Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/7/2012 12:00:00 AM

"No existe un respaldo real del gobierno a Colciencias"

El director de Colciencias, Jaime Restrepo Cuartas, renunció porque ve 'incongruencias' entre las metas que acordó con el presidente Santos y los recursos que le entrega Minhacienda. Se frenarán programas claves, le dijo a SEMANA.

SEMANA: ¿Qué motivó su renuncia a la dirección de Colciencias?

JAIME RESTREPO CUARTAS: Que veo que hay unos elementos que son absolutamente indispensables en el proceso de restructuración de Colciencias y en el fortalecimiento institucional, que necesitan un respaldo muy decidido del Gobierno, y estoy encontrando incongruencias sobre ese respaldo que deben tener la ciencia y la tecnología en el país.
 
SEMANA: ¿En qué temas específicamente ve incongruencias?

J.R.C.: En el financiero, por ejemplo. A mí me parece muy grave que el presupuesto de Colciencias se esté valorando tan bajo cuando estamos en un crecimiento muy grande, y que este tema se convierta en un regateo con el Ministerio de Hacienda. Este año vamos a ejecutar 420.000 millones de pesos y yo propongo para el entrante –simplemente para cumplir las metas trazadas– 590.000 millones de pesos, y el Ministerio de Hacienda dice que nos darán 350.000 millones. Yo digo ¡cómo así! Estoy proponiendo un presupuesto con base en las metas que trazamos con el propio presidente Santos. El asunto es que el año entrante ni siquiera vamos a poder incorporar los recursos provenientes del convenio con el SENA que para el 2012 fueron 60.000 millones de pesos. Estos recursos del SENA los hemos utilizado para todas las convocatorias de innovación. El tema es que frente al presupuesto actual, el del 2013 se reducirá.
 
SEMANA: ¿Con el presupuesto que les asignaría el Ministerio de Hacienda tendrían que recortar programas?

J.R.C.: Si yo aceptara esa plata sería reconocer que no podremos cumplir ninguna de las metas trazadas con el Gobierno, porque en sólo programas doctorales el año entrante coparíamos el 62 por ciento del presupuesto (actualmente es el 50 por ciento). Y eso teniendo en cuenta sólo los profesionales que estamos enviando este año, sin aumentar la meta. Eso es insostenible porque Colciencias no puede dedicarse sólo a financiar proyectos de formación doctoral. Hay otros programas como Ondas (para el fomento de la cultura ciudadana de ciencia, tecnología e innovación en las poblaciones infantil y juvenil), o el de jóvenes investigadores. Mire lo grave de este último programa. El año pasado, por primera vez en la historia de Colciencias, tuvimos 1.000 jóvenes investigadores. Este año los recursos sólo alcanzaron para 200 jóvenes y se presentaron 2.500 a la convocatoria. O sea que este año ya es un fracaso la política de jóvenes investigadores. Acá se presentan más de 5.000 proyectos de investigación al año y estamos financiando el 5 por ciento. Alrededor de 1.500 de estos proyectos se pueden financiar porque son de buena calidad,  pero no alcanzamos.
 
SEMANA: ¿Y los recursos del Fondo Nacional de Regalías para financiar proyectos en ciencia, tecnología e innovación?

J.R.C.: Pero es que los recursos de regalías está claramente definido en la Reforma Constitucional y en la Ley 1530 de 2012 que son para hacer investigación aplicada que sirva al desarrollo productivo y social de la región, pero no entran al presupuesto de Colciencias, es decir, en ningún caso son para los programas de la entidad. Esos recursos, que para este año son 869.000 millones de pesos, serán manejados por el Ministerio de Hacienda, que los tiene en una subcuenta por cada departamento y cuando venga un proyecto de la región que reúna los requisitos, será evaluado por el Órgano Colegiado de Administración y Decisión (OCAD), cuya secretaría técnica la ejerce Colciencias. El Ministerio de Hacienda giraría los recursos correspondientes a la entidad que defina ese órgano que administrará el proyecto, pero no es necesariamente Conciencias.
 
SEMANA: Es decir que no obstante los mayores recursos de regalías, ¿usted cree que se está debilitando a Colciencias?

J.R.C.: Yo creo que es fundamental para el país la decisión que tomó el presidente Santos de asignar el 10 por ciento de recursos del sistema general de regalías para ciencia, tecnología e innovación, pero no se puede hacer a costa de no fortalecer la institucionalidad de la ciencia. Así como hay un fortalecimiento de las capacidades regionales de tecnología, debe haber un crecimiento de la institucionalidad y de una entidad como Colciencias, que, por un lado diseña la política, pero también está a cargo de una cantidad de programas que desaparecerían si no hay recursos. Si no se tiene en cuenta el incremento de los recursos de Colciencias, a una cifra cercana a los 590.000 millones de pesos, que fue lo que pedimos, tendríamos que reducir la política de formación capital humano.
 
SEMANA: Usted ha dicho que el primer golpe lo recibirá el programa de formación doctoral. ¿Qué tan grave es?

