

| 2009/12/23 00:00

Mucha azúcar y el efecto nocivo del bloqueo venezolano

En la revista de prensa especializada, mientras en el mundo cae la producción azucarera en Colombia creció, el cierre de la frontera ha ahondado la recesión colombiana y los pilotos franceses quieren destapar la verdad sobre el accidente del avión caído saliendo de Río de Janeiro.

Mucha azúcar y el efecto nocivo del bloqueo venezolano

Colombia parece ir en contravía de todo el mundo en materia de azúcar. Así abre este miércoles Dinero.com. Aún cuando la Organización Internacional del Azúcar (OIA) asegura en su último informe que la temporada azucarera ha culminado, en el país la producción aumentó un 30 por ciento en lo corrido de 2009.
 
La reducción en la cantidad producida de azúcar generó que los precios del bien se dispararan en Wall Street, pasando de 11,3 dólares a 22,8 dólares la libra en los últimos doce meses. Sin embargo, en Colombia se produjeron más de 2.5 millones de toneladas de azúcar, cifra que supera las dos toneladas que se alcanzaron a producir en el 2008. Para muchos analistas económicos, el convenio suscrito entre el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF) y el sector azucarero representa una mayor mano de obra y una gran estabilidad en el mercado del azúcar en Colombia.

Según una evaluación de la situación económica realizada por El Colombiano de Medellín, la sustitución de productos colombianos en Venezuela representó un duro golpe para la economía colombiana en el 2009. A pesar de que el año que culmina estuvo marcado por caídas en la industria y en el comercio del país, la Asociación Nacional de Industriales (Andi) coincide con varios analistas al señalar la delicada situación con Venezuela como el principal factor que produjo la actual recesión nacional. Desde que inició la guerra comercial declarada por Hugo Chávez a Colombia, más de 170.000 nacionales quedaron desempleados en los 2.219 kilómetros transfronterizos.

En el mundo

Con el objetivo de evitar el dumping, una nociva estrategia comercial que consiste en vender los productos a precios inferiores a los costos de producción, la Unión Europea decidió prolongar por 15 meses más los aranceles a todo el calzado que llega al viejo continente desde China y Vietnam, según dice este miércoles El País de Madrid.
 
Aún cuando ambos países venían realizando acercamientos con funcionarios de la Unión Europea para evitar los perjudiciales aranceles, hace pocas horas la Comisión Europea recomendó al Consejo de Ministros de la Unión Europea continuar con las imposiciones arancelarias. Al tomar la polémica decisión, la Unión hizo caso omiso al comité antidumping, acuerdo en el cual 15 Estados miembros habían votado en contra de la penalización del calzado en cuero proveniente tanto de China como de Vietnam.

Según Le Monde, los pilotos de Air France siguen inconformes ante el silencio que ha caracterizado la investigación del accidente que sufrió el Air Bus 447 que cubría la ruta Río de Janeiro- París. Hace pocas horas el Sindicato de Pilotos de Air France (SNPL) publicó una fuerte carta en la que se cuestiona la eficacia e incluso la trasparencia de la Oficina Nacional de Encuestas y Análisis (BEA por sus siglas en francés).

El Sindicato de Pilotos postula que en el informe más reciente entregado por la BEA existen varias lagunas que hacen imposible determinar las causas exactas del lamentable accidente donde fallecieron 228 personas. Alter, otro sindicato de la aerolínea, ha cuestionado la misteriosa actitud de los funcionarios de la BEA y amenazan, incluso, con llamar a un paro laboral para exigir una sola cosa: la verdad.

El motor de la economía

Para Michael Fitzgerald, polémico periodista de The Boston Globe,  el verdadero motor de la economía no es ni la educación ni el Comercio Internacional. Según Fitzgerald, la religión es el motor que impulsa el crecimiento económico en el planeta.
 
Dos profesores de la Universidad de Harvard descubrieron recientemente que la religión ejerce un rol fundamental en las economías globales, pues en los países en vías de desarrollo, lugares donde se profesa una religiosidad basada en el temor por la existencia del infierno, el comportamiento de los agentes económicos difiere de las acciones de los habitantes del primer mundo.
 
Sin embargo, los estudios sobre economía y religión no son nuevos: desde finales del siglo XIX el famoso sociólogo alemán Max Weber planteó el auge del capitalismo como una consecuencia directa del auge del protestantismo en la cuna del modelo económico que mnda en el mundo de hoy.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.