J.R.C.: Me parece gravísimo porque una de las deficiencias grandes que tiene el país es la formación de capital humano. Por eso nosotros nos pusimos una meta muy ambiciosa que la trazamos con el presidente Santos. Él fue quien me dijo que debería tener metas ambiciosas. Y por eso en lugar de 500 estudiantes que enviamos al programa de doctorado,  pasamos a 1.000 y la idea era que para el 2014 fueran más de 1.000. Yo entendía que esa meta estaba aprobada. Pero no veo una concordancia entre las metas fijadas con el presidente Santos y los recursos que asigna el Ministerio de Hacienda. Francamente, no veo que una institución como Colciencias, que está en el primer nivel del Estado, tenga que discutir como si yo estuviera comerciando un tema. Debería haber la suficiente conciencia de parte de los diferentes ministerios para que esto se atienda de manera integral. Mire otra cosa, este año no hemos podido apoyar las ciencias básicas en Colombia, lo que me parece gravísimo. Todo país que quiera hacer un desarrollo en ciencia y tecnología tiene que tener unas sólidas ciencias básicas. Y hemos tenido que descuidarlo porque no damos abasto. No me parece que exista un respaldo real.
 
SEMANA: Esta es una de las locomotoras del crecimiento. ¿No se le está dando el impulso necesario?

J.R.C.: Lo que pasa es que ahí hay una incomprensión por parte del Estado. El tema de la innovación no puede ser una moda, porque resulta que Colciencias lleva 16 años haciendo innovación en el país para el sector productivo, es la entidad que conoce el tema. Y sin embargo, el tema de innovación no se le entregó a Colciencias. Primero se le dejó a una alta consejería en presidencia y luego se le trasladó a Planeación. Ahora se le está dando un papel importante al Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, con Bancoldex. Me parece que ese tema hay que comprenderlo mejor. No se trata sólo de una moda de la innovación, es un tema que tiene profundas raíces en el conocimiento y en la aplicación en la solución de problemas específicos. De tal manera que yo pienso que Colciencias debería jugar un papel más protagonista ahí, no uno secundario.
 
SEMANA: ¿Eso significa que le han quitado funciones a Colciencias?

J.R.C.: La Ley 1286 de 2009 dice que Colciencias es quien diseña las políticas en ciencias, tecnología e innovación. Hoy día Planeación está asumiendo esta responsabilidad de diseñar la policía y la innovación, y eso va contra la ley. Van a tener que proponer una reforma a la ley para quitarle esa tarea a Colciencias, porque mientras esta entidad siga siendo el organismo rector de ciencia, tecnología e innovación, el mismo Gobierno está obligado a respetar la normatividad existente. Yo veo que no hay claridad y aunque hemos discutido mucho esto, hay como oídos sordos a esa discusión.
SEMANA: ¿Qué pasó con la restructuración de Colciencias?
J.R.C.: Venimos trabajando esta lista hace un año. El decreto que saldría para la restructuración está listo en Presidencia. Aumenta a 269 los cargos de Colciencias porque la entidad no puede asumir los retos que tiene con la actual planta de 123 personas.
 
SEMANA: ¿Qué metas concretas se han logrado en los dos últimos años?

J.R.C.: Logramos con Alemania mantener el programa jóvenes ingenieros e incrementarlo anualmente. Tenemos jóvenes ingenieros, recién egresados, rotando un año por empresas en Alemania. Tenemos ese mismo convenio con Francia, pero por dos años. Los jóvenes reciben doble titulación y maestría y rotan por una empresa francesa. Programas similares tenemos con Brasil, Suiza y Estados Unidos. También hemos logrado avances conceptuales muy importantes: que el investigador cuando hace algo se pregunte esto para qué sirve. El conocimiento no puede ser sólo para hacer publicaciones, sino para patentes, marcas, registros. Que el resultado se refleje en las soluciones a los problemas que tiene el país. Propuse crear redes en lugar de una dispersión de grupos investigación. Hoy día tenemos 5.554 grupos de investigación en el país y 150 centros de desarrollo tecnológico. Eso no puede seguir así. Tenemos que juntar grupos. Que los centros tecnológicos trabajen mancomunadamente. Hemos creado 19 nuevas redes en conocimiento. Hemos avanzado en las relaciones entre empresa, sociedad y universidad. La comunidad científica está respondiendo al cambio cultural. Estamos trabajando con los ministerios algo que no se hacía. Se ha fortalecido la relación con el sector productivo, a través de la vinculación de doctores en las empresas, el 99 por ciento de los doctores están en las universidades. Eso distorsiona el modelo de investigación. Ahora tenemos un programa en el que vinculamos 25 doctores a un número igual de empresas colombianas.  Es un nuevo modelo. Vamos a ver cómo nos funciona.
 
SEMANA: Algunos han criticado que los procesos de convocatoria son complejos y hay fallas en Internet.

J.R.C.: Hay que reconocer que tenemos un problema muy grande de sistemas. Cuando llegamos ya había un contrato para el software que tuvo muchos problemas y fracasó. Ahora estamos haciendo contratación con recursos de la banca internacional para hacer el desarrollo de sistemas. Nos hemos pasado haciendo remedios sobre las aplicaciones y esos remiendos fallan. Reconozco que no hemos podido resolver ese problema, pero estamos trabajando en ello. Ahora frente a los procesos hay que decir que cada vez se presentan más candidatos a doctorado y llegan más proyectos, lo cual quiere decir que pueden ser complicados pero han ido aprendiendo a manejar las convocatorias de Colciencias. Nosotros aceptamos la crítica en la dimensión que tiene.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